¿Los gatos pueden comer hierba gatera?

¿Eres un nuevo padre/madre de un  gato? Si es así, entonces probablemente te estés preguntando sobre la hierba gatera. Está disponible en la mayoría de las tiendas de mascotas y los veterinarios lo recomiendan para ayudar a aliviar la ansiedad e incluso el dolor.

Pero, ¿qué es la hierba gatera? ¿Tu gato la necesita? Y lo que es más importante, ¿es seguro que los gatos coman?

En este artículo responderemos a estas y otras preguntas.

¿Qué es la hierba gatera?

La hierba gatera es una hierba que pertenece a la familia de la menta. El nombre más común para la hierba es Nepeta Cataria, y se dice que la palabra “catnip” se origina en la respuesta que muestran los gatos al oler o ingerir la planta. La planta de hierba gatera crece rápidamente en América del Norte y crece naturalmente en los Estados Unidos.

La hierba gatera produce un aceite llamado nepetalactona al que reaccionan los gatos. Los gatos tienen un órgano con un olor diferente llamado glándula vomeronasal en el techo de la boca, que es responsable de su reacción inusual al aceite.

La nepetalactona produce una respuesta neuroquímica en el cerebro de un gato. Puede causar diferentes reacciones en los gatos, pero solo alrededor del 50-70% de los gatos reaccionan. Alrededor del 30 al 50 % de los gatos no responden a la hierba gatera, y esto se debe a factores genéticos. Los gatitos tampoco responden a la hierba gatera hasta alrededor de los 3 a 6 meses de edad.

¿Los gatos pueden comer hierba gatera?

Sí, los gatos pueden comer hierba gatera. Es completamente seguro que los gatos coman hierba gatera, y la sobredosis tampoco es un problema. Si los gatos comen mucha hierba gatera, la reacción típica es un leve dolor de estómago, diarrea o vómitos. El Catnip tampoco es adictivo, por lo que no hay necesidad de preocuparse de que los gatos coman demasiado.

La hierba gatera no dañará a tu gato y no es tóxica en absoluto.

Beneficios para la salud de la hierba gatera

No hay beneficios nutricionales por comer hierba gatera. Esto significa que la hierba gatera es simplemente un medio para inducir efectos psicológicos específicos en los gatos.

Para la mayoría de los gatos, la hierba gatera ofrece un efecto calmante. Su gato puede sentirse tranquilo, suave y silencioso. Otros se volverán más juguetones y otros gatos se volverán más agresivos. Los gatos reaccionan de manera diferente a la ingestión de hierba gatera, pero en su mayor parte, la hierba gatera es calmante y, a menudo, se recomienda para aliviar los síntomas de la ansiedad por separación.

En algunos casos, la hierba gatera se puede usar para reducir el estrés y el dolor en los gatos que pueden estar sufriendo de artritis o enfermedades.

Además, también se sabe que la hierba gatera imita los efectos de las feromonas y puede provocar un comportamiento que se asemeja al de una gata en celo.

¿Cuánto tiempo funciona el Catnip?

Los efectos de la hierba gatera se sentirán dentro de los 10 a 15 minutos posteriores a la ingestión. Algunos de los comportamientos más comunes incluyen masticar, oler, lamer, frotar el cuerpo, darse la vuelta, estirarse, babear, saltar o sacudir la cabeza.

Después de unos 10 a 30 minutos, es probable que los efectos desaparezcan y tu gato no podrá reaccionar a la hierba en 2 horas si la ingiere nuevamente.

Cómo darle hierba gatera a tu gato

Hay tres formas de hierba gatera que los gatos pueden ingerir: líquida, seca y fresca.

La hierba gatera seca

Es la más fácil de darle a tu gato porque es la más asequible. La hierba gatera seca está disponible en la mayoría de las tiendas de mascotas y tiendas de hierbas. Puedes darle hierba gatera seca a tu gato con las manos o espolvorearla sobre la comida o los juguetes para que tu gato lama o mastique.

Sin embargo, la desventaja de la hierba gatera seca es que es mejor usarla dentro de los dos meses. Al igual que cualquier otra hierba seca, deben consumirse tan pronto como las compres, ya que es posible que ya no sean tan efectivas una vez que finalice el período de 2 meses.

La hierba gatera líquida

Se puede rociar en la boca de tu gato o en los juguetes de tu gato. También puedes animarlo a jugar con juguetes nuevos, un rascador o un plato de comida nuevo.

La hierba gatera fresca

La mejor manera de alimentar a los gatos con hierba gatera es hierba gatera fresca. Puedes comprar hierba gatera fresca en tiendas de mascotas o supermercados, o también puedes cultivar hierba gatera en casa. La hierba gatera se puede cultivar en interiores y es fácil de cuidar. Sin embargo, ayudaría si lo colocas en un lugar donde tu gato no tenga acceso a él. De lo contrario, puedes destruir la planta comiendo constantemente las hojas y las flores o dejando caer la planta, ya que se sabe que a los gatos les encanta la hierba gatera.

Conclusión

La hierba gatera es una hierba excelente para darle a tu gato. Los ayuda a relajarse, los lleva a un estado de ánimo tranquilo y pacífico e incluso puede aliviar la ansiedad y el dolor de la separación.

Si bien los gatos generalmente responden positivamente a la hierba gatera, existen excepciones a la regla. Algunos gatos reaccionan violentamente, mientras que otros no reaccionan en absoluto. Si tu gato se ha vuelto agresivo después de comer hierba gatera, es seguro decir que no debes darle hierba a tu gato.

Si tu gato es hiperactivo o sufre de dolor físico, darle hierba gatera puede ayudarlo a relajarse y reducir sus niveles de estrés.

Si planeas adoptar un gato o ya tienes uno y no tienes hierba gatera en casa, podría ser el momento de abastecerte de hierba o incluso de cultivar tu propia planta.

 
Continuar leyendo¿Los gatos pueden comer hierba gatera?

10 alimentos humanos que pueden comer los gatos

Es tentador darle a tu gato lo que sea que esté en su plato, especialmente si tu gato te frota las piernas y te mira con los ojos húmedos. Pero no importa cuánto quieras ceder, la moderación es esencial cuando alimentas a tu gato con comida para humanos. Después de todo, ciertos alimentos que son seguros para los humanos son tóxicos para los gatos, y siempre es mejor prevenir que lamentar.

Pero, si realmente no puedes resistir la tentación de alimentar a tu gato con lo que hay en la mesa, la buena noticia es que hay muchos alimentos para humanos que son seguros para que los gatos coman. Lo más importante es saber qué pueden comer los gatos y qué alimentos evitar.

En este artículo, enumeraremos algunos de los alimentos humanos más comunes que son seguros para alimentar a tu gato.

¿Qué comida humana pueden comer los gatos?

Antes de comenzar a hacer nuestra lista de alimentos seguros para los gatos, analicemos primero las necesidades nutricionales de los felinos.

Los gatos son carnívoros obligados y obtienen sus necesidades nutricionales de productos animales. Entonces, cualquier cosa fuera de eso se considera un placer o calorías vacías para ellos. Cuando alimentes a los gatos con comida o golosinas para humanos, siempre considera esto como un refrigerio especial y nunca reemplaces su dieta.

Según el Servicio de Nutrición Clínica de Pequeños Animales de la Universidad de Missouri en Columbia, Missouri, la mejor dieta para gatos es una dieta comercial, completa y equilibrada creada por un nutricionista veterinario certificado por la junta. En otras palabras, la mejor dieta para gatos es la comida comercial para mascotas.

Considerar: La mejor comida seca para gatos

Lista de alimentos humanos que son seguros para que los gatos coman

Estos son los alimentos humanos que son seguros para que los gatos coman:

1. Manzana

Las manzanas son un excelente refrigerio para los gatos, ya que la fruta es una buena fuente de vitamina C y alta en fibra. Asegúrate de quitar la corteza, el tallo, las semillas y las hojas, ya que contienen cianuro, que es tóxico para los gatos.

Relacionada: ¿Los gatos pueden comer manzanas?

2. Plátano

Los plátanos son otro gran refrigerio de frutas para gatos debido a su contenido de potasio. Asegúrese de quitar el caparazón, ya que esto puede ser un peligro de asfixia.

Relacionada: ¿Los gatos pueden comer plátanos?

