¿Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar?

Si eres un nuevo dueño de un gato, es posible que haya algunas cosas que debes saber para poder proporcionar un hogar adecuado y un entorno saludable para tu gatito.

Si bien la comida, el área para dormir y la caja de arena son algunas de las cosas más importantes que debes cuidar, la salud de tu gatito también debe estar en la parte superior de la lista.

La enfermedad renal es uno de los problemas de salud más comunes en los gatos. De hecho, alrededor de un tercio de los gatos mayores padecen alguna forma de enfermedad renal. Incluso hay problemas renales que, si no se tratan en 3 días, podrían llevar a tu gato a un coma y, en el peor de los casos, a la muerte.

Por eso es importante tener información sobre el comportamiento de orinar de un gato para que pueda brindar el cuidado y el tratamiento adecuados en caso de que ocurra un problema.

En esta guía, abordaremos el comportamiento de orinar de un gato, así como lo que se puede hacer si algunos signos apuntan a un problema de salud.

¿Cuánto orinan los gatos en un período de 24 horas?

No existe una frecuencia estándar sobre cuánto debe orinar un gato en un período de 24 horas. Esto se debe a que los gatos normalmente pueden retener la orina durante un máximo de 48 horas. Así es, los gatos pueden contener la orina durante 2 días sin causar problemas.

Pero cuando llega a los 3 días o más, definitivamente es motivo de preocupación.

Por lo general, un gato suele orinar entre 2 y 4 veces al día, o una vez cada 6 a 12 horas. Si notas que tu gato no ha orinado en un día, puede ser el momento de observar su comportamiento y determinar si hay algún problema por el que debas preocuparte.

Hay muchos factores para determinar cuánto debe orinar un gato. Genética, afecciones médicas, dieta, cantidad de líquidos que beben, así como su edad.

En el caso de los gatitos, necesitan orinar más porque sus vejigas suelen ser más pequeñas y beben más leche de sus madres. Tampoco pueden orinar por sí mismos hasta las tres semanas de edad. Su madre necesitaría lamer su área genital para estimular la liberación de orina de la vejiga. Para los gatitos cuya madre no está presente, puede limpiar su área genital suavemente con una bola de algodón o una toalla tibia.

Los gatos mayores que pueden haber perdido el control de la vejiga también orinarían más de lo habitual.

Posibles causas por las que tu gato puede mostrar un comportamiento de orinar inusual

El comportamiento de orinar inusual podría incluir no orinar durante más de 48 horas, orinar más de lo habitual o que tu gato sostenga intencionalmente su orín.

Hay muchas causas posibles de por qué pueden ocurrir estos comportamientos inusuales de orinar. Analicemos algunas de estas posibles causas:

1. Un bloqueo

Puede haber un bloqueo en el tracto urinario de tu gato. Si este es el caso y tu gato no orina durante más de 72 horas, podría provocar que tu gato entre en coma y muera. Los gatos machos son más propensos a los bloqueos uretrales que las gatas y esto sucede cuando los materiales cristalinos o el moco espeso impiden el paso de la orina desde el tracto urinario.

Un bloqueo también puede ser causado por una afección llamada FLUTD, o enfermedad felina del tracto urinario inferior, que puede hacer que orinar sea doloroso. Otros signos de esta afección incluyen sangre en la orina, tu gato llora al orinar, tu gato se salta la caja de arena y se lame constantemente el área genital.

Otras causas de obstrucciones uretrales en gatos también pueden ser causadas por uretritis o cistitis.

2. Estrés

Si estás de viaje, es posible que tu gato esté sosteniendo su orina debido al estrés. Los gatos odian cuando están fuera de su zona de confort, por lo que aguantan la orina, la caca, no comen a tiempo y muestran un comportamiento inusual cuando su entorno no les es familiar.

Si viajas y tu gato está en una jaula o un transportador, es posible que intencionalmente sostenga su orina durante todo el viaje.

Aunque puedes colocar una caja de arena en la jaula o una almohadilla absorbente donde pueda orinar, es posible que tu gato no siempre quiera hacer sus necesidades en una situación incómoda.

3. Infección bacteriana

Es posible que tu gato no orine como de costumbre debido a una infección bacteriana en el tracto urinario o la vejiga. Si sospechas de una infección, el veterinario de tu gato puede administrar un cultivo bacteriano para diagnosticar el posible problema.

4. Obesidad

Los gatos con sobrepeso pueden tener problemas de incontinencia. Pueden orinar más de lo habitual porque la grasa corporal o el peso presionan contra la vejiga y, por lo tanto, les dan ganas de orinar con más frecuencia.

5. Otros problemas

Es importante que conozcas el comportamiento de orinar de tu gato para poder evaluar un posible problema cuando suceda. Si tu gato suele orinar de 2 a 4 veces al día, pero de repente no ha orinado en 48 horas, entonces puede ser motivo de preocupación. O, si tu gato no suele orinar tanto, pero de repente lo hace con más frecuencia, es mejor que controles su salud más de cerca.

Cómo puedes ayudar

Si te preocupa que tu gato no orine normalmente, hay algunas cosas que puedes intentar para ayudarlo a liberar la orina de su vejiga. Aquí hay algunas cosas que puedes probar:

1. La técnica del muñeco de trapo

Se sabe que la técnica Ragdoll es un método probado que es fácil de hacer. Levanta a tu gato por las axilas, asegurándose de que sus piernas cuelguen sobre su cajita. Si eso no la hace orinar, puedes encontrar su vejiga y apretarla. Si eso no funciona, intenta frotar la espalda de tu gato para ayudarlo a relajarse, acarícialo y luego encuentra su vejiga y aprieta.

2. Limpiar la caja de arena

Los gatos son criaturas limpias y si su cajita empieza a oler y tener un aspecto desagradable, es probable que no se acerquen a ella, incluso si eso significa aguantar el pipí.

Nosotros recomendamos: Catsan Natural – Arena para Gatos Biodegradable.

Asegúrate de limpiar con regularidad la caja de arena de tu gato y que esté libre de olores desagradables para alentar a tu gato a orinar en su bandeja de arena.

3. Asegúrate de que el agua potable esté siempre a su alcance

Es posible que tu gato no sea el bebedor más saludable, pero asegurarse de que tu gato tenga acceso a agua potable en todo momento lo alienta a beber más. Más líquidos significa más frecuencia de orina, lo que ayuda a liberar toxinas y prevenir la acumulación que podría causar problemas de salud en tu gato.

Conclusiones

Los gatos pueden contener la orina durante la noche y en cualquier momento entre 24 y 48 horas, pero más allá de esto, podría ser un problema de salud peligroso. De 48 a 72 horas, la acumulación de toxinas puede causar serios problemas de salud que podrían provocar un coma y la muerte de tu gato.

La mejor manera de asegurarse de que tu gato orine con regularidad y normalmente es asegurarse de controlar la frecuencia de su micción, para que puedas actuar ante la primera señal de un problema.

 
Continuar leyendo ¿Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar?

¿Tu gato tiene dolor? ¡Reconoce estos signos y síntomas!

Si eres dueño de un gato, probablemente sabrás que está en la naturaleza de un gato ocultar el dolor, se vuelve difícil o imposible entender cuándo un gato necesita atención. Sin embargo, antes de comenzar a sacar conclusiones sobre tu gato, debes comprender estos puntos que se mencionan a continuación.

# 1. ¿Por qué los gatos esconden su dolor?
Los gatos son cazadores por naturaleza, y su tendencia a disfrazar la incomodidad es un vestigio evolutivo de sus días en la naturaleza, donde las lesiones o enfermedades pintan una diana en su espalda para los depredadores cercanos. La apariencia de debilidad haría vulnerable a un gato o lo pondría en peligro de ser intimidado o abandonado por su grupo. Aunque los gatos domésticos no tienen nada de que preocuparse por convertirse en presas, es posible que vean a otras mascotas en la casa o incluso a otras personas como su competencia. Incluso si eres extremadamente sobreprotector con ellos, es posible que aún no puedas detectar cuándo tu gatito está enmascarando sus síntomas de dolor.

