¿Pueden los gatos comer verduras?

¿Pueden los gatos comer verduras?

Como sabemos los dueños de gatos, una forma de mantener a nuestro amigo felino lo más saludable posible es dándole una buena nutrición.

Sin embargo, muchos dueños de gatos no siempre son conscientes de los alimentos que nuestros gatos pueden y no pueden comer, además de su comida normal para gatos. Entonces, ¿pueden las verduras tener un papel en la dieta de tu gato? Sigue leyendo para saber si los gatos pueden comer verduras y si son una opción saludable para tu gato.

¿Pueden los gatos comer verduras?

La respuesta simple a esto es sí, aunque hay precauciones con algunas verduras.

Está perfectamente bien alimentar a tu gato con algunas verduras, como zanahoria cocida o brócoli, pero evita darle a tu gato ciertas verduras como cebolla o ajo, ya que son tóxicas y pueden causar serios problemas de salud.

Recuerda que los gatos nunca deben ser alimentados con una dieta totalmente vegetal y siempre deben recibir gran parte de su nutrición de una dieta a base de carne.

Los perros y los humanos son omnívoros, lo que significa que necesitamos carne y verduras. Los gatos, que son carnívoros, significa que la proteína animal que obtienen de la carne es el único tipo de proteína que satisfará las necesidades nutricionales de un gato. Por lo tanto, una comida para gatos de alta calidad debe tener toda la nutrición correcta que tu gato necesita. Ciertamente, puedes considerar reemplazar las golosinas altas en calorías con las que se encuentran en las verduras bajas en calorías.

Siempre consulta con tu veterinario antes de introducir nuevos alimentos en la dieta de tu gato.

Beneficios de las verduras para gatos

Aunque no son una parte esencial de la dieta felina, las verduras tienen algunos beneficios nutricionales para los gatos.

Recuerde, las verduras no son una parte esencial de la dieta de tu gato y, aunque los gatos no pueden comer verduras solas, pueden proporcionar beneficios nutricionales para la salud.

En general, los gatos pueden comer la mayoría de las verduras, y muchas se mezclan con su dieta normal. Dado que las verduras contienen nutrientes como magnesio, potasio, fibra, vitaminas y antioxidantes, todos son beneficiosos para el cuerpo de tu gato, ya que ayudan a estimular el sistema inmunológico de un gato y ayudan en la digestión.

Las verduras pueden servir como una alternativa baja en calorías a las golosinas normales para gatos, pero como con todos los planes dietéticos, primero debes consultar a tu veterinario sobre las necesidades específicas de tu gato.

Encontrarás muchas verduras diferentes en el mercado, pero asegúrate de ofrecer a tu gato solo verduras que sean seguras y beneficiosas.

Verduras seguras para gatos

1. Brócoli

El brócoli no solo es sabroso, sino que también es seguro para que lo coma tu gato. Es extremadamente fácil de preparar y contiene muchos antioxidantes. El brócoli también es una buena fuente de forraje, que ayudará a tu gato a tener mejores evacuaciones intestinales y un sistema digestivo saludable.

2. Zanahorias

Del mismo modo, las zanahorias son una buena fuente de vitaminas y minerales. Las zanahorias son una gran fuente de vitamina A, que es una vitamina esencial para que tu gato se mantenga en buen estado de salud. Las zanahorias son un excelente bocadito, pero deben administrarse con moderación.

Las zanahorias se pueden dar cocidas o crudas, pero lo ideal es cocinarlas primero para evitar que tu gato se asfixie.

3. Judías verdes

Muchas otras verduras son perfectamente seguras para que las coma tu gato y pueden desempeñar un papel importante en una dieta saludable, incluidos los guisantes y las judías verdes.

Las judías verdes frescas o congeladas (cuando se cocinan) pueden tener muchos beneficios para la salud. Si optas por las judías verdes enlatadas, asegúrate de que sean bajas en sodio y sal, ya que una cantidad excesiva puede ser perjudicial para tu gato.

Las judías verdes pueden ser las más beneficiosas de todas porque sirven como fuente de fibra y pueden ayudar en el sistema digestivo de tu gato y en el control de la pérdida de peso.

4. Espinacas

Además de aportar vitaminas y minerales, la espinaca puede tener un efecto antiinflamatorio en los felinos. Sin embargo, es especialmente importante que la espinaca solo se administre en pequeñas cantidades, ya que contiene oxalato de calcio. En pequeñas dosis, esto es inofensivo, pero en grandes cantidades, puede contribuir a problemas graves del tracto urinario en tu gato.

¿Hay aspectos negativos de alimentar a los gatos con verduras?