3. Bayas

Los arándanos y las fresas también son excelentes opciones de golosinas para gatos, ya que contienen muchos antioxidantes. Lavarlos bien y quitarles los tallos antes de servir.

Relacionada: ¿Los gatos pueden comer arándanos?

4. Pan

El pan simple sin aderezos u otros ingredientes es seguro para que los gatos lo coman. Asegúrate de que sea pan horneado, ya que la masa de pan puede provocar problemas de salud al causar hinchazón, puesto que la masa puede expandirse dentro del estómago del gato. La levadura cruda también puede formar alcohol de etanol, que puede ser fatal en los gatos.

Relacionada: ¿Los gatos pueden comer pan?

5. Queso

Muchos gatos son intolerantes a la lactosa, así que asegúrate de que tu gato pueda tolerar bien el queso antes de servirlo. El queso es rico en calcio y proteínas y es un refrigerio fácil para los gatos. Los tipos ideales de queso son los quesos duros como el gouda, el cheddar y el suizo.

Relacionada: ¿Los gatos pueden comer queso?

6. Huevos Cocidos

Los huevos duros son una gran fuente de proteínas y vitamina B. Asegúrate de que estén bien cocidos, ya que los huevos crudos pueden contener bacterias como E.coli y Salmonella, que pueden causar problemas gastrointestinales.

Relacionada: ¿Los gatos pueden comer huevos?

7. Pescado

Los pescados como el salmón, el atún y la caballa son excelentes alimentos para gatos e incluso pueden reemplazar los alimentos comerciales para gatos.

El salmón, por ejemplo, es una buena fuente de proteínas y ácidos grasos omega-3. El atún y la caballa también son magníficos para las articulaciones de los gatos.

Relacionada: ¿Pueden los gatos comer salmón crudo, Sushi, cocido o enlatado?

8. Aceite de pescado

Si bien los gatos no necesariamente necesitan suplementos, el aceite de pescado puede ser una excepción. El aceite de pescado es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3 y ayuda a prevenir la sequedad de la piel y mantiene el pelaje de tu gato saludable durante todo el año.

9. Avena

La avena a menudo se incluye en muchos alimentos comerciales para gatos y es una gran fuente de hierro, fibra y proteínas.

10. Aves

Las aves de corral, como el pollo y el pavo cocidos, pueden ser excelentes sustitutos de las comidas para gatos, al igual que el pescado. Las aves de corral son una fuente insuperable de proteínas magras, siempre y cuando se quite la piel y se cocinen bien.

Otros alimentos humanos seguros para que los gatos coman son los guisantes, el melón, la sandía, la espinaca y la calabaza.

Relacionadas: 

¿Los gatos pueden comer sandía?

¿Los gatos pueden comer verduras?

¿Los gatos pueden comer calabaza?

Alimentos humanos que los gatos deben evitar en todo momento

Los dueños de gatos también deben conocer los alimentos humanos más tóxicos para los gatos, de modo que puedas evitar dárselos a tu amigo felino. Aquí hay 5 de los alimentos humanos más dañinos para gatos:

1. Cebolla y Ajo

Estos pueden dañar los glóbulos rojos y provocar anemia en los gatos. Los síntomas pueden incluir letargo, reducción del apetito y debilidad.

2. Chocolate

Los chocolates contienen metilxantinas, que son tóxicas para los gatos. Puede causar fiebre, dolor de estómago y convulsiones.

Relacionada: ¿Pueden los gatos comer chocolate?

3. Carne y huevos crudos

La carne y los huevos crudos pueden contener E.coli y Salmonella, que pueden causar vómitos, diarrea y deshidratación, que pueden ser fatales en los gatos.

Relacionada: ¿Hace a los gatos enloquecer si comen carne cruda?

4. Masa cruda

La masa cruda puede expandirse en el estómago de un gato y provocar problemas estomacales como hinchazón, diarrea y exceso de gases. La levadura también puede conducir a la producción de alcohol etanol, que puede causar convulsiones, coma y muerte en los gatos.

5. Uvas y Pasas

Las uvas y las pasas pueden causar problemas renales en los gatos y los síntomas pueden comenzar tan pronto como 12 horas después de la ingestión. También se ha informado insuficiencia renal en algunos casos.

Relacionada: ¿Pueden los gatos comer uvas? ¿Son venenosas?

Cosas a tener en cuenta

Si bien los alimentos enumerados aquí son generalmente seguros para los gatos, puede haber algunas excepciones. Aquí hay algunas cosas a tener en cuenta:

  • Los alimentos enumerados son generalmente seguros para gatos sanos. Si tu gatito tiene un problema de salud, puede ser seguro consultar a un veterinario antes de introducir alimentos humanos en su dieta.
  • No todos los gatos responderán igual a ciertos alimentos para humanos. Algunos gatos pueden tener alergia a la mantequilla de maní, mientras que otros reaccionarán negativamente a las bayas.
  • Cuando le presentes nuevos alimentos a tu gato, asegúrate de darle las nuevas golosinas de una en una. De esa manera, si tu gato tiene una reacción adversa, puedes identificar rápidamente qué causó los síntomas. Los signos a tener en cuenta incluyen vómitos, diarrea, cambios de comportamiento y dificultad para respirar en tu gato.
  • Además del pescado y las aves, los alimentos seguros para gatos solo se deben dar como golosinas o refrigerios. Nunca deben administrarse diariamente y no deben utilizarse como reemplazo de comida. Las golosinas y los refrigerios no deben representar más del 10 % de la dieta diaria de un gato.

Conclusión

Queremos que nuestros gatos sean felices y saludables, y una de las formas más sencillas de hacerlo es darles comida saludable y deliciosa.

Siempre es tentador compartir nuestra comida con nuestros gatos, pero es esencial saber qué alimentos humanos son seguros e inseguros para que los gatos coman.

Al introducir alimentos nuevos a nuestros gatitos, lo mejor es introducir un alimento nuevo a la vez. De esa manera, puedes identificar rápidamente la causa de las reacciones adversas de tu gato.

Siempre alimenta a tu gato con comida para humanos en porciones pequeñas. Con la excepción del pescado y las aves, aliméntalo solo con comida para humanos como premio y nunca reemplaces su dieta comercial de comida para gatos.

 
Continuar leyendo10 alimentos humanos que pueden comer los gatos

¿Los gatos pueden comer arándanos?

¿Los gatos pueden comer arándanos? ¡Sí, pueden!

Si te preguntas si es seguro alimentar a tu gato con una o dos frutas, entonces la respuesta es sí, los gatos pueden comer arándanos, pero en pequeñas cantidades.

Los gatos pueden ser quisquillosos con la comida y ciertos alimentos también pueden ser tóxicos para ellos, lo que significa que debes tener cuidado al alimentar a tus gatos con comida para humanos.

En esta guía, descubrirás si los arándanos son malos para tus gatos y con cuántos puedes alimentarlos diariamente.

¿Los gatos pueden comer arándanos?

Los gatos son carnívoros obligados y satisfacen sus necesidades nutricionales comiendo productos de origen animal. Sin embargo, algunas frutas, particularmente los arándanos, son seguras para que los gatos las coman.

Los arándanos se consideran superfrutas porque están repletos de nutrientes. Contienen potasio, vitamina C y muchos antioxidantes. Es una fruta altamente nutritiva para los humanos; sin embargo, los gatos digieren y procesan los arándanos de manera diferente.

Dado que sus sistemas digestivos están naturalmente diseñados para procesar solo carne, no obtienen los mismos beneficios nutricionales de los arándanos. En el mejor de los casos, los gatos pueden beneficiarse del contenido de antioxidantes, fibra y agua de los arándanos, pero no de su rico contenido de vitaminas y minerales.

¿Los arándanos son seguros para que los gatos los coman?

Los arándanos son completamente seguros para que los gatos los coman. Entonces, si tu gato se tragó accidentalmente una o dos frutas enteras, no debes preocuparte.

Algunos alimentos para gatos incluso contienen polvo de arándanos debido a su alto contenido de fibra y agua, lo que es útil para los gatos, especialmente para aquellos que pueden estar sufriendo de estreñimiento.

Relacionados: 8 comidas humanas que no debes dar a tu gato

¿A mi gato le gustarán los arándanos?