# 2. Reconociendo los síntomas del dolor en los gatos
Un gato que experimenta dolor a menudo mostrará cambios de comportamiento que van acompañados de cambios de humor. Como padre de un gato, debes detectar cuándo tu gato no está de humor para mezclarse con nadie de la familia y no muestra ningún signo de estar en lo correcto o equivocado. A continuación se mencionan los pocos cambios de comportamiento entre los gatos cuando tienen dolor:
– Ocultación.
– Sentado quieto y encorvado.
– Pérdida de interés en personas, otras mascotas o incluso actividades.
– Descuidar de arreglarse a sí mismos, o incluso arreglarse demasiado en un lugar.
– Ronroneo, maullidos excesivos o vocalizaciones inusuales.
– Inquietud o agresión hacia un entorno amigable.

Aparte de estos cambios de comportamiento, un gato con dolor perderá el apetito de repente. También podría presenciar vómitos inusuales. Cuando los gatos sufren dolores crónicos, como artritis, pueden dejar de usar la caja de arena o dejar de trepar objetos en la casa porque les resulta demasiado difícil hacerlo.

# 3. ¿Cómo puede ayudar tu veterinario?
Cualquier comportamiento anormal de un gato debe significar una visita inmediata a tu veterinario. En lugar de experimentar con sus suplementos y medicamentos, es mejor que lo lleves al veterinario, quien podrá determinar si estos cambios se deben al dolor o a una enfermedad. Dependiendo del motivo del cambio de comportamiento, su veterinario tratará la causa subyacente. El veterinario ayudará con el manejo del dolor, que incluye la prescripción de analgésicos, terapia de calor, rehabilitación física e incluso masajes. Si la gata sufre de dolor articular crónico, el veterinario le recetará alimentos para el control de peso y, a veces, recomendará cambios en su dieta.
Es posible que deba visitar al veterinario varias veces al mes hasta que tu gato muestre un comportamiento normal una vez más. No dude en tomarse un tiempo de su apretada agenda para llevarla a la visita, recuerde que cada visita ayudará a tu gato a vivir más tiempo y de manera más saludable.

# 4. ¿Cómo puedes ayudar?
Lo único que puede hacer tu veterinario es recetarle la medicación adecuada y verlo de vez en cuando, pero aún tiene una mayor responsabilidad que manejar. Recuerda pasar mucho tiempo con él; Puede que no lo pida, o que a veces incluso evite el amor que le das, pero lo necesita más. Puedes considerar reubicar su cama, platos de comida, tazones de agua y caja de arena, para que sean más fáciles de localizar para él. Asegúrate de que la caja de arena sea lo suficientemente simple para que pueda trepar sin esfuerzo. En caso de que vivas con una familia numerosa, recuerda mantener a los niños alejados de él. Si bien podría escapar, no querrás que pierda la confianza en las personas mientras se recupera.
Sin duda, tu gato es una parte importante de tu vida e incluso si te preocupa su salud, recuerda que es un luchador. No olvides darle todo el amor y la atención que ha estado evitando por un tiempo. Y una vez que esté bien, será la misma bola de ronroneo de siempre, la que rompió cosas en el suelo y saltó de un rincón de la casa a otro.

 
Continuar leyendo ¿Tu gato tiene dolor? ¡Reconoce estos signos y síntomas!

Bolas de pelo

Las bolas de pelo de gato no discriminan por edad o raza. Solo esperas que el sonido de tos seguido de la expulsión de la masa de cabello húmedo no aterrice en la nueva alfombra de tu sala de estar o te despierte en medio de un sueño profundo.

La palabra bola de pelo provoca involuntariamente muecas en los rostros y hace que se pronuncien palabras como «asco» y «asqueroso». Por supuesto, podrías llamarlo por su nombre científico apropiado de tricobezoar, pero eso realmente no minimiza la exhibición repugnante de tu gato arrojando un desastre peludo y enmarañado de su boca.

¿Cómo se crean las bolas de pelo de gato?

Los gatos se enorgullecen de ser cuidadores exigentes y de lucir pelajes brillantes. Para lograr esto, un gato usa su lengua con púas a través de su cuerpo para levantar y eliminar el exceso de pelo que luego traga. Normalmente, este cabello se desliza por el tracto intestinal y sale por el ano dentro del depósito de caca en la caja de arena.

Los gatos pueden pasar días, semanas o meses sin cortar una bola de pelo. Pero luego sucede.

«Sí, las bolas de pelo son comunes en los gatos, pero no deben descartarse simplemente como una acción normal en los gatos», dice la Dra. Elizabeth Bales,  «Cuando tu gato suelta una bola de pelo, es hora de investigarla y también es hora de dar un paso atrás y preguntar por qué sucedió»

¿La solución coincide con la causa?

Compórtate como un detective de mascotas, al estar atento a las pistas que puedas compartir con tu veterinario antes de buscar un producto como Laxatone, un lubricante eficaz para eliminar las bolas de pelo de los gatos.

“Sí, le das Laxatone, muy bien, pero el problema real es la ansiedad, no estás tratando el problema de manera efectiva”, dice la doctora.

Algunas bolas de pelo se producen por acicalamiento excesivo, pero otras pueden ser una señal de que algo anda mal desde el punto de vista médico con tu gato. Es posible que se esté acicalando demasiado porque está ansioso, o le pica por una infestación de pulgas, o está lidiando con alergias alimentarias.

O tal vez la motilidad del estómago no está funcionando lo suficientemente bien como para empujar el cabello, causando un atasco en la parte de atrás, dice la Dra. Bales. “Los gatos son criaturas tan estoicas y no quieren mostrar signos de debilidad. Tu gato puede estar lidiando con malestar gastrointestinal o síndrome del intestino irritable».

Si ves algo que parece café molido en la bola de pelo, eso podría indicar sangre seca, una situación potencialmente mortal.

“Tu gato puede estar sangrando internamente y necesita ver a un veterinario de inmediato”, dice ella.

En raras ocasiones, una gran bola de pelo puede actuar como un cuerpo extraño y bloquear el paso de los alimentos del estómago al intestino delgado. Sin una atención veterinaria inmediata, esto puede bloquear el flujo sanguíneo y hacer que los intestinos se apaguen y el gato muera.

«Me han sometido a un puñado de cirugías en las que eliminé bolas de pelo de tamaño potencialmente mortal del estómago de los gatos», dice la Dra. Bales.

Además, haz todo lo posible para distinguir una bola de pelo del vómito. Una bola de pelo es la acumulación de cabello y generalmente tiene la forma de un puro empapado. El vómito puede ser causado por un gato que come demasiado rápido, un síndrome conocido como «bufanda y vómito» que hace que la comida retroceda y salga por la garganta.

Ten cuidado con lo que buscas para tratar de aliviar a tu gato al lidiar con bolas de pelo y un posible malestar estomacal, advierte la Dra. Elisa Katz, quien opera los Servicios Veterinarios Holísticos en el área de Chicago y forma parte de la junta de la Fundación de Nutrición Felina.

«Los gatos tienen diferentes fisiologías que las personas y reaccionan de manera diferente a los medicamentos de venta libre», dice. “Por ejemplo, no le dés a tu gato Pepto Bismol o Kaopectate. «Estos medicamentos contienen sustancias relacionadas con la aspirina y pueden ser tóxicas para los riñones o el hígado».

En pocas palabras: no descartes las bolas de pelo de gato simplemente como un hecho de la vida felina.

“Sí, me doy cuenta de que los vómitos y las bolas de pelo pueden ser un inconveniente para nosotros”, dice la Dra. Bales, “pero pueden usarse como pistas para compartir con tu veterinario para que, juntos, podáis idear el plan de tratamiento adecuado para tu gato para mantenerlo en su mejor estado de salud».