Gato comiendo lechuga

Hay algunas desventajas de alimentar a tu gato con verduras. La mayoría de estas giran en torno a alimentar demasiada materia vegetal o las verduras incorrectas.

Los gatos son carnívoros obligados, por lo que carecen de las enzimas digestivas que se necesitan para descomponer las verduras en grandes cantidades, por lo que demasiadas verduras podrían causarle trastornos digestivos a tu gato.

Si bien las verduras contienen fibra, que es beneficiosa para el sistema digestivo, las verduras también contienen carbohidratos. La sobrecarga de carbohidratos a los gatos es una de las principales causas del creciente problema de la obesidad felina. Por lo tanto, aunque los gatos pueden comer verduras de forma segura, es importante que solo se las des en pequeñas cantidades.

Si bien generalmente se considera seguro alimentar a tu gato con la mayoría de las verduras, si están perfectamente cocidas y preparadas, algunas verduras deben evitarse porque son peligrosas para los gatos o porque los gatos tienen dificultades para digerirlas.

Algunas de las verduras de las que debe mantenerse alejado incluyen:

  • Cebollas
  • Ajo
  • Tomates*
  • Cebollín
  • Puerros
  • Aguacates

Verduras para evitar

1. Cebollas, cebolletas y ajo

Las cebollas son tóxicas porque contienen tiosulfato, que tiene el potencial de dañar los glóbulos rojos de un gato.

Este vegetal es tóxico en todas sus formas (desde crudo hasta cocido e incluso cebolla en polvo). Las cebollas pueden causar una reacción desagradable, incluso en pequeñas dosis, mientras que cantidades suficientemente grandes de cebolla pueden ser mortales para algunos gatos.

El ajo, el cebollino y el puerro también producen efectos muy similares a los de las cebollas (ya que pertenecen a la misma familia vegetal), pero se ha descubierto que el ajo es varias veces más potente que la cebolla. Los síntomas de tu gato que ha comido cebolla incluyen vómitos, diarrea, fatiga e irritación general de la boca.

2. Tomates

Los tomates maduros, por sí solos, no son peligrosos para los gatos. Sin embargo, las hojas, los tallos y otras partes de la planta de tomate son tóxicos, y un tomate que aún no está maduro puede causar problemas gastrointestinales.

3. Aguacates

Los aguacates son un bocadito saludable y de moda para nosotros, pero para los gatos pueden causar problemas. Los aguacates tienen un contenido de grasa demasiado alto para los gatos. También contiene una toxina para gatos llamada Persin. Si un gato toma incluso una pequeña rebanada de aguacate, puede causar vómitos, diarrea e incluso una condición dolorosa llamada pancreatitis.

Conclusión

En general, la mayoría de las verduras se consideran seguras, pero solo deben administrarse como un bocadito ocasional y no deben constituir el núcleo de la dieta de un gato.

Siempre consulta a tu veterinario e investiga qué verduras son adecuadas. Si las verduras le causan molestias a tu gato o si tu gato no se siente bien después de comer verduras, debes buscar el consejo de tu veterinario.

Preguntas frecuentes

¿Cuánta verdura le puedo dar a mi gato?

Si deseas darle a tu gato algunas verduras, hornea o cocina al vapor y córtalas en trozos pequeños. Ofrece las verduras solas o tritúralas y mézclalas con la comida habitual de tu gato.

Al menos el 90 por ciento de la ingesta diaria recomendada de calorías de tu gato debe ser a través de comida para gatos de alta calidad, con no más del 10 por ciento proveniente de golosinas, pero estas golosinas podrían incluir vegetales.

¿Son las verduras buenas para los gatos?

En realidad, los gatos no necesitan verduras en su dieta, pero pueden comer la mayoría de ellas de forma segura. En pequeñas dosis, las verduras pueden ser valiosas para tu gato, pero no deben formar una parte importante de su dieta. Para asegurarse de que tu gato obtenga todos los nutrientes que necesita, debes invertir en una comida para gatos de buena calidad.

¿Pueden los gatos comer verduras todos los días?

No es necesario que le proporcione verduras a tu gato todos los días, ya que los gatos obtienen la mayoría de los beneficios cuando se les dan algunas veces a la semana como golosina.

Aunque las verduras se consideran extremadamente saludables para nosotros, exceder la marca del 10 por ciento de la ingesta diaria de calorías de tu gato significará que corre el riesgo de tener problemas con demasiados carbohidratos, lo que podría conducir a la obesidad.

¿Puedo darle a mi gato muchas verduras?

Cualquier alimento tiene el potencial de hacer que tu gato se sienta mal si se come en exceso, por lo que es importante recordar que los gatos pueden ser alérgicos a cualquier tipo de alimento.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.