Como los gatos son carnívoros, no tienen receptores gustativos para los sabores dulces, lo que significa que no les gustan los arándanos por su sabor dulce, sino por su textura.

Los gatos son neofílicos, lo que significa que les encanta experimentar con nuevos sabores y texturas. Si es la primera vez que tu gato mordisquea algunos arándanos, lo más probable es que coma algunos pedazos con gusto porque es naturalmente curioso.

Dado que los arándanos son jugosos y húmedos, es posible que tu gato mastique más de unas pocas piezas. Sin embargo, si a tu gato no le gustan, tampoco debes preocuparte, ya que los gatos tienen diferentes gustos y preferencias.

¿Cuántos arándanos le puedo dar de comer a mi gato?

Los gatos deben satisfacer sus necesidades nutricionales de la carne, lo que significa que los arándanos no deben usarse como sustitutos de las comidas. Darle a tu gato 2 o 3 arándanos al día es suficiente, pero nada más.

Las frutas tienen un alto contenido de azúcar y los gatos son propensos a la diabetes felina. Por lo tanto, debe ser esencial controlar el consumo de arándanos de tu gato, ya que los niveles altos de azúcar en la sangre prolongados y a largo plazo pueden causar varios problemas de salud. Estos son algunos síntomas de la diabetes felina a los que hay que prestar atención:

  • Sed excesiva
  • Falta de apetito
  • Micción frecuente
  • Vómito
  • Letargo
  • Niveles de energía reducidos

Los arándanos también pueden causar problemas digestivos en tus gatos. Si tu gato vomita de repente, defeca más de lo normal, sufre de dolor de estómago frecuente o gases, es posible que devas eliminar la fruta de la dieta y observar. Si los síntomas persisten por más de 24 horas, lleva a tu gato al veterinario.

Así es como puedes introducir arándanos a tu gato

Si deseas alimentar a tu gato con arándanos de vez en cuando, así es como puede introducir la fruta en su dieta:

  1. Lava los arándanos para eliminar la suciedad y los residuos de pesticidas.
  2. Corta los arándanos por la mitad para revelar la textura y la humedad.
  3. Tritura los arándanos para crear una pasta.
  4. Colócalo encima de la comida húmeda o seca de tu gato.

También puedes darle a tu gato uno o dos arándanos enteros como premio.

Si bien puede ser tentador alimentar a tu gato con arándanos cada vez que tu gatito lo pida, debes recordar que las frutas y los alimentos sin carne generalmente no deben ser parte de la dieta de tu gato. Según el Servicio de Nutrición Clínica de Pequeños Animales de la Universidad de Missouri, la forma más sencilla y conveniente de satisfacer las necesidades nutricionales de tu gato es proporcionarle una dieta comercial completa y equilibrada.

Los gatos no necesitan comer frutas o verduras, pero si quieres darles arándanos como premio, entonces es completamente seguro.

Conclusión

¿Los gatos pueden comer arándanos? Sí, es completamente seguro que los gatos coman arándanos. Pueden beneficiarse del alto contenido de antioxidantes de la fruta, así como de su alto contenido en fibra y agua.

Sin embargo, cabe señalar que los gatos son carnívoros obligados y no necesitan frutas y verduras en su dieta. Los gatos obtienen sus necesidades nutricionales de los productos de origen animal, por lo que los arándanos solo deben dárseles ocasionalmente y no más de 2 o 3 frutas enteras al día.

Y si tu gato no come ninguno, también está bien.

 
Continuar leyendo¿Los gatos pueden comer arándanos?

¿Los gatos pueden comer manzanas?

Las manzanas son populares a fines del verano y principios del otoño, y durante estas épocas del año, es común ver la fruta en todas partes.

Si ves a tu gatito tratando de morderla o si quieres regalarle una manzana a tu amigo felino, piénsalo dos veces. Ciertos alimentos son tóxicos para los gatos, y si nunca antes le has dado una manzana a tu gato, es posible que te preguntes si la fruta es mala para tu gato o no.

Entonces, ¿los gatos pueden comer manzanas? Sí, pueden, pero hay advertencias. Si quieres saber si los gatos pueden comer manzanas, esta guía te dará una breve explicación de por qué pueden y por qué no, en algunos casos.

¿Los gatos pueden comer manzanas?

Sí, los gatos pueden comer manzanas. La fruta no es tóxica cuando la ingieren los gatos, y no hay necesidad de preocuparse si tu mascota mordió o comió accidentalmente algunas rodajas de manzana. Sin embargo, cabe señalar que los gatos son carnívoros obligados y obtienen sus necesidades nutricionales de productos animales como la carne.

Los gatos no necesitan frutas o verduras en su dieta, por lo que cuando les das manzanas, es más un placer que una adición a una dieta equilibrada.

De acuerdo con la Ciencia de la Nutrición Clínica de Pequeños Animales de la Universidad de Missouri, la manera más simple y conveniente de darle a tu gatito una dieta balanceada y saludable es proporcionar comida comercial para gatos aprobada por un nutricionista veterinario certificado.

Y mientras que las manzanas tienen muchos beneficios para la salud de los humanos, como proporcionar vitaminas C, A, E, complejo B, manganeso, cobre y polifenoles, los gatos no experimentan exactamente los mismos beneficios.

Los gatos procesan las manzanas y las frutas de manera diferente a los humanos, y una manzana al día puede mantener al médico alejado de los humanos; no es el caso de los gatos.

En el mejor de los casos, los gatos pueden beneficiarse del alto contenido de agua y fibra de las manzanas, lo que las convierte en un complemento ideal para la dieta de un gato estreñido.

¿Mi gato se comería una manzana?

La mayoría de los gatos probarían algo nuevo simplemente porque son curiosos por naturaleza. Si les gustan las manzanas y otras frutas, no es porque las encuentren sabrosas o dulces. La verdad es que los gatos no tienen receptores dulces, lo que significa que todas las frutas les sabrán igual.

Puede que les gusten las manzanas por su humedad y textura, o que tengan curiosidad.

¿Las manzanas son seguras para que los gatos las coman?

Las manzanas son seguras para los gatos, así que si quieres darle una rebanada a tu gatito, no tienes que preocuparte por los efectos nocivos.

Solo asegúrate de quitar los tallos, las hojas y las semillas de la fruta, ya que contienen cianuro, que puede ser peligroso para los gatos.

En los humanos, la cantidad de cianuro en las manzanas no es suficiente para causar toxicidad, pero dado que los gatos son criaturas pequeñas, el cianuro presente en las semillas, hojas y tallos de las manzanas puede causar suficiente daño.

Además, no se deben dar manzanas a los gatos que padecen obesidad y diabetes. Esto se debe a que las frutas tienen azúcares naturales, que elevan los niveles de azúcar en la sangre de un gato.

Los gatos con SII (Síndrome del Intestino Irritable) y problemas gastrointestinales también deben evitar comer manzanas. El sistema digestivo de un gato no procesa frutas y verduras tan eficientemente como lo hace con la carne.

No todos los gatos también responden de la misma manera al comer manzanas, y algunos pueden disfrutarlo mientras que otros no, y algunos pueden incluso tener una reacción alérgica o adversa al comer manzanas.

Si le has dado a tu gato una trocito de manzana y muestra algunos síntomas de preocupación, llama a tu veterinario o llévalo a la sala de emergencias.

Aquí hay algunos signos a tener en cuenta:

  • Vómito
  • Diarrea
  • Respiración dificultosa
  • Letargo
  • Pérdida de apetito
  • Exceso de gas

¿Cuántas manzanas le puedo dar a mi gato?

Si has decidido darle manzanas como premio, entonces debes saber cuántas manzanas puede darle a tu gato.

La dieta de un gato debe consistir en proteínas, pero si quieres darle una o dos golosinas a tu gatito, no debes incluir más del 10 % de su ingesta diaria de calorías.

Las manzanas y otras frutas no se deben dar como reemplazo de la comida comercial para gatos, ya que los gatos necesitan proteínas para satisfacer sus necesidades nutricionales diarias.

Puedes darle a tu gato una o dos rebanadas una o dos veces por semana. También puedes quitar la cáscara, ya que puede ser difícil de masticar y digerir.