Ayuda para bolas de pelo

Hay muchos productos disponibles hoy para prevenir y tratar las bolas de pelo, todos disponibles en Amazon y otros minoristas de artículos para mascotas. Aquí hay una muestra:

Greenies Feline SmartBites Golosinas de control de bolas de pelo.

Remedio de bolas de pelo de Tomlyn Laxatone

Whiskas Anti-Hairball para evitar las Bolas de Pelo en Gatos (Pack de 8 x 60g)

 

 
Continuar leyendo Bolas de pelo

¿Son los animales sanadores? El poder curativo del ronroneo de un gato

Los animales son sanadores
¿Sabías que hay poder curativo en el ronroneo de un gato?
Siempre he sostenido que los animales son seres espirituales, con sentimientos, razonamientos y muy inteligentes, y son curanderos naturales.
Están en sintonía con nuestra sensación de bienestar, tanto físico como mental. Cuando nos tomamos el tiempo para aprender cómo se comunican, tienen la capacidad de ayudarnos a sanar y para decirnos cuando tienen dolor.

¿Por qué ronronean los gatos?
La mayoría de la gente asocia el ronroneo de un gato con la felicidad. Y esa es una de las veces que oirás a tu dulce gatito ronronear cuando está contento y acurrucado en tu regazo. Te hace sentir feliz también, ¿verdad?
Sin embargo, los dueños de mascotas deben ser conscientes de que los gatos también ronronearán cuando se sientan ansiosos, cuando estén enfermos y con dolor.
Puede ser engañoso y puede provocar un sufrimiento prolongado para tu pobre gato si no prestas atención a la señal que te están enviando.
Porque es cierto que un ronroneo es relajante, pero cuando no se sienten bien, están tratando de calmarse y consolarse.
Pero este ronroneo tranquilizador es más profundo que un sonido reconfortante: hay más ciencia de lo que piensas.
No ronronean para calmarse como escucharíamos música relajante, los científicos han descubierto que todos los gatos del mundo ronronean con una frecuencia de curación específica.

La frecuencia de curación del ronroneo de un gato.
La investigación ha demostrado que todos los gatos domésticos, y la mayoría de los gatos salvajes, ronronean exactamente a la misma frecuencia. Sus ronroneos oscilan entre 20 hercios y 150 hercios.
Sorprendentemente, estas frecuencias corresponden y se ajustan a las condiciones óptimas que nuestro cuerpo necesita para curar los tejidos y huesos dañados.
De hecho, la comunidad médica tomó nota y creó dispositivos emisores de frecuencias similares que ayudan a curar huesos rotos y otros tipos de problemas.
Eso es porque nuestras células realmente cambian de forma y se reparan a sí mismas más rápidamente cuando se exponen a estas frecuencias.
Todos hemos visto a gatos hacer saltos acrobáticos, hacer parkour por la habitación, es difícil creer que no se rompan las articulaciones o que se tuerzan un músculo en un instante al hacerlo.
Cuando comprendes la razón médica por la que los gatos ronronean, resulta que es posible que se hayan hecho daño a sí mismos y su ronroneo emite una frecuencia que ayuda a curar el músculo desgarrado o las caderas doloridas.
De hecho, algunos investigadores han concluido que esta es una de las razones por las que los veterinarios deben realizar menos cirugías importantes en gatos en comparación con perros, los gatos tienen un truco bajo la manga, un superpoder curativo.
Debido a que los animales son curanderos por naturaleza, es hora de considerar que, cuando tu gato se acurruca y ronronea sobre tus piernas, tu pecho o uno de tus brazos, está tratando de compartir su superpoder curativo contigo.

Los animales quieren compartir sus poderes curativos.
A mi difunto abuelo siempre le encantó abrazar a nuestra única gata, TuffyTiger, una gata atigrada gris de gran corazón y naturaleza dulce.
Era lo más extraño, cada vez que él se echaba a descansar, ella estaba encima de él, en un lugar específico, estirada sobre su pecho, ronroneando al máximo de su capacidad.
Ella se acurrucaba en él y siempre finalmente se acomodaba sobre su lado derecho, sobre su hígado.
Esto viene de hace años. Siempre se sentía renovado después de descansar con TuffyTiger acurrucado sobre él, ronroneando.
Después él se marchó a casa de un familiar. Poco tiempo después, comenzó a sufrir de dolor en el pecho y el área del estómago y, lamentablemente, más tarde descubrió que tenía un cáncer de «vías biliares» inoperable. De hecho, su cuerpo estaba plagado de cáncer.
Durante todos esos años, nuestra gata TuffyTiger había estado compartiendo su poder curativo con él a través del poder de su ronroneo, deteniendo el dolor, mejorando su salud y bienestar.
Y cuando ya no tuvo acceso a sus calmantes cuidados diarios, el cáncer creció a un ritmo alarmante. Murió unos meses después.

Presta atención cuando un gato trabaja en tu cuerpo
He aprendido a prestar atención cuando un animal se interesa por mí, y sobre todo en una zona concreta de mi cuerpo, ¿Qué intenta comunicar?
Muchas veces los animales que conozco, su ser humano subestima seriamente su inteligencia e intuición.
Simplemente, trata de estar en sintonía con los mensajes que está tratando de darte tu mascota, hay mucho que aprender.
Los animales son criaturas espirituales: una ventana a tu alma y un reflejo de tu estado de ánimo.

Escuchar y prestar atención al ronroneo de tu gato abrirá una puerta al conocimiento, la comprensión y la curación.

 
Continuar leyendo ¿Son los animales sanadores? El poder curativo del ronroneo de un gato

Cómo detectar una cola de gato rota y otras lesiones en la cola

Como dueños de mascotas, a veces damos por sentado el comportamiento del curioso apéndice de nuestros gatos, la cola. Por ejemplo, si bien notaremos rápidamente si nuestro gato cojea, no necesariamente notamos cuando algo anda mal con su cola. Aprende a reconocer una cola de gato rota y otras lesiones comunes en la cola de gato.

¿Los gatos tienen huesos en la cola?

Sí, los gatos tienen huesos en la cola; de hecho, el 10 por ciento de los huesos de tu gato están en la cola. La cola es una extensión de la columna, por lo que estos huesos son vértebras. Los huesos, músculos y nervios de la cola juegan un papel importante en el movimiento, el equilibrio, el control intestinal y más de tu gato. El lenguaje de la cola de tu gato es una forma esencial de expresión con humanos y otros animales.

¿Cómo se ve una cola de gato rota?

¿Pueden los gatos romperse la cola? Dado que los gatos tienen huesos en la cola, es lógico que puedan fracturarlos. Una cola de gato rota puede ser el resultado de numerosos incidentes, desde sucesos potencialmente mortales como ser atropellado por un automóvil hasta eventos inocuos como caerse de una cama. También es posible que veas una cola de gato rota porque la cola se quedó al cerrar una puerta o fue jalada con demasiada fuerza.

Entonces, ¿cómo ver una cola de gato rota? Podría ser tan simple como que la cola de tu gato esté caída hacia abajo. Una cola que cojea o sostenida cerca del suelo es una señal segura de que tu gato está dolorido, temeroso o ambos.

Los síntomas adicionales que acompañan a una cola de gato rota pueden incluir:

  • Incapacidad para mover la cola
  • Incapacidad para mover las patas traseras.
  • Pérdida del control de la vejiga o los intestinos.

Acude a un veterinario de inmediato si notas alguno de estos síntomas en tu gato.

Tratamiento para una cola de gato rota

Dependiendo de dónde ocurrió la fractura, muchas colas se curan por sí solas en unos pocos meses. Una punta de cola rota puede tener una torcedura o un bulto después, pero no requerirá tratamiento adicional. Las fracturas ubicadas más cerca de la base de la cola suelen ser más graves y provocan daño a los nervios. Por último, es probable que las vértebras aplastadas o el desglose requieran cirugía. Dependiendo de la gravedad y la ubicación de la lesión, es posible que sea necesario amputar la cola. Tu veterinario determinará si esto es necesario con un examen y radiografías.

