Vómitos en gatos: ¿Cuándo deberías preocuparte?

Vómitos en gatos: ¿Cuándo deberías preocuparte?

Cuando se trata de vómitos en gatos, puede ser difícil saber cuándo es el momento de preocuparse.

Dado que nuestros amigos felinos pueden tener ocasionalmente una bola de pelo, a los dueños de gatos les resulta más difícil saber cuándo actuar. Entonces, ¿cuándo deberías preocuparte por los vómitos de tu gato?

En este artículo, profundizaremos en los detalles de los vómitos en los gatos y lo ayudaremos a comprender cuándo es el momento de visitar al veterinario para recibir más atención.

Todo lo que debe saber sobre los vómitos en los gatos

¿Qué causa el mal de estómago en los gatos?

Al igual que nosotros, nuestros gatos pueden experimentar malestar estomacal de vez en cuando.

Nuestros gatos pueden estar expuestos a bacterias que pueden causarles ruidos en el estómago e incluso sensibilidades dietéticas que pueden provocar molestias gastrointestinales.

Hay una serie de factores que pueden provocar malestar estomacal en los gatos, algunos de los cuales pueden hacer que nuestros gatos vomiten.

¿Por qué los gatos vomitan?

Antes de discutir los factores detrás de los vómitos en los gatos, es importante darse cuenta de que los vómitos siempre son un síntoma de otro problema.

El vómito es el resultado de alguna otra enfermedad o irritante que causa náuseas en un gato, y solo se resolverá una vez que se aborde el factor principal.

Ahora que entendemos que los vómitos son un síntoma y no el problema principal, analicemos algunas de las causas más comunes de vómitos en los gatos. Estas posibles causas incluyen:

  • Cambios en su dieta.
  • Comer alimentos grasos
  • Consumir croquetas de mala calidad
  • Comer artículos no digeribles como juguetes, plantas, etc.
  • Bolas de pelo severas
  • Infección bacteriana
  • Cuerpo extraño
  • Problemas urinarios
  • Parásitos intestinales
  • Enfermedades subyacentes que involucran riñones, hígado, etc.

Diferencia entre vómitos y bolas de pelo en los gatos

Dado que los gatos son propensos a las bolas de pelo, puede ser difícil saber cuándo un gato realmente está vomitando en lugar de experimentar las bolas de pelo.

Aunque las bolas de pelo pueden ser normales en algunos gatos, los vómitos no son un síntoma normal que deba ignorarse.

Entonces, ¿cómo se puede diferenciar entre las bolas de pelo y los vómitos en los gatos? Profundicemos en los detalles.

Vómitos en gatos

Cuando se trata de vómitos en gatos, a menudo hay muchos signos que apuntan a que un gato se siente enfermo. Antes de que comiencen los vómitos, es posible que notes que tu gato parece más lento de lo habitual.

También pueden negarse a comer o comer menos de lo normal. Cuando tu gato realmente vomita, es posible que notes que babea o que aparece en un estado de trance.

Luego tendrán contracciones abdominales que conducen a los vómitos y luego vomitarán el contenido de su estómago después de las contracciones.

El vómito no suele tener una forma cilíndrica, sino más bien una consistencia líquida.

Bolas de pelo en gatos

Las bolas de pelo en los gatos a menudo parece un vómito delgado o cilíndrico.

Nuestros amigos felinos tienen pequeñas estructuras parecidas a púas en sus lenguas que les permiten un cuidado adecuado y capturan el cabello suelto con cada movimiento de su lengua. Debido a que estas púas arrastran su pelaje, este cabello se traga y comienza a moverse a través del tracto digestivo.

Si bien la mayor parte del pelaje pasará por el estómago y entrará en los intestinos, algo de pelaje permanecerá en el estómago del gato. Este pelo que queda en el estómago será vomitado, creando una bola de pelo cilíndrica.

Aparte de la forma cilíndrica y la presencia de pelo en una bola de pelo, hay otros indicadores de que esto podría ser una bola de pelo frente a un vómito real. Cuando un gato tiene bolas de pelo, generalmente no se siente enfermo o se niega a comer.

Si un gato tiene realmente náuseas y vómitos, es probable que note otros síntomas de malestar gastrointestinal.

¿Qué sucede si tu gato vomita espuma blanca?

Si tu gato está vomitando, es posible que veas una variedad de diferentes colores y consistencias presentes en su vómito.

¡El vómito de gato puede ser marrón, verde, amarillo, líquido, espeso, espumoso y más!

Aunque el color del vómito de un gato siempre puede ser motivo de preocupación, la pregunta más común es qué podría provocar que un gato vomite espuma blanca.

En pocas palabras, la espuma blanca es simplemente el resultado del aire que entra en contacto con el vómito cuando sale del estómago.