En términos de puré de manzana, pastel de manzana y otros alimentos hechos con manzanas cocidas, siempre es seguro evitar estas opciones de alimentos con manzana, puesto que contienen otros ingredientes que podrían ser malos para tu gato. La tarta de manzana, por ejemplo, contiene azúcares añadidos, canela, mantequilla o jugo de limón, y algunos de estos pueden ser malos para los gatos.

Conclusión

¿Los gatos pueden comer manzanas? La respuesta es sí; los gatos pueden comer manzanas. Sin embargo, no debe administrarse a gatos que tengan diabetes, sean obesos o padezcan problemas gastrointestinales. El tallo, las hojas y las semillas de las manzanas también deben eliminarse, ya que contienen pequeñas cantidades de cianuro que pueden ser tóxicos para los gatos.

Una rodaja de manzana una o dos veces por semana es un regalo seguro para tu gatito, pero nunca debes dársela como reemplazo de una comida. Si tu gato muestra signos de reacciones adversas después de comer pequeños trozos de manzana, debes llevarlo al veterinario de inmediato.

 
Continuar leyendo¿Los gatos pueden comer manzanas?

Salud intestinal de los gatos: lo que debes saber

La importancia de la salud intestinal en los gatos

Al igual que los humanos, los gatos tienen billones de microorganismos viviendo en sus intestinos que los ayudan a procesar los nutrientes de los alimentos y respaldan su sistema inmunológico. De hecho, el 70 % de las células inmunitarias de un gato se encuentran en su intestino; si este sistema se desequilibra, puede afectar significativamente la capacidad del gato para combatir infecciones.

La salud intestinal de un gato afecta mucho más que su tracto digestivo. Un desequilibrio en el microbioma se llama disbiosis y puede causar picazón en la piel, problemas gastrointestinales, inflamación, bolas de pelo, niveles elevados de estrés o letargo. Si no se trata, la disbiosis también puede provocar una serie de problemas de salud más graves.

Muchos factores externos contribuyen a la salud intestinal de un gato. Cosas como la dieta de un gato, la exposición a patógenos al aire libre e incluso su nivel de actividad física pueden tener efectos tanto positivos como negativos en su microbioma. Aquí ofrecemos algunos consejos útiles para ayudar a tu gato a mantener una comunidad saludable y próspera de microbios intestinales.

Causas comunes de problemas intestinales en gatos

El microbioma de tu gato puede verse afectado por varias cosas, como:

  • Cambios en la dieta o aditivos alimentarios
  • Antibióticos, antimicrobianos u otros medicamentos
  • Situaciones desconocidas o estresantes
  • Patógenos al aire libre u otros animales
  • Productos químicos
  • Falta de ejercicio fisico

Un microbioma no saludable o desequilibrado puede resultar en:

  • Trastornos digestivos crónicos, como la enfermedad inflamatoria intestinal felina (EII)
  • Inflamación excesiva
  • Diarrea o estreñimiento
  • Exceso de gas
  • Un sistema inmunológico debilitado
  • Bolas de pelo frecuentes

Es importante tener en cuenta que la salud intestinal de un gato es simbiótica con su entorno: las mismas cosas que pueden causar disbiosis, como niveles elevados de estrés, también pueden ser el resultado de la disbiosis. Por lo tanto, es importante tener una comprensión holística de cómo funciona el microbioma de tu gato para ayudarlo a mantener un intestino saludable. Las siguientes son las principales causas y efectos de la disbiosis en los gatos.

Dieta y cambios en la dieta

Dado que las bacterias intestinales son responsables de extraer los nutrientes y las vitaminas de los alimentos, además de ayudar a tu gato a procesar la materia vegetal, cualquier cosa que altere el microbioma se manifestará en síntomas evidentes. La disbiosis puede resultar de cualquier alimento que sea tóxico para los gatos, como cebollas, chocolate o uvas, o de una dieta alta en carbohidratos. Si hace la transición de tu gato a una nueva dieta, hazlo gradualmente, ya que los cambios abruptos en sus hábitos alimenticios pueden estresar su tracto digestivo.

Antibioticos

Los antibióticos orales y los antimicrobianos son esenciales para el tratamiento de infecciones en gatos. Sin embargo, si bien pueden erradicar patógenos dañinos, también pueden eliminar sin darse cuenta muchas de las bacterias buenas que viven en los intestinos de su gato. Si su gato está bajo un régimen de antibióticos para una enfermedad, es importante alimentarlo con probióticos para restaurar los microbios beneficiosos.

Estrés

Al igual que los humanos, el estrés puede afectar negativamente la digestión de tu gato. Asimismo, un desequilibrio y un intestino incómodo pueden generar sentimientos de estrés y ansiedad. Las situaciones estresantes que pueden causar disbiosis incluyen ir al veterinario, permanecer en una perrera u hotel para gatos, ingresar a un refugio, ruidos fuertes, encuentros inesperados con otros animales, etc.

Bolas de pelo

Los gatos ingieren sin darse cuenta una buena cantidad de su propio pelaje a través del acicalamiento. La mayor parte de este pelaje puede pasar por el tracto digestivo sin incidentes, especialmente si el gato tiene el pelaje más corto. Sin embargo, la mala calidad de los alimentos, el estrés o la falta de una ingesta adecuada de agua pueden causar un desprendimiento excesivo, lo que puede provocar la formación de bolas de pelo. Una bola de pelo es una acumulación de pelo no digerible que puede bloquear el tracto digestivo de un gato y causar estreñimiento o regurgitación. Si se regurgitan, las bolas de pelo no representan un riesgo significativo para la salud intestinal de un gato. Sin embargo, algunas bolas de pelo se vuelven tan obstructivas que impiden la motilidad intestinal, impiden la absorción de nutrientes y provocan un crecimiento excesivo de bacterias. Estos bloqueos deben eliminarse quirúrgicamente.

Problemas de salud subyacentes

Afecciones como la enfermedad renal, la leucemia felina, los gusanos y la diabetes pueden causar desequilibrios en el intestino de tu gato. Si este es el caso, la medicación o un cambio en la dieta para mantener la salud intestinal deben ser parte del plan de tratamiento de su gato. El veterinario de su gato podrá recomendarle el mejor curso de acción.

Cómo mejorar la salud intestinal de tu gato

Sin un intestino sano, tu gato no puede vivir su mejor vida. Afortunadamente, existen muchas medidas preventivas y reactivas que puede tomar para ayudar a que el microbioma de tu gato florezca y prospere. Antes de realizar cambios significativos en la dieta o el estilo de vida de tu gato, consulta a un veterinario para que te oriente.

Dieta

Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que prosperan con una dieta alta en proteínas y baja en carbohidratos. Muchos dueños de gatos descubren que alimentar a tu gato con una dieta cruda maximiza su ingesta de proteínas al tiempo que proporciona nutrientes limpios de alimentos integrales y sin procesar. Si estás considerando hacer la transición de tu gato a una dieta cruda o mínimamente procesada, asegúrate de hacerlo lentamente, aumentando gradualmente las proporciones de alimentos nuevos a viejos en su plato en el transcurso de 1 a 3 semanas. Como siempre, trata de desalentar cualquier hábito de limpieza que tu gato haya desarrollado, ya que esto puede aumentar la posibilidad de un desequilibrio en la salud intestinal. Consulta la tabla a continuación para obtener un cronograma de transición óptimo.

Cómo hacer la transición de tu gato a una nueva dieta

Los porcentajes están fuera de la cantidad total de alimentos proporcionados en cada alimentación.

Antes de realizar cualquier cambio en la dieta de tu gato, consulta a un veterinario especializado en nutrición. Se debe considerar cualquier problema de salud y medicamentos al cambiar la dieta de tu gato o la ingesta diaria de alimentos.

Incrementos de días Comida Vieja Comida Nueva
Día 1-3 90% 10%
Días 4-6 75% 25%
Días 7-10 50% 50%
Días 11-15 25% 75%
Días 16-20 10% 90%
Días 21 en adelante 0% 100%

Entrada de agua

Los gatos no han evolucionado con mucha sed, ya que la mayor parte de la humedad que reciben en la naturaleza proviene de su dieta de carne fresca y cruda. Los gatos domésticos requieren una ingesta de humedad más intencional, ya que una hidratación insuficiente puede provocar un intestino desequilibrado. Aliméntalo con alimentos de alta calidad y alto contenido de humedad (crudos o enlatados) para ayudarlo con los niveles generales de hidratación, aunque solo sea unas pocas veces a la semana. Mantén varios tazones de agua fresca donde tu gato pueda alcanzarlos (nunca cerca de su caja de arena, donde el agua puede contaminarse), o proporciónale su propio enfriador de agua si le gusta beber del grifo.