La buena noticia: incluso si la cola de tu gato debe ser amputada, no es probable que se vea tan afectado por la pérdida parcial de este apéndice. (¡Después de todo, a los gatos bobtail les va bien con colas cortas!)

Otras lesiones comunes de la cola de gato

Si tu gato sale al exterior, las lesiones en la cola serán más probables. Además de los peligros que plantea el tráfico y la exposición, tu gato puede entrar en contacto con otros animales y plagas que pueden causar lesiones en la cola del gato. Recomendamos tener un botiquín de primeros auxilios para gatos en la casa con vendajes, herramientas, cuidado de plagas, cuidado de heridas, medicamentos y más.

Abrasiones

Los rasguños y raspaduras en la cola de tu gato generalmente no justifican una visita al veterinario. Si ves una abrasión menor en la que se frota el pelo y la piel enrojecida queda expuesta, simplemente limpia el área con agua y jabón suave o un lavado de heridas con solución salina estéril. (No uses peróxido de hidrógeno). Luego aplica un ungüento antibiótico y un vendaje autoadhesivo; solo asegúrate de no envolverlo demasiado apretado. Si notas que tu gato se lame, se rasca o muerde el área lesionada, es posible que debas colocarle un collar electrónico para gatos.

Es mejor que tu veterinario revise cualquier abrasión que tenga una hinchazón o sangrado excesivos.

Heridas por mordedura

Una de las lesiones más comunes en la cola de un gato es una herida por mordedura, ya sea causada por otro animal o autoinfligida. En el caso de este último, es probable que la causa sea la dermatitis por pulgas, las alergias alimentarias o el estrés.

Las heridas por mordedura en la cola pueden infectarse fácilmente; estate atento a signos como enrojecimiento, calor, dolor e inflamación. Es mejor equivocarse por el lado de la seguridad y llevar a tu gato al veterinario si notas heridas por mordeduras en la cola (o en otra parte del cuerpo). Si la herida sangra mucho, envuélvela en una toalla mientras transportas a tu gato al veterinario. Es posible que el veterinario deba limpiar la herida, aplicar suturas o incluso realizar una cirugía. El tratamiento en el hogar puede incluir antibióticos y analgésicos.

Automutilación

Ya mencionamos que las heridas por mordedura en la cola a veces pueden ser autoinfligidas, a menudo debido a trastornos de la piel como infestaciones por pulgas, infecciones por hongos o infestaciones por ácaros. Este tipo de infecciones se tratan con medicamentos tópicos, champús, inyecciones y más aprobados por veterinarios.

Menos comunes son las lesiones autoinfligidas en la cola de gato causadas por un trastorno llamado síndrome de hiperestesia felina (FHS), también conocido como síndrome de contracción de la piel, enfermedad de la piel ondulada o síndrome de la piel rodante. Los veterinarios suelen caracterizar la FHS como un trastorno convulsivo o una condición obsesivo-compulsiva. La mayoría de los episodios comienzan cuando se toca o rasca la región lumbar del gato. Tu gato puede pasar de estar dormitando pacíficamente a rascarse, morder o lamer su espalda, el área del costado o la cola, todo en el espacio de 20 a 30 segundos. La FHS puede ser difícil de diagnosticar, pero se puede tratar con medicamentos anticonvulsivos como gabapentina y / o medicamentos contra la ansiedad como Prozac.

Las lesiones en la cola de gato son más comunes de lo que piensas. Si bien algunas lesiones son leves y sanarán por sí solas, muchas requieren la atención de un veterinario. Ahora que sabes cómo detectar una cola de gato rota, puedes actuar de inmediato cuando notes que algo anda mal con tu peludo miembro de la familia.

 
Continuar leyendo Cómo detectar una cola de gato rota y otras lesiones en la cola

Diarrea en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Una de las razones más comunes por las que los gatos son detectados por un DVM es la diarrea y las heces blandas. La diarrea puede ocurrir repentinamente o puede involucrar deposiciones crónicamente anormales. Hay muchas causas de diarrea y, en consecuencia, muchas formas de tratarla.

La diarrea puede ser dolorosa y puede indicar problemas subyacentes, como cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal, parásitos intestinales o problemas con la dieta de tu gato. Afortunadamente, la mayoría de los casos de diarrea en gatos se pueden resolver con la ayuda de tu veterinario local.

¿Qué causa la diarrea en los gatos?

La diarrea es causada por un problema osmótico, un problema de motilidad gastrointestinal, un problema de permeabilidad o un problema de secreción. La diarrea osmótica ocurre cuando algo hace que el tracto intestinal absorba demasiada agua en las heces. La diarrea asociada con problemas de motilidad ocurre cuando los intestinos se contraen demasiado o muy poco.

Las úlceras gastrointestinales o el síndrome del intestino permeable pueden causar problemas de permeabilidad intestinal que provocan diarrea. La diarrea secretora ocurre cuando el tracto gastrointestinal está expuesto a toxinas de infecciones bacterianas. A veces, un gato tiene más de una causa de diarrea al mismo tiempo.

Las causas comunes de diarrea, de todos los tipos, pueden incluir:

  • Indiscreción dietética (el gato comió algo que le provocó diarrea, como basura o comida en mal estado)
  • Darle un nuevo alimento a tu gato
  • Sensibilidad a los ingredientes (las sensibilidades a los ingredientes más comunes en los gatos incluyen pollo, ternera, huevos, lácteos y soja)
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (ibd)
  • Estrés
  • Cáncer gastrointestinal, como linfoma
  • Enfermedades metabólicas y hormonales, como enfermedad de Addison, hipertiroidismo en gatos mayores, enfermedad hepática, enfermedad renal y enfermedad pancreática.
  • Obstrucción del tracto intestinal con comida o un cuerpo extraño
  • Infecciones virales
  • Infecciones bacterianas
  • Parásitos intestinales, como coccidios, giardia o lombrices intestinales
  • Infecciones por hongos, causadas por comer alimentos viejos que están contaminados por esporas de hongos.
  • Drogas o toxinas

La diarrea en los gatos puede ser aguda (¡Dios mío, sucedió de repente!), Crónica (ha estado sucediendo por un tiempo) o intermitente (comienza y se detiene). La diarrea se clasifica además en diarrea del intestino grueso o del intestino delgado.

La diarrea del intestino grueso, que se observa en gatos con colitis, implica esfuerzo para defecar y pequeñas cantidades de diarrea que pueden tener moco o sangre. La diarrea del intestino delgado implica grandes cantidades de heces, sin esfuerzo, puede ser alquitranada y puede hacer que un gato pierda peso. Tanto la diarrea del intestino delgado como la del intestino grueso pueden causar pérdida de apetito.

¿Cómo afecta la diarrea a la salud de un gato?

gato sentado junto a una caja de arena y mirando hacia arriba

La diarrea puede hacer que un gato se sienta mal y también puede causar problemas graves en el cuerpo.

Además de hacer que un gato se sienta miserable y asqueroso, la diarrea causa muchos problemas en muchos sistemas del cuerpo además del sistema digestivo. La diarrea severa causa deshidratación y desequilibrios de electrolitos que pueden afectar negativamente el sistema cardiovascular, el sistema endocrino, el sistema musculoesquelético y el metabolismo general de un gato.

Además, los gatos con diarrea crónica pueden experimentar una gran pérdida de peso y problemas con la caja de arena, como defecar fuera de la caja de arena. Esto pone a los gatos en riesgo de perder su hogar o incluso su vida debido a la eutanasia en casos graves.

¿Cómo se diagnostica la causa de la diarrea?

Los gatos con diarrea sin resolver o con sangre requieren un examen físico completo, un historial oral del propietario y pruebas de laboratorio de una muestra fecal para determinar la causa de la diarrea.