La espuma blanca incluso puede ser el resultado de que el vómito se derrame en el vientre.

Aunque la espuma blanca en el vómito de tu gato puede ser alarmante, el vómito en sí debería ser la principal preocupación.

¿Por qué mi gato vomita repetidamente?

Si tu amigo felino vomita repetidamente sin alivio, esto significa que algo le está molestando seriamente en el estómago.

Aunque los vómitos ocasionales en un gato pueden no ser motivo de preocupación, los vómitos repetidos siempre deben ser un gran motivo de preocupación.

Un gato que vomita repetidamente puede sufrir molestias gastrointestinales, una infección bacteriana, toxicidad, una enfermedad grave o cualquier otra complicación que pueda provocar náuseas.

Independientemente del gato en cuestión, siempre debes buscar consejo veterinario si tu gato vomita más de una vez.

¿Es grave el vómito del gato?

gato vomitando

Los vómitos de los gatos pueden ser potencialmente graves, especialmente si no se tratan. Dado que los vómitos deshidrataron rápidamente a nuestros amigos felinos, nuestros gatos pueden comenzar a experimentar complicaciones graves después de algunas rondas de vómitos.

Los vómitos no solo son preocupantes, sino que generalmente significan que nuestros gatos tampoco pueden retener la comida y el agua. Debido a esta combinación, los vómitos en gatos siempre deben tomarse en serio.

Si tu gato vomita más de una vez, es hora de ponerse en contacto con tu veterinario para recibir más atención.

¿Cuándo debería preocuparme por los vómitos de mi gato?

Cada vez que un gato vomita más de una vez, debes preocuparte de inmediato.

Vomitar más de una vez es una señal de que tu gato está experimentando molestias gastrointestinales y será más fácil de tratar cuanto antes busques atención veterinaria.

Cuando los vómitos repetidos no se tratan, pone a nuestros gatos en riesgo de sufrir complicaciones graves y deshidratación.

La preocupación inmediata seguida de acción ofrece a tu gato la mejor oportunidad de recuperarse rápidamente.

¿Qué le puedo dar a mi gato por vomitar?

Desafortunadamente, no existe una opción de tratamiento en el hogar para los vómitos en los gatos. Aunque algunos dueños de gatos han optado por medicamentos de venta libre para las náuseas, estas opciones no son seguras para que las consuman nuestros amigos felinos.

La única opción de tratamiento seguro para los vómitos en gatos es un medicamento recetado por el veterinario de tu gato.

Aunque no existen opciones de tratamiento en el hogar para los vómitos de los gatos, existen algunas trucos caseros para ayudar a calmar su estómago.

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes sacar cualquier alimento y el agua cuando tu gato vomite por primera vez. Dado que las náuseas pueden engañar a tu gato para que beba más agua, es importante quitarle estos elementos y darle un respiro a su estómago.

Cuando tu gato se haya recuperado de las náuseas y esté listo para comer de nuevo, lo mejor es ofrecerle una opción de dieta blanda hasta que desaparezcan los síntomas. Tu veterinario puede recetarte una dieta baja en grasas en su consultorio o puede ofrecerte una dieta blanda de pechuga de pollo hervida y arroz blanco.

La pechuga de pollo hervida y el arroz blanco son fáciles para el estómago de un gato y pueden ser un sabroso manjar para ofrecer cuando se sienta mal.

Tratar los vómitos en los gatos

Entonces, ¿cómo se tratan los vómitos en los gatos? Cada caso variará, pero es probable que tu veterinario recurra a algunas opciones de tratamiento comunes. Primero, es importante llegar al origen de las náuseas.

Esto puede implicar la realización de análisis de sangre, radiografías y cualquier otro diagnóstico que tu veterinario considere necesario. Según los resultados de estas pruebas, tu veterinario puede elaborar un plan de acción.

Si los vómitos de tu gato no tienen una causa grave y recién han comenzado, es probable que tu veterinario pueda rehidratar a tu gato con líquidos por debajo de la piel y ofrecerle medicamentos para controlar las náuseas.

Sin embargo, si el vómito de tu gato ha provocado deshidratación grave, es probable que tu gato necesite pasar un tiempo en el hospital mientras se recupera. Durante su estadía, recibirá líquidos por vía intravenosa, medicamentos para las náuseas, antibióticos y cualquier otro tratamiento que tu veterinario considere necesario.

Las opciones de tratamiento varían según la gravedad de los síntomas de tu gato. Para ofrecerle a tu gato el mejor pronóstico, es importante que consultes a tu veterinario tan pronto como notes el primer signo de comportamiento anormal.

Como puedes ver, los vómitos en los gatos son siempre un síntoma de otra causa. ¡Asegúrate de revisar la información que hemos comentado y sabrás exactamente qué hacer la próxima vez que tu gato vomite!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.