Antibioticos

Si las bacterias dañinas en los intestinos de tu gato están causando una infección o enfermedad, el veterinario puede recetarle antibióticos. Sin embargo, como los antibióticos no discriminan a la hora de erradicar la bacteria, la salud intestinal de tu gato puede verse significativamente debilitada después del tratamiento. Afortunadamente, los prebióticos, probióticos u otros suplementos pueden ayudar a restaurar microbios cruciales.

Prebióticos y Probióticos

Los probióticos son suplementos orales que contienen miles de millones de bacterias vivas, mientras que los prebióticos contienen fibra dietética que promueve el crecimiento de bacterias saludables. Muchos alimentos para gatos ya contienen estos suplementos, pero aumentar la ingesta de tu gato puede ayudar a regular un microbioma desequilibrado. Los prebióticos y probióticos pueden ser especialmente beneficiosos después de un régimen de antibióticos; asegúrese de elegir cápsulas especialmente formuladas para resistir el fuerte ácido estomacal de un gato a medida que avanzan hacia los intestinos.

Ejercicio Físico y Estimulación Mental

El ejercicio estimula el intestino grueso, lo que ayuda a la motilidad intestinal de tu gato. La actividad física regular también ayuda a tu gato a mantener un peso saludable; La obesidad puede tener un efecto negativo en el microbioma de tu gato, sin mencionar que puede provocar una serie de otros problemas de salud. Asimismo, los gatos aburridos o estresados ​​pueden tener problemas de salud intestinal, por lo que es importante mantenerlos ocupados y activos. Involúcralo en juegos de caza con juguetes, cuerdas o punteros láser; usa un alimentador de rompecabezas o una bandeja de actividades a la hora de comer; y proporciónales objetos que puedan escalar y rascar a su antojo.

Aseo e Higiene Dental

El cepillado regular del pelaje ayuda a reducir la aparición de bolas de pelo que obstruyen los intestinos, lo que es especialmente importante para los gatos de pelo largo. Y debido a que la boca de un gato es parte de su tracto digestivo, la salud bucal puede tener un efecto importante en la salud intestinal. Ciertos alimentos o juguetes pueden ayudar a mantener limpios los dientes de tu gato, pero puede ser necesario cepillarlos si la acumulación de placa es excesiva. Cepillar regularmente los dientes de tu gato con pasta dental formulada para felinos ayudará a reducir el riesgo de inflamación intestinal debido a bacterias dañinas en la boca.

La mayoría de los dueños de gatos no son expertos en la salud de los gatos, y los gatos son notoriamente reservados con sus sentimientos. Sin embargo, su comportamiento puede enviar algunos mensajes reveladores sobre su salud intestinal y si es necesaria una intervención.

Estate atento a signos como movimientos intestinales anormales, bolas de pelo más frecuentes, cambios en los hábitos alimenticios o de actividad, o un cambio general en el estado de ánimo. En caso de duda, consulta a un veterinario para obtener orientación. Pero si toma las medidas preventivas anteriores, ayudarás a tu gato a mantener una salud intestinal óptima durante los próximos años.

 
Continuar leyendoSalud intestinal de los gatos: lo que debes saber

15 alimentos de Navidad que son tóxicos para los gatos

Navidad ya está a la vuelta de la esquina, y cuando estás criando a un gato, es probable que tu amigo felino se siente cerca de la parte superior de tu gato. muy agradecido por la lista este año. Por supuesto, querrá incluir a su gato en las festividades de comida, pero qué alimentos de Navidad son seguros para los gatos y cuáles no.

Antes de permitirle a tu gatito disfrutar de un delicioso banquete, detente y considera qué ingredientes se incluyen en tus platos festivos. Muchos de los alimentos y especias típicos de Navidad pueden ser tóxicos para los gatos o, al menos, alterar sus sistemas. Y aunque queramos compartir con nuestros gatitos, hacerlo puede dañarlos inadvertidamente si distribuimos alimentos dañinos por accidente. Así que ten cuidado al preparar una pequeña comida de Navidad para tu gato y mantén a tu gatito seguro cuando se trata de la mesa navideña con esta lista de alimentos de Navidad que los gatos nunca deben comer.


15 alimentos deNavidad que son malos para los gatos

1 – Cebolla y Ajo

comida tóxica de acción de gracias para gatos

Las cebollas, el ajo, las cebolletas y los puerros pertenecen a la familia Allium y son todos tóxicos para los gatos. Mientras que algunos argumentan que hay beneficios de alimentar a nuestras mascotas con ajo, la línea de ayuda Pet Poison advierte que el ajo se considera incluso más tóxico que las cebollas. De cualquier manera, ambas verduras pueden causar serios problemas a nuestros gatos. Además de las alteraciones gastrointestinales, Las cebollas y el ajo pueden dañar las membranas de los glóbulos rojos y provocar graves problemas de anemia en los gatos., según la veterinaria Dra. Renee Schmid.

«Esto hace que los glóbulos rojos se vuelvan frágiles y hace que se descompongan», explicó la Dra. Schmid. “Los glóbulos rojos son necesarios para transportar oxígeno por todo el cuerpo. Cuando estas células se destruyen, los órganos importantes no reciben suficiente oxígeno. Un recuento bajo de glóbulos rojos (anemia) produce un aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la frecuencia respiratoria y del esfuerzo, debilidad, decoloración de la orina, daño renal, colapso e incluso la muerte.»

Si bien es poco probable que una pequeña dosis ocasional de cebolla o ajo cause problemas graves, el consumo a largo plazo puede provocar una toxicidad grave.

2 – Leche y productos lácteos

mala comida de acción de gracias para gatos

Muchos gatos son intolerantes a la lactosa y si consumen grandes cantidades de productos lácteos pueden producir gases en los gatos y causar diarrea. Si bien es posible que no estés pensando en darle a tu gatito un vaso de leche, recuerda que el puré de patatas con mantequilla o los deliciosos macarrones con queso están llenos de productos lácteos. Tu gato se sentirá atraído por el olor de la grasa láctea, así que estate atento a las patas furtivas cuando se trata de platos lácteos y postres.

3 – Alcohol

Dado que el vino es un regalo popular para cualquier ocasión, es esencial asegurarse de que este y todas las demás bebidas alcohólicas se mantengan alejadas de nuestras mascotas. El alcohol tiene el mismo efecto en el cerebro y el hígado de un gato que el de un ser humano. Solo necesitan consumir menos que nosotros. Cuanto más ingiera un gato, mayores serán los efectos y mayor será la probabilidad de que el gato sufra un daño permanente.

4 – Chocolate

Este parece el más obvio de todos los alimentos de esta lista, pero aún así vale la pena recordarlo. Lo creas o no, el consumo de chocolate es tan peligroso para nuestros amigos felinos como para los perros. Durante las vacaciones, muchas personas pasan mucho tiempo horneando deliciosos postres que contienen chocolate, y hornear chocolate es lo más peligroso para nuestros gatos. Recordad, cuanto más oscuro es el chocolate, más tóxico es. Aunque es probable que el consumo de chocolate con leche o chocolate blanco cause vómitos y diarrea excesivos, incluso pequeñas cantidades de chocolate negro pueden ser fatales.

5 – Huesos hervidos

comida peligrosa de acción de gracias para gatos

Si bien los huesos pueden ser algo que probablemente le darías a tu perro, un gatito hambriento sin duda aceptará el sabroso manjar. Pero nunca, nunca ofrezcas huesos cocidos a los gatos. Un alimento de Navidad considerado peligroso para los gatos, huesos hervidos puede romperse y causar lesiones a la boca y al tracto digestivo, sin mencionar que se convierten en un peligro de asfixia.

6 – Cortes de grasa

Si bien muchas personas consideran que la grasa es la parte más sabrosa de la carne, no es una buena idea compartirla con tu gato. Aunque probablemente sea uno de los mensajes para el bloc de notas más comunes, el exceso de grasa cocida puede causar problemas de salud como vómitos, diarrea y obesidad..