El tipo de pruebas ordenadas depende de la causa de la diarrea que sospeche el veterinario y puede incluir una flotación fecal, otras pruebas fecales y análisis de sangre y orina. Otras pruebas pueden incluir radiografías, ecografía abdominal, pruebas de pancreatitis, cultivos fecales y biopsia de los intestinos si se sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal o cáncer.

¿Cómo se trata la diarrea?

gato sentado en el regazo de la persona y mirando una pastilla

Una vez que hayas identificado que tu gato tiene diarrea, el tratamiento adecuado puede ayudar a detener tanto la diarrea como su causa subyacente.

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Si tu gato defeca afuera, ¡es posible que ni siquiera notes que tu gato tuvo diarrea!

De lo contrario, el tratamiento de la diarrea depende de varios factores, incluida la causa de la diarrea y la gravedad de la diarrea. Los gatos con diarrea leve pueden tratarse con solo alimentarlos con alimentos restringidos en grasas y de fácil digestión, ya sea pollo y arroz caseros o una dieta terapéutica hasta que se observen heces normales.

Si esto no resuelve el problema en un día, tu veterinario puede recetarle probióticos que se pueden mezclar con la comida y los medicamentos antidiarreicos de tu gato.

De lo contrario, la diarrea se maneja deteniendo la diarrea y abordando la causa subyacente. Si tu veterinario sospecha que la diarrea de tu gato se debe a parásitos intestinales, te recetará un desparasitante. Si tu gato tiene diarrea debido a la EII, tu veterinario te hablará sobre los esteroides y el manejo dietético.

Si tu gato tiene una infección bacteriana, se te recetarán antibióticos. Si tu veterinario sospecha que la diarrea se debe a intolerancias alimentarias o alergia a los alimentos, es probable que te pida que cambies a tu gato a una dieta hipoalergénica o una dieta de proteínas novedosas para una prueba alimentaria, y así sucesivamente.

Si tu gato está muy deshidratado, tiene diarrea hemorrágica o está muy enfermo, es posible que debas hospitalizarlo para tratar la diarrea. Si esto ocurre, es probable que a tu gato se le coloque un catéter intravenoso, reciba líquidos y medicamentos por vía intravenosa, y el personal del hospital lo controlará continuamente.

¿Cómo puedo prevenir la diarrea en mi gato?

La mejor manera de asegurarse de que tu gato no desarrolle diarrea es limitar el acceso de tu gato a la basura o alimentos que no sean su dieta habitual, y tratar de no cambiar la comida de tu gato. En su lugar, trata de ser constante y alimenta a tu gato con una marca de comida para gatos de alta calidad.

Desparasita y vacuna adecuadamente a tu gatito, y lleva a tus gatos adultos y muestras fecales frescas al veterinario anualmente para que las examinen y verifiquen el bienestar general y los parásitos intestinales.

La mayoría de los casos de diarrea en gatos se resuelven espontáneamente sin tratamiento; sin embargo, si tu gato tiene problemas intestinales, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario local; él está allí para ayudarlo.

Preguntas frecuentes

¿Qué le puedo dar a mi gato para la diarrea?

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Los gatos con diarrea leve pueden tratarse con solo alimentarlos con alimentos fáciles de digerir y con restricción de grasas, ya sea pollo y arroz caseros o una dieta terapéutica hasta que se observen heces normales.
Si esto no resuelve el problema en un día, tu veterinario puede recetarte probióticos que se pueden mezclar con la comida y los medicamentos antidiarreicos de tu gato.

¿Por qué mi gato de interior tiene diarrea?

Las razones más comunes por las que los gatos de interior tienen diarrea incluyen indiscreción dietética, es decir, el gato comió algo que le causó diarrea, como basura o comida en mal estado, darle a tu gato una nueva comida, sensibilidad a los ingredientes al pollo, ternera, huevos, lácteos o soja, inflamación intestinal enfermedad, estrés, condiciones metabólicas u hormonales, obstrucción del tracto intestinal con un cuerpo extraño, medicamentos o toxinas, o cáncer del tracto intestinal.

¿Qué remedio casero le puedo dar a mi gato para la diarrea?

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Los gatos con diarrea leve pueden tratarse con solo alimentarlos con alimentos fáciles de digerir y con restricción de grasas, como pollo y arroz caseros. También puedes darle a tu gato probióticos que se pueden comprar sin receta. Si esto no funciona o si tu gato está enfermo, comunícate con tu veterinario local.

¿Cuándo debería preocuparme por la diarrea de mi gato?

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Las causas de preocupación incluyen diarrea crónica que no se resuelve con tratamiento, diarrea con sangre, lombrices en las heces, pérdida de peso, pérdida del apetito durante más de un día, o si tu gato está letárgico o parece deshidratado (ojos hundidos, boca seca, frecuencia cardíaca, disminución de la elasticidad de la piel).
 
Continuar leyendo Diarrea en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Desparasitantes naturales para gatos: ¡deshazte de los parásitos!

Desparasitar a tu gato es una parte importante de tener una mascota responsable. Los parásitos intestinales pueden causar estragos en la salud general de tu gato, por lo que es muy importante usar un desparasitante que cumpla con el trabajo. Aunque sabemos que nuestro veterinario puede proporcionar desparasitantes recetados para nuestros amigos felinos, muchos han comenzado a preguntarse si existen alternativas naturales para prohibir estas criaturas en la vida de nuestro gato. ¿Existe un desparasitante natural para gatos?

En este artículo, abordaremos el tema de los desparasitantes naturales en gatos y discutiremos las formas más eficientes de mantener a su gato libre de gusanos.

Soluciones naturales de desparasitación para gatos

gato en la hierba

¿Qué es un desparasitante?

Entonces, ¿qué es un desparasitante para gatos? En pocas palabras, un desparasitante es una sustancia que mata los parásitos intestinales dentro del tracto intestinal de tu gato una vez que se ingiere. Estos medicamentos también se llaman antihelmínticos, que son cualquier tipo de medicamento que ataca y expulsa gusanos del cuerpo, humano o animal.

Los antiparasitarios para gatos funcionan de muchas formas diferentes según el tipo de parásito intestinal que tenga tu gato. Cuando tu gato tiene tenias, el medicamento curará la infección al romper los huevos de tenia en el tracto intestinal hasta que ya no estén activos. Cuando tu gato tiene lombrices intestinales, el medicamento esencialmente paraliza las lombrices intestinales, lo que hace que suelten el revestimiento intestinal y se eliminen con las heces.

Existen diferentes tipos de desparasitantes para diferentes infecciones parasitarias, todos los cuales tienen el objetivo de curar a tu amigo felino de estos molestos parásitos.

Parásitos intestinales comunes en gatos

Cuando la gente habla de los parásitos intestinales en los gatos, hay algunos parásitos diferentes a los que pueden referirse. Los parásitos más comunes en gatos incluyen:

Tenias: Un parásito intestinal que tu gato puede adquirir después de tener pulgas o de ingerir una pulga que es un vector de tenias. Esta es una de las muchas razones por las que la prevención de pulgas es tan importante.

Lombrices intestinales: Los gusanos redondos son extremadamente comunes en los gatos, ya que a menudo se transfieren a través del proceso de lactancia. Los gatitos a menudo adquieren la infección al amamantar de su madre infectada o al estar en contacto cercano con heces infectadas.

Coccidios: La coccidia es un poco diferente a los otros parásitos de esta lista debido al hecho de que es un protozoo que habita el revestimiento intestinal en lugar de un gusano real. Aunque no se consideran gusanos, pueden causar el mismo caos en tu amigo felino. La coccidia es una gran amenaza para tu gato o gatito debido a la diarrea grave que causa y lo común que es en situaciones de refugio o rescate.

Anquilostomas: Los anquilostomas son otro parásito intestinal común en los gatos. Al alimentarse de sangre en el revestimiento intestinal de tu peludo amigo, su presencia puede traer consigo una anemia potencialmente mortal. Los anquilostomas son una causa extremadamente común de anemia en gatitos y gatos adultos.

Tricocéfalos: Aunque no son tan comunes como los otros parásitos de esta lista, los tricocéfalos pueden causarle una gran incomodidad a tu amigo felino. A los tricocéfalos les gusta pasar su tiempo en el colon de tu gato y causar un gran daño a los órganos que habitan. Aunque este gusano no es tan común, se considera uno de los más peligrosos.

Giardia: La giardia es otro protozoo que puede provocar graves diarreas en nuestros compañeros felinos. La giardia se puede adquirir a través de la ingestión de agua o tierra contaminada y es común en situaciones de refugio o áreas con poblaciones de gatos congestionadas.

Síntomas de los gusanos en los gatos

Ahora que conoces las lombrices intestinales más comunes en los gatos, es importante comprender también los síntomas que pueden causar con su presencia. Los síntomas de los parásitos intestinales en los gatos incluyen:

  • Diarrea
  • Vómitos
  • Cambio de apetito
  • Letargo
  • Pérdida de peso
  • Abdomen distendido o «apariencia de barriga»
  • Presencia visible de gusanos en sus heces.

¿Funcionan los desparasitantes naturales en los gatos?

Antes de entrar en la discusión de las opciones de desparasitación natural en gatos, es importante entender cómo funcionan los desparasitantes naturales. Estas opciones naturales simplemente crean un entorno dentro del cuerpo en el que un gusano no suele prosperar, lo que lo convierte en un entorno hostil para que habite un gusano. Los desparasitantes naturales no pueden curar una infección parasitaria existente, sino actuar como una prevención para los futuros parásitos a los que están expuestos.

Entonces, ahora que tenemos una comprensión clara de cómo los desparasitantes naturales crean un ambiente indeseable para los parásitos en lugar de curarlos, profundicemos en algunas de las opciones de desparasitación natural más discutidas.

Si tu gato tiene un parásito intestinal activo, un desparasitante natural no es un método eficaz. Siempre recomendamos discutir cualquier opción de desparasitación natural con tu veterinario antes de ofrecérsela a tu gato y mantenerse al día con las heces recomendadas en cada examen.

aceite de coco y vinagre de sidra de manzana: ¿desparasitante natural para gatos?

Aceite de coco para desparasitar gatos

El aceite de coco tiene muchas habilidades increíbles cuando se trata de mantener la salud de nuestra mascota. La ingestión de aceite de coco hace que el cuerpo de nuestro gato convierta el ácido láurico en monolaurina, que se dice que es un agente antiparasitario natural. Aunque muchos estudios afirman que la ingestión de aceite de coco solo puede curar algunos parásitos intestinales en tu gato, recomendamos obtener la opinión de tu veterinario antes de comenzar. Potencialmente, podría ser una manera maravillosa de prevenir futuras infecciones parasitarias.

Vinagre de sidra de manzana para desparasitar gatos

El vinagre de sidra de manzana es un tema de moda cuando se trata de curar los parásitos intestinales en gatos debido a su capacidad para crear un ambiente alcalino en el tracto intestinal. Muchos veterinarios holísticos sugieren que el consumo diario de vinagre de sidra de manzana durante 2 semanas es suficiente para curar a tu gato de sus parásitos, aunque no existen estudios científicos que lo confirmen.

Si bien un ambiente alcalino en los intestinos ciertamente puede afectar cualquier gusano activo, estamos un poco preocupados por el posible efecto del uso diario de vinagre de sidra de manzana en tu gato. El vinagre de sidra de manzana puede ser un poco fuerte para los riñones y potencialmente puede empeorar los problemas subyacentes en tu gato que tu no conoces. Debido a esto, no recomendamos ofrecer vinagre de sidra de manzana a tu gato hasta que lo hables con tu veterinario.

Desparasitantes a base de hierbas de ajenjo para gatos

El ajenjo es otro tema común en la salud integral de las mascotas por sus afirmaciones de tratar los parásitos intestinales en humanos y mascotas durante años. Aunque el ajenjo es conocido por su capacidad para tratar tenias y lombrices intestinales, es conocido por ser un poco duro con el animal que lo toma.

El ajenjo puede afectar seriamente el hígado, los riñones e incluso el sistema nervioso de un gato. Se sabe que la toxicidad del ajenjo causa convulsiones y síntomas neurológicos graves, por lo que es una opción preocupante para el uso diario en el tratamiento de parásitos intestinales. No recomendamos usar esta opción, pero siempre puedes discutirla con tu veterinario para obtener más información.

Desparasitante casero para gatos

La última opción para desparasitar a un gato de forma natural son las recetas caseras de desparasitadores para gatos.

Hay muchos remedios caseros en internet que afirman librar a tu peludo amigo de sus gusanos intestinales y, a menudo, son una combinación de las opciones naturales que hemos enumerado anteriormente. Estos remedios caseros van desde ayunar a tu gato durante 24 horas, ofreciendo una combinación de aceite de coco y ajo, y todo lo demás.

Debido a que cualquier persona sin experiencia veterinaria tiene la capacidad de crear un remedio casero y publicarlo en internet, recomendamos abstenerse de cualquiera de estas opciones caseras.

Crear un brebaje en casa deja una gran posibilidad de toxicidad con dosis incorrectas de ingredientes, así como el uso de ingredientes potencialmente tóxicos.

Aunque es tentador crear una opción natural para tu gato en casa, simplemente no vale la pena correr el riesgo.

Desparasitantes aprobados para gatos

Después de analizar los antiparasitarios naturales mencionados anteriormente, es posible que te preguntes en qué desparasitantes confiamos para hacer el trabajo. Aunque parece que algunas opciones naturales pueden ser extremadamente beneficiosas cuando se trata de prevenir los parásitos intestinales en los gatos, solo hay unas pocas opciones en las que confiamos para tratar eficazmente una infección parasitaria activa. Estas opciones incluyen:

  • Desparasitante de amplio espectro Bayer Drontal (tenias, anquilostomas, lombrices intestinales)
  • Desparasitante de tenia Bayer (tenias)
  • Desparasitante de amplio espectro Panacur (lombrices intestinales, anquilostomas, tricocéfalos, algunas tenias)
  • Desparasitante Albon (coccidia)

Puedes comprar muchas de estas opciones en el consultorio de tu veterinario, en tiendas de mascotas o incluso en internet con una receta.

Prevención natural de pulgas para gatos

Finalmente, una de las mejores formas de prevenir las tenias en tu amigo felino en el futuro es mediante la prevención adecuada de pulgas. Aunque hay muchas prevenciones de pulgas en el mercado que contienen productos químicos para disuadir a estas criaturas rastreras, existen algunas opciones naturales que recomendamos para un enfoque más holístico.

Yoda usa el collar Seresto que actúa contra garrapatas y pulgas. No es una solución natural, pero aquí hay algunas que son:

Prevención natural de pulgas y garrapatas Arava: El collar Arava utiliza la idea de prevención con aceites esenciales pero sin todo el riesgo. Este collar está impregnado de aromas naturales que se sabe que repelen pulgas y garrapatas y es extremadamente popular entre los dueños de mascotas que tienen gatos que pasan mucho tiempo al aire libre.

Prevención natural de pulgas y garrapatas de Beloved Pets: Beloved Pets es otro collar natural contra pulgas y garrapatas que utiliza aromas naturales para ayudar a disuadir a los bichos rastreros de que monten a tu gato en un paseo. Este collar tiene un aroma ligero que no molesta a tu gato, pero tiene el poder suficiente para repeler pulgas y garrapatas hasta por 6 meses.

Cuando se trata de prevenir las lombrices en tu gato, existen algunas opciones en el departamento de tratamientos naturales. Siempre que tu gato no tenga una infección parasitaria activa, vale la pena discutir las opciones de desparasitación natural con su veterinario.