7 – cafeína

A menudo, durante la socialización, disfrutamos de una buena taza de café o té caliente. Aunque los gatos generalmente no quieren estas bebidas, es crucial asegurarse de que no las consuman. La cafeína puede ser fatal si se consume en cantidades excesivas, y una vez que se ha producido el envenenamiento, no hay forma de recuperar a tu gatito. ¡Así que es mejor prevenir que curar y mantener estas cosas fuera de su alcance!

8 – Azúcar

Si bien las batatas, el ñame y la calabaza pueden ser beneficiosos para el tracto digestivo de tu gato, es importante recordar que el azúcar es definitivamente dañino. El ñame confitado y el pastel de calabaza nunca deben compartirse con tu gatito, ya que el azúcar probablemente cause malestar estomacal y diarrea. El consumo de azúcar a largo plazo produce los mismos resultados en gatos y humanos: caries, obesidad y diabetes.

9 – Condimento de calabaza

¿Sabías que la especia de calabaza no contiene calabaza? Nos referimos a ella como especia de calabaza porque es la mezcla de especias que se usa para hacer el pastel de calabaza. Y aunque los gatos pueden comer calabaza, las especias picantes que se utilizan para convertir esta tradición de Navidad en un pastel no son adecuadas para los gatos.

Las mezclas típicas de especias de calabaza contienen canela, jengibre, nuez moscada y clavo o pimienta de Jamaica. Si bien el jengibre no es dañino para los gatos en pequeñas cantidades, el resto de estas especias son tóxicas para los gatos, o al menos pueden causar efectos secundarios desagradables. Aunque no está clasificado como tóxico, el teléfono de ayuda para venenos para mascotas informa que la canela puede irritar las vías respiratorias y la piel. La nuez moscada contiene la toxina miristicina, que es dañina para los gatos en grandes cantidades y puede causar alucinaciones, malestar estomacal y posibles convulsiones. En cuanto al clavo y la pimienta de Jamaica, ambos contienen eugenol, que advierte la Dra. Charlotte Flint, DVM, «puede causar toxicidad hepática en los gatos». Pero se necesitarían muchas de estas especias para estas reacciones.

Como explica la Dra. Flint, “Es importante recordar que pequeñas cantidades de estas especias agregadas a los alimentos aromatizantes generalmente no son tóxicas para las mascotas, y el riesgo de toxicidad es mayor si una mascota traga aceites esenciales o especias directamente.»

Aún así, si bien es posible que te gusten las especias de calabaza, es mejor mantener a tu gatito alejado de la mezcla de especias calientes que muchas caen cuando baja la temperatura.

10 – Orégano

La ASPCA enumera el orégano como tóxico para gatos, perros y caballos. Esta hierba aromática utilizada en recetas saladas como rellenos y condimentos, puede causar alteraciones gastrointestinales con vómitos leves y diarrea. Si bien el orégano no es la sustancia más dañina del menú de Navidad, es mejor mantener a tu gato alejado de los platos con sabor a orégano.

 11 – Uvas y pasas

comida tóxica de acción de gracias para gatos

El hecho de que las uvas y las pasas sean tóxicas para los perros se ha convertido en un conocimiento común entre los dueños de mascotas, pero pocas personas consideran el hecho de que también son peligrosas para los gatos. Aunque algunos gatitos pueden consumir uvas y / o pasas sin síntomas, simplemente no vale la pena correr el riesgo porque las uvas o las pasas pueden causar daño renal irreversible en los gatos. Por lo tanto, es mejor asegurarse de que estas golosinas estén fuera del alcance de las patas de los felinos.

12 – Masa de levadura

mala comida de acción de gracias para gatos

Los bollos recién horneados son una parte deliciosa de cualquier fiesta de Navidad, pero ten cuidado de mantener la masa sin hornear lejos de tu gato. La masa de levadura contiene etanol y, cuando se consume, tiene los mismos efectos que beber bebidas alcohólicas.

13 – Salsa de arándanos

Los arándanos promueven la salud urinaria en los gatos, pero la salsa de arándanos es otra cuestión. Este alimento básico de Navidad está cargado de azúcar. Si tu gato prueba un poco, no es el fin del mundo pero la salsa de arándanos puede causar dolores de estómago asociados con el azúcar.

14 – Ponche de huevo

Si bien el ponche de huevo generalmente se considera un regalo navideño, el día de Navidad es el momento perfecto para saborear la mezcla de lácteos festivos. Pero no dejes que tu gato beba ponche de huevo. Hecho con lácteos, canela y azúcar, el ponche de huevo está lleno de ingredientes que no son buenos para los felinos. Esto se duplica para el ponche de huevo hecho con alcohol, ya que es peligroso para los gatos.

15 – Nueces

mala comida de acción de gracias para gatos

El pastel de nueces es sabroso y las almendras picadas en los platos de verduras agregan un gran sabor, pero no las compartas con tus gatos. Aunque las nueces contienen aceites y grasas saludables, estos mismos aceites y grasas puede alterar la barriga del gato cuando se consume en exceso. Entonces, si bien los gatos pueden comer nueces si roban una, e incluso pueden probar un poco de mantequilla de maní de vez en cuando, es mejor omitir las nueces en lo que respecta a tu gato. Además, recuerda, las nueces de macadamia son tóxicas para los gatos. Evítalas por completo a la hora de picar con tu gatito.

Si bien esta no es una lista completa de alimentos que son tóxicos para los gatos, te da una idea general de qué evitar. Además, no le des a los gatitos alimentos que contengan conservantes o edulcorantes artificiales. Estos y otros aditivos alimentarios químicos no deben administrarse a los gatos. Ahora que sabes qué alimentos de Navidad son malos para los gatos,  ¡toma un refrigerio sano con tu gatito!

mala comida de acción de gracias para gatos

Plantas navideñas que son tóxicas para los gatos

Además de deliciosos manjares, las fiestas también significan decoraciones festivas y plantas. Mientras mantienes a tu gatito alejado de los alimentos tóxicos, recuerda proteger a tu gato de las plantas venenosas también en esta temporada navideña.

Evita estas plantas navideñas que son tóxicas para los gatos:

  • Flor de Pascua
  • Muérdago
  • Acebo
  • Lirios
  • Amarilis
  • Narcisos
  • Hiedra
  • Hellebore, también conocido como Christmas Rose
  • Claveles

Es importante tener en cuenta que los árboles de Navidad también pueden irritar la boca y el estómago de los gatos. Los aceites de pino también pueden causar problemas gastrointestinales, mientras que las agujas pueden pinchar tejidos sensibles. Aunque el cactus de Navidad no se considera tóxico para los gatos, la composición fibrosa de la planta puede provocar problemas estomacales en los felinos.

Con el día de Navidad sobre nosotros, significa que las vacaciones de invierno ya están aquí. Al configurar la decoración, recuerda estas 10 cosas que hacer y no hacer para una decoración navideña a prueba de gatos.

¡Buena comida y felices fiestas!

 
Continuar leyendo15 alimentos de Navidad que son tóxicos para los gatos

5 plantas otoñales tóxicas para nuestras mascotas

Al despedirnos del verano y saludar al otoño, nuestros curiosos compañeros peludos disfrutarán naturalmente explorando sus alrededores, especialmente en los jardines. Si bien las plantas otoñales pueden ser maravillosas a la vista, ¡no siempre son seguras para nuestras mascotas!

Como ocurre con todas las estaciones, es importante conocer las hermosas plantas que cultivamos en nuestros jardines, ya que algunas de ellas pueden causar enfermedades o incluso ser fatales para los miembros peludos de nuestra familia si los comen. Los signos de intoxicación pueden incluir náuseas, diarrea, salivación, dolor abdominal, temblores y problemas respiratorios. Si sospechas que tu mascota ha sido envenenada, comunícate con tu veterinario para que te aconseje de inmediato.

Bellotas

Si bien a muchos de nosotros nos encanta ver brotar bellotas en los árboles a medida que avanzamos hacia el otoño, pueden representar un peligro de obstrucción y son tóxicas para las mascotas si se comen en grandes cantidades. Contienen ácido tánico, que puede causar dolor de estómago y afectar el hígado y los riñones. Ten cuidado con las que caen al suelo del jardín y no animes a tu perro a jugar con las que encuentras en tus paseos.

Castañas

Aunque muchos disfrutan las sabrosas castañas dulces en esta época del año, no deben confundirse con las castañas de la India, que no son buenas para los perros ni para los humanos. Las castañas de Indias tienen muchas partes venenosas como la corteza, las hojas, las flores y, por supuesto, las semillas. Las semillas no solo pueden causar daños si se comen en grandes cantidades, sino que también pueden bloquear los intestinos de tu amigo peludo, lo que puede ser fatal. Es mejor mantenerlas alejadas de las patas curiosas.

Árboles de Tejo

Sin embargo, los árboles se encuentran comúnmente en cementerios de iglesias y grandes espacios abiertos y pueden ser extremadamente tóxicos para los amigos de cuatro patas, causando temblores, convulsiones e incluso la muerte súbita por insuficiencia cardíaca. Desafortunadamente, todas las partes del árbol son venenosas; ten especial cuidado al realizar largas caminatas otoñales y asegúrate de que tus mascotas se mantengan alejadas.

Azafrán de Otoño

Los colores de los azafranes de otoño van del blanco al lila y al morado, y a menudo no tienen hojas en esta época del año, ya que se habrán desvanecido después de estar presentes en primavera. Todas las partes de la planta son potencialmente dañinas para nuestros peludos amigos, provocando vómitos y diarrea intensos. Antes de plantar flores de otoño, siempre vale la pena verificar si pueden ser peligrosas para tus mascotas, y la mayoría de los centros de jardinería deberían poder asesorarte. Trata de colocar las plantas potencialmente venenosas fuera del alcance de las garras curiosas o rodea cualquier área donde puedan crecer sin control.

Crisantemo

Esta hermosa flor se usa a menudo para agregar algo de color a nuestros jardines a fines del verano y el otoño. Todas las partes de la planta pueden ser tóxicas para perros y gatos si se ingieren en grandes cantidades, provocando malestar estomacal y falta de coordinación. Afortunadamente, el aroma de las flores evita que la mayoría de las mascotas mastiquen, pero te recomendamos que las mantengas alejadas para estar seguros.


 
Continuar leyendo5 plantas otoñales tóxicas para nuestras mascotas

KittySpring: una fuente no eléctrica que no daña los bigotes

Presentamos a KittySpring: esta fuente para gatos sin problemas, inteligentemente diseñada, no es eléctrica, accionada por gravedad, silenciosa, estable y amigable con los bigotes y proporciona un suministro de 2 días de agua fresca filtrada para su gato.

Se sabe que los gatos tienen poca sed, lo que significa que pueden deshidratarse fácilmente y desarrollar enfermedades graves como problemas renales, diabetes, diarrea, etc. En 2017 hicimos un artículo en profundidad llamado La deshidratación puede ser mortal para Gatos, donde comentamos la importancia de la hidratación felina.

Está hecho de materiales certificados por la FDA y RoHS, lo que significa que todos sus componentes son 100% no tóxicos, seguros y aptos para gatos.

Con KittySpring, el diseño inherente es tal que realmente atrae a los gatos a beber la cantidad diaria requerida de agua mientras elimina la incómoda ‘fatiga de los bigotes’ a través del tazón ancho y poco profundo.

Después de una campaña de Kickstarter increíblemente exitosa que recaudó más de $ 700K con la ayuda de casi 13,000 patrocinadores, KittySpring se mudó recientemente a Indiegogo para brindar a más padres de gatos la oportunidad de obtener esta fuente amigable con los gatos para sus peluches.

Ahora casi han alcanzado el nivel de financiamiento de $ 1 millón, lo que da fe de la poderosa demanda de la comunidad felina de un producto tan inteligente y bien diseñado.

Después de haber sido probado por muchos gatos, incluido el nuestro, KittySpring es realmente difícil de derribar. Después de golpear la fuente, ligera, pero estable varias veces, ¡ni siquiera nuestros muchachos la voltearon!

Proporciona de forma segura su necesidad diaria de una taza de agua fresca (0,8 oz/lb – 23 ml) durante 2 días completos. Adiós charcos de agua.

Eche un vistazo a la diferencia entre KittySpring y los tazones normales:

Gracias a su filtro de acero inoxidable incorporado, KittySpring purifica constantemente el agua para garantizar que esté en la forma más limpia, fresca y sabrosa.

Mira el video a continuación:

¡Ahora es parte de nuestra casa y nuestros gatitos le dan una calificación de 5 patas!

 
Continuar leyendoKittySpring: una fuente no eléctrica que no daña los bigotes

¿Pueden los gatos comer comida para perros?

Hay muchas personas que tienen un gato y un perro (o más). La pregunta aquí es si su comida es la misma y ¿qué pasaría si un gato comiera comida para perros? ¿Es esto seguro para tu gatito o es algo que debes detener tan pronto como te des cuenta? Hablemos de las diferencias entre la comida para perros y gatos.

¿Por qué mi gato sigue comiendo comida para perros?

La razón más obvia es que los gatos comen carne. El olor a comida para perros puede resultarles tentador y tratarán de tomar un bocado o seis. Es posible que al gato no le guste su propia comida, y todos sabemos que la hierba siempre es más verde del otro lado. Esto no es algo de lo que debas preocuparte y no es peligroso si lo hace.

Sin embargo, alimentar a tu gato con comida para perros no es algo que debas hacer con regularidad. Una pequeña cantidad del cuenco del cachorro no dañará al gatito, pero no debes permitir que lo haga con mucha frecuencia.

Los alimentos para perros y gatos son diferentes

Lo primero que debe comprender es que la comida para perros y gatos es diferente. Esta es también una de las razones por las que se venden por separado. Los fabricantes no solo colocan diferentes calcomanías en la misma comida.

Los gatos tienen un gusto diferente. Carecen de la capacidad de saborear la dulzura y tienen 470 papilas gustativas. La comida para gatos es rica en proteínas, pero también contiene taurina, ácidos grasos (ácido araquidónico), vitaminas, niacina y otras sustancias.

Si bien los perros todavía necesitan proteínas, también comen cereales y verduras como parte de su dieta omnívora. Los gatos son carnívoros, por lo que la proteína es todo lo que necesitan (y anhelan).

¿Pueden los gatos comer comida para perros durante unos días?

No recomendado. Recuerda que la comida para perros no es peligrosa para los gatos. No se enfermarán ni nada por el estilo, pero carecen de los altos niveles de proteína de su propia comida. Si se trata de una emergencia, es perfectamente normal que tu gato ingiera este tipo de alimentos.

Todos sabemos que los gatos son curiosos y que el olor de la comida puede ser demasiado tentador para resistirse. Entonces, si te quedas sin comida para gatos y no hay una tienda cerca, dejar que tu gato coma la comida del plato del perro no es un problema. Sin embargo, no debes hacer de esto una práctica regular y debes tratar de evitarlo tanto como sea posible.

¿Y a largo plazo?

La principal diferencia entre perros y gatos es que los gatos son carnívoros. Requieren altos niveles de proteína y sin ella el gato perderá masa muscular; se volverá letárgico y tendrá problemas para mantenerse sano.

Además, los gatos también necesitan taurina. Este aminoácido es esencial para la visión, el desarrollo fetal, la función cardíaca, el sistema inmunológico, etc. Por lo tanto, sustituir la comida para perros por comida para gatos es una mala idea y causará muchos problemas.

Esta no es una solución a largo plazo, y los dueños de gatos deben asegurarse de que su felino tenga una dieta adecuada. La diferencia en la comida es significativa y ni siquiera se recomienda que un perro coma comida para gatos. Si esto sucede, puede causar obesidad e incluso pancreatitis. La comida para gatos es demasiado para que los perros la coman y la comida para perros no tiene suficientes proteínas ni elementos saludables para los gatos.

Entonces, si esto sucede algunas veces, está perfectamente bien, pero no dejes que se convierta en un hábito.

Etapas de la vida y la alimentación

Estos dos tipos de alimentos no solo son diferentes, sino que la dieta de un gato requiere diferentes niveles nutricionales según su etapa de vida. Hay tres categorías de comida para gatos que puedes encontrar: crecimiento, mantenimiento y todas las etapas de la vida.