 
Continuar leyendo Desparasitantes naturales para gatos: ¡deshazte de los parásitos!

¿Son eficaces y seguros los aceites para pulgas en gatos?

Las pulgas son pequeñas criaturas molestas que pueden colarse en la vida de tu amigo felino. Ya sea que tengas un gato al que le gusta explorar el aire libre o un gato al que le encanta acurrucarse con su amigo canino, una pulga puede llegar fácilmente al cuerpo de tu gato y causar problemas. Aunque muchos dueños de gatos han optado por utilizar aceites esenciales en lugar de tratamientos antipulgas recetados, ¿son los aceites esenciales más seguros?

Si bien entendemos el deseo de usar productos naturales en tu amigo felino, existen muchos riesgos que conlleva el uso de aceites esenciales en gatos. En este artículo, discutiremos las opciones seguras para la prevención natural de pulgas en gatos y discutiremos los peligros de usar aceites esenciales para pulgas en gatos en reemplazo de tratamientos recetados contra pulgas.

¿Los aceites esenciales para pulgas funcionan en los gatos?

Las pulgas son pequeños ectoparásitos que prosperan con la sangre caliente de sus huéspedes. Dado que las pulgas no tienen requisitos específicos en lo que respecta a las preferencias de sus huéspedes, prácticamente cualquier criatura de sangre caliente puede convertirse en el nuevo hogar de una pulga. Esto significa que una vez que tu amigo felino trae una pulga a tu entorno, también puede morderte.

Las pulgas a menudo encontrarán un escondite en el cuerpo de tu gato y sobrevivirán mordiendo la piel e ingiriendo su sangre en pequeños incrementos.

Estas picaduras de pulgas pueden provocar agitación cuando se mueven por la piel, irritación y picazón severas de la piel, anemia e incluso enfermedades transmitidas por pulgas que se transmiten a través de sus picaduras. Con tanto riesgo involucrado con su presencia, es importante hacer todo lo posible para evitar que estas pequeñas criaturas hagan de su gato su hogar.

gato rascarse pulgas

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene pulgas?

Además de ver una pulga arrastrándose por la piel de tu gato, hay algunos signos que apuntan a que tu gato tiene pulgas. Algunos de los signos más comunes de pulgas en los gatos incluyen:

  • Rascado excesivo
  • Sacude la cabeza
  • Piel enrojecida o irritada
  • Perdida de pelo
  • Mastica su piel
  • Suciedad de pulgas en su pelaje (motas negras que parecen suciedad)

Los peligros de las pulgas en los gatos

Las pulgas no solo son una molestia que puede causar molestias a tu gato, sino que también pueden conllevar un riesgo grave que puede afectar la salud de tu amigo felino. Aunque las pulgas son más conocidas por causar picazón e irritación, existe una larga lista de complicaciones que son posibles una vez que una pulga se abre paso en el pelaje de tu gato.

Picor: La picazón que causan las pulgas en realidad puede resultar en un daño grave para tu gato. Dado que la única defensa contra estas criaturas es rascarse y morder su pelaje, tu gato puede causar un gran daño a su piel. Los gatos no entienden cuándo deben dejar de rascar para evitar las llagas y la irritación, por lo que continuarán rascándose sin importar el daño que cause.

Infecciones de la piel: Los gatos a menudo se rascan y muerden el pelaje hasta el punto de causar llagas o irritación grave de la piel. Dado que es probable que sigan irritando estas llagas, los gatos a menudo experimentarán infecciones de la piel como resultado. Algunas infecciones de la piel pueden volverse tan graves que se necesita atención médica.

Parásitos intestinales: Además de su capacidad para irritar la piel de tu gato, las pulgas también pueden causar parásitos intestinales. El parásito conocido como tenia se adquiere a través de la pulga y puede infectar a tu gato una vez que haya ingerido una pulga infectada. Este parásito zoonótico puede causar malestar gastrointestinal a tu amigo peludo y, al ser zoonótico, tu también corres el riesgo de contraer este parásito.

Enfermedad transmitida por pulgas: Las pulgas pueden ser un vector de múltiples enfermedades que pueden enfermar gravemente a tu gato. Las pulgas pueden transmitir hemobartonelosis, babesia, anaplasmosis, enfermedad de Lyme y ehrlichia. Estas enfermedades no solo pueden afectar a nuestros gatos, sino que muchas de ellas también pueden transmitirse a los humanos.

Anemia: Dado que a las pulgas les gusta chupar la sangre de nuestros amigos peludos, esto puede provocar anemia. Dado que la anemia se describe como una cantidad inadecuada de glóbulos rojos que circulan en la sangre, esto significa que puede causar algunos síntomas graves y potencialmente mortales. La anemia puede causar dificultad respiratoria, encías pálidas, debilidad, colapso e incluso la muerte en casos graves.

Si temes que tu gato esté sufriendo alguna de las complicaciones anteriores, lo mejor es contactar con  tu veterinario lo antes posible.

Los peligros de los aceites esenciales en los gatos

aceites esenciales gatos

Con lo populares que se han vuelto los aceites esenciales en la industria del bienestar, no es de extrañar que muchos dueños de mascotas sientan curiosidad por su uso en gatos.

Dado que los aceites esenciales se han utilizado para el control de plagas en humanos, muchos dueños de gatos han comenzado a usar estos aceites en un intento de prevenir las pulgas en los gatos. Aunque se ha demostrado que algunos aromas disuaden a los bichos rastreros, los peligros de estos aceites esenciales superan con creces los posibles beneficios en los gatos.

Según Pet Poison Helpline, ASPCA y Hills; Los aceites esenciales pueden ser extremadamente tóxicos para nuestros compañeros felinos. Incluso más que a los perros, nuestros gatos son extremadamente sensibles a los aromas y aceites potentes en su entorno o en su piel.

Síntomas

Nuestra escritora a tiempo parcial Amber, una técnica veterinaria con licencia que trabaja en medicina de emergencia, informa haber visto múltiples casos de toxicidad por el uso de aceites esenciales en gatos. Algunos de los síntomas más comunes que ve incluyen:

  • Babeo excesivo
  • Vómitos
  • Irritación y quemaduras graves de la piel
  • Dificultad respiratoria
  • Desorientación y marcha inestable
  • Frecuencia cardíaca más lenta
  • Daño hepático

Aunque muchos creen que esto solo puede suceder cuando un gato se expone a una potente dosis de aceite esencial, simplemente no es el caso. Algunos gatos han experimentado dificultad respiratoria severa simplemente por estar en una habitación con aceites esenciales en aerosol, incluso con aceites que se consideran de alta calidad.

La idea de usar aceites esenciales en la piel de un gato para prevenir las pulgas es bastante aterradora debido al potencial de toxicidad grave. Tener un olor en la piel de tu gato puede ser extremadamente abrumador e incómodo para él, así como el peligro de que el aceite esencial se absorba en su piel y se abra camino en su sistema.

Aunque hay varios blogs de mascotas en línea que fomentan el uso de aceites esenciales en las mascotas, le recomendamos que confíes en la palabra de organizaciones veterinarias reconocidas y acreditadas. Si estás buscando una prevención natural contra las pulgas para tu gato que en realidad no cause daños, ¡enumeraremos algunos de nuestros favoritos a continuación!

Prevención de pulgas segura y natural para gatos

gato negro picazón en la piel gato caspa

El hecho de que el uso de aceites esenciales esté fuera de discusión para tu compañero felino no significa que tu única opción sea una opción prescrita. Hay muchos productos naturales para la prevención de pulgas en el mercado, y hemos enumerado algunos de nuestros favoritos a continuación para ayudarte en su búsqueda.

Prevención natural de pulgas y garrapatas Arava: Este collar utiliza la idea de prevención con aceites esenciales pero sin todo el riesgo. Este collar está impregnado de aromas naturales que se sabe que repelen pulgas y garrapatas. Es extremadamente popular entre los dueños de mascotas que tienen gatos que pasan mucho tiempo al aire libre.

Prevención natural de pulgas y garrapatas de Beloved Pets: Este es otro collar natural contra pulgas y garrapatas que utiliza aromas naturales para ayudar a disuadir a los bichos rastreros de que se monten en tu gato. Este collar tiene un aroma ligero que no molesta a tu gato, pero tiene el poder suficiente para repeler pulgas y garrapatas hasta 6 meses.

Cómo deshacerse de las pulgas de forma rápida y segura en los gatos

Aunque las opciones anteriores son formas maravillosas de prevenir las pulgas en los gatos, a veces es necesario deshacerse de las pulgas actuales de tu gato para que los productos hagan su trabajo en el futuro. Aunque existen múltiples champús y otros productos en el mercado que afirman matar las pulgas rápidamente, estos productos a menudo están cargados de sustancias químicas nocivas.

Una de las formas más fáciles y seguras de eliminar las pulgas de tu gato es bañarlo con jabón para lavar platos. El jabón para platos matará a todas las pulgas adultas vivas de tu gato, lo que le permitirá comenzar a usar su prevención natural contra las pulgas.

Aunque el jabón para lavar platos es seguro para usar en gatos y gatitos, puede resecar su piel si se usa con demasiada frecuencia. Asegúrate de vigilar de cerca a tu gato y vigilarlo para detectar cualquier irritación de la piel en los días siguientes por si acaso.

Reflexión final

Aunque las pulgas son criaturas molestas que pueden dañar a nuestros gatos, no significa que debamos atacar el problema con productos químicos agresivos o aceites esenciales peligrosos para las pulgas en los gatos. Asegúrate de revisar los consejos que hemos enumerado anteriormente, ¡y podrás proteger a tu gato de las pulgas de una manera segura y natural!

 
Continuar leyendo ¿Son eficaces y seguros los aceites para pulgas en gatos?

Cosas que debes verificar al comprar medicamentos orales para pulgas para tu gatito

Las infestaciones de pulgas son muy comunes en gatos y perros y cuando no se tratan, no solo representan un peligro para tu mascota peluda sino también para toda la casa. Las aplicaciones tópicas han sido durante mucho tiempo las opciones adecuadas para tratar las infestaciones y prevenirlas también. Sin embargo, los medicamentos orales para las pulgas han ganado popularidad debido a su eficacia para tratar y prevenir las infestaciones.

Son más efectivos probablemente porque funcionan de adentro hacia afuera, lo que garantiza que se eliminen todas las pulgas, incluso las que se esconden profundamente en las pieles. Además de ser efectivos para tratar las infestaciones, los medicamentos orales no son tan sucios como los tópicos, lo que los hace convenientes y más seguros también. Hay muchas marcas de tabletas, píldoras y cápsulas orales, pero cuando sepas qué verificar, debería ser fácil tomar una decisión y elegir una marca que sea de la mejor calidad.

Efectividad – Aunque la mayoría de los medicamentos orales son eficaces para matar las pulgas, no funcionan de la misma manera. Un medicamento de acción rápida es bueno para aliviar a tu mascota y deshacerse de las infestaciones rápidamente antes de que comience a presentar problemas. Algunos son tan efectivos que comenzarás a ver resultados en tan solo treinta minutos y una dosis puede durar hasta un día. Por supuesto, es posible que debas mantenerte al día con la dosis durante unos días para una eliminación completa, pero lo mejor es un medicamento de acción rápida.

Idoneidad – Las infestaciones no se limitan a perros y gatos adultos; incluso los cachorros y gatitos pueden sufrir. Averigua si la medicación que estás a punto de comprar es apta para los más pequeños. Por supuesto, los gatitos y cachorros que solo tienen un par de semanas de edad no deben recibir los medicamentos, pero las tabletas o cápsulas orales que son adecuadas incluso para cachorros y gatitos mayores son las mejores. También es mejor elegir un medicamento adecuado tanto para gatos como para perros, porque entonces significa que puedes obtener todos los medicamentos que necesitas una vez y de la misma marca sin preocupaciones ni molestias.

Sabor – Lo último que deseas es quedarte con tabletas orales que no sean convincentes en términos de sabor porque luego serán difíciles de administrar a las mascotas. Es mejor seleccionar un medicamento que los perros y gatos encuentren sabroso. Hay muy buenas cápsulas en el mercado que tienen sabor a carne para que tus mascotas ni se den cuenta de que están tomando medicamentos. Elige medicamentos orales, que a tu mascota le encante tomar.

Efectos secundarios – Si bien los efectos secundarios mínimos que desaparecen después de un corto período de tiempo pueden ser bastante normales, es importante tener cuidado con los medicamentos que tienen una larga lista de posibles efectos secundarios porque pueden no ser tan seguros para tus mascotas. Es mejor estar informado sobre qué efectos secundarios son normales y cuáles son peligrosos y si requieren atención médica.

 
Continuar leyendo Cosas que debes verificar al comprar medicamentos orales para pulgas para tu gatito

Signos y tratamiento de la enfermedad hepática en gatos

¿A tu gato le acaban de diagnosticar una enfermedad hepática o ictericia (un tono amarillo de la piel)? Esto es lo que necesitas saber sobre la enfermedad hepática en gatos.

Los gatos parecen ser De Verdad susceptibles a la enfermedad hepática, y solo pueden pasar unos días sin comer antes de desarrollar cambios grasos secundarios en el hígado. El término médico para esto es lipidosis hepática, que a menudo se denomina «hígado graso». Si a tu gato le acaban de diagnosticar lipidosis hepática, sigue leyendo.

¿El error que veo cometer incluso a los veterinarios? El hecho de que un gato esté enfermo, con ictericia y tenga un aumento de las enzimas hepáticas no siempre significa que tu gato tenga «hígado graso». Existen numerosas causas de enfermedad hepática en gatos, y es necesario un estudio rápido y completo con tratamiento para obtener el mejor resultado.

Causas de enfermedad hepática en gatos

Algunas de las principales causas que veo para la enfermedad hepática en los gatos incluyen:

  • Lipidosis hepática
  • Colangitis / colangiohepatitis (inflamación de los conductos biliares y / o del tejido hepático circundante)
  • Pancreatitis
  • Enfermedades de la vesícula biliar y del conducto biliar (como cáncer, cálculos en la vesícula biliar, obstrucción secundaria, etc.)
  • Cáncer (como linfoma, adenocarcinoma y más)

Las causas menos comunes de enfermedad hepática en gatos incluyen:

  • Peritonitis infecciosa felina (FIP)
  • Venenos que causan daño hepático (p. Ej., Palma de sagú, Amanita hongos, acetaminofén / paracetamol)
  • Otros tipos de infecciones (p. Ej. Toxoplasma, trematodos hepáticos)
  • Flujo sanguíneo anormal que atraviesa el hígado (p. Ej., Derivaciones portosistémicas)
  • Reacciones a medicamentos raros a medicamentos veterinarios de uso común (p. Ej., Metimazol, benzodiazepina oral, etc.)
  • Quistes de hígado
  • Amiloidosis, acumulación de proteínas anormales en el cuerpo.

Ahora bien, si a tu gato le diagnostican ictericia, es probable que tu gato tenga lipidosis hepática o colangitis / colangiohepatitis. Estas dos enfermedades comprenden aproximadamente dos tercios de las causas de ictericia en gatos. Pero, ¿qué pasa con el otro tercio? Es una de estas otras causas, más raras, que tienen un pronóstico mucho peor.

Es posible que no desees, o no puedas, invertir miles de dólares en la evaluación, el diagnóstico, el tratamiento y la anestesia de una sonda de alimentación si la causa de la enfermedad hepática resulta ser intratable o tiene un pronóstico realmente malo. Además, podría ser demasiado