Los gatitos en crecimiento requieren más nutrientes, mientras que los gatos mayores necesitan proteínas para mantener su masa muscular. Como mencionamos, la comida para perros tampoco tiene suficiente y no puede sostener a un gato en ninguna etapa de la vida.

Recuerda, no es muy común ver gatos comiendo comida para perros. No sabe bien y no es algo con lo que puedan vivir. Si te estás preguntando cuál es la forma más sencilla de resolver el problema de que tu gato se coma la comida de tu perro, la respuesta es áreas separadas para comer. Si bien es perfectamente normal que cenemos juntos, los gatos son solitarios. Prefieren comer solos, y poner comida para tu perro y gato en diferentes partes de tu hogar puede ser la solución que necesitas.

 
Continuar leyendo¿Pueden los gatos comer comida para perros?

5 razones de por qué a los gatos les gusta la hierba gatera?

¿Quién juega, rueda y corre por la casa? ¡Es tu gato sobre la hierba gatera! Si alguna vez has sido testigo de cómo se comporta un felino cuando hay hierba gatera, sabes de lo que estamos hablando. Pero, ¿por qué a los gatos les gusta tanto la hierba gatera?

La simple razón es que las hojas y los tallos de la hierba gatera tienen un olor que estimula los receptores especiales en el cerebro del gato cuando huelen a hierba gatera. En la mayoría de los casos, la hierba gatera produce una abrumadora sensación de euforia o felicidad para los gatos.

La hierba gatera es un gran regalo que seguramente emocionará a tu amigo felino cada vez que lo hueles. ¡Pero echemos un vistazo más de cerca a qué es la hierba gatera y qué hace exactamente!

¿Qué es Catnip y para qué sirve?

Gato Maine Coon oliendo brotes de hierba gatera: ¿por qué a los gatos les gusta la hierba gatera?

La hierba gatera es una planta que forma parte de la familia de la menta y contiene un aceite conocido como nepetalactona. Cuando los gatos huelen a nepetalactona, se produce una respuesta química en sus cerebros.

Esto hace que se liberen las feromonas, lo que termina haciendo que tu gato se sienta ¡realmente bien!

La hierba gatera se puede administrar a tu gato de varias formas, desde hierba gatera fresca y seca hasta aerosoles y juguetes de hierba gatera.

Diferentes gatos provocan reacciones diferentes a la hierba gatera, lo que significa que no todos los gatos se ven afectados por la hierba gatera de manera similar. Algunos gatos se ven afectados por la hierba gatera de tal manera que el olor golpea los receptores en su cerebro, a menudo haciéndolos lucir felices, hiperactivos y tontos.

Cuando otros gatos comen hierba gatera, la sustancia provoca una respuesta más sedante, lo que hace que estos gatos disminuyan la velocidad, se vuelquen, se dispersen y se froten contra los objetos. El estado de ánimo sedante suele durar unos diez minutos, después de lo cual es probable que tu gato vuelva a la normalidad.

No todos los gatos responden

Sorprendentemente, se estima que entre el 30% y el 50% de los gatos carecen del gen que les hace reaccionar a la hierba gatera. Si tu gato tiene el gen, solo se materializará entre los 3-6 meses de edad; cualquier gatito más joven puede no mostrar signos, de una forma u otra. Si tu gato adulto no reacciona a la hierba gatera, es posible que le gusten las enredaderas plateadas o un juguete con raíces de valeriana.

5 razones principales por las que los gatos aman la hierba gatera

Entonces, ¿por qué los gatos se vuelven locos con la hierba gatera? A los gatos les gusta la planta por varias razones, además de la sensación de euforia que provoca. Cuando un gato tiene una respuesta positiva a la hierba gatera, la sustancia vegetal puede reducir la ansiedad, actuar como analgésico y ayudar con los problemas de agresión. ¡Aquí están las 5 razones principales por las que a tu gato le encanta la hierba gatera!

Imita las hormonas sexuales felinas

Cuando tu gato huele hierba gatera, la sustancia produce una respuesta que imita las hormonas sexuales felinas. Los gatos generalmente se comportan de manera similar a como actúan las gatas en celo. Tanto los gatos machos como las hembras pueden experimentar este efecto.

Proporciona usos medicinales

La hierba gatera se puede utilizar como analgésico temporal en gatos, similar a los efectos de la aspirina. (¡Pero no le des aspirina a tu gato!) La hierba gatera también se puede usar como una herramienta antiinflamatoria que puede reducir la hinchazón, las erupciones y la irritación de la piel. Puedes implementarlo como ayuda digestiva si tu gato también tiene problemas de estómago.

Reduce la ansiedad

Dado que la hierba gatera relaja a los gatos cuando se ingiere, puede reducir la ansiedad y el nerviosismo. La forma en que la hierba gatera minimiza la ansiedad la convierte en una gran herramienta para reducir la ansiedad provocada por la separación, los cambios en el entorno o las visitas al veterinario.

Produce una sensación de euforia.

Los gatos tienen un órgano extra oloroso conocido como glándula vomeronasal, que se puede encontrar en el paladar. Esta vía única permite que los olores que los gatos huelen por la nariz lleguen a sus cerebros. Entonces, cuando los gatos huelen a hierba gatera, la nepetalactona se registra como feromonas felices, lo que los hace sentir juguetones, alegres y afectuosos.

Relaja y calma

La hierba gatera a veces actúa como sedante. Con la mayoría de los gatos, se sentirá calmante cuando se ingiera, lo que permitirá que tu gato se relaje y disfrute del día. Puede ser útil para los gatos más jóvenes que tienden a permanecer despiertos toda la noche maullando o tratando de jugar. La hierba gatera también es una excelente manera de calmar a los gatos agresivos.

¿Qué les sucede a los gatos cuando les das hierba gatera?

Cuando se alimenta con hierba gatera, el comportamiento normal incluye rodar, jugar, maullar, zonificar, relajarse, expresar felicidad y mostrar signos de afecto. Los efectos de la hierba gatera suelen durar de 10 a 30 minutos en promedio.

Después de administrar la hierba gatera, dale a tu gato un lugar divertido para jugar y explorar, como una torre para gatos. Espolvorea hierba gatera o rocía la torre de tu gato con hierba gatera. A partir de ahí, prepárate para ver a tu felino jugar, darse la vuelta y relajarse.

Algunos gatos pueden no responder bien a la hierba gatera y pueden mostrar signos de agresión. Si notas que tu gato se vuelve agresivo cuando le das de comer hierba gatera, es mejor evitar darle la hierba gatera por completo.

¿Puedo darle mucha hierba gatera a mi gato?

Es importante saber que es mejor no darle a tu gato mucha hierba gatera. Si bien no provoca una enfermedad extrema o la muerte, puede enfermar a tu gato. Si un gato come demasiada hierba gatera, puede tener diarrea o vómitos.

En general, es probable que tu gato sepa cuándo ha tomado suficiente hierba gatera y dejará de consumirla por sí sola en lugar de enfermarse. Recuerda que la hierba gatera solo debe administrarse como un regalo, no con regularidad.

Si le das a tu gato demasiada hierba gatera, su cuerpo comenzará a aclimatarse y su tolerancia se disparará. Por lo tanto, es mejor mantenerlo al mínimo para que reduzcan los efectos con el tiempo.

Las mejores formas para que tu gato disfrute de la hierba gatera

Los gatos necesitan su propio espacio para relajarse, jugar y disfrutar de su hierba gatera. Si obtienes un árbol para gatos PawHut, tendrás el mueble perfecto para trepar para que tu amigo felino disfrute sin ansiedad. También les proporciona un espacio seguro para que sean tontos y juguetones.

¿No hay espacio para una pirámide de gatos, pero aún quieres darles a tus gatos un lugar donde puedan disfrutar de su hierba gatera? Los estantes para gatos son justo lo que necesitas. Espolvorea los estantes con hierba gatera seca, rocíalos con una forma líquida de hierba gatera o coloca un juguete lleno de hierba gatera sobre ellos.

A partir de ahí, solo da un paso atrás y deja que tu gato se acerque. ¡Tu gatito empezará a saltar, corretear o tomar una siesta sin que tengas que preocuparte!

 
Continuar leyendo5 razones de por qué a los gatos les gusta la hierba gatera?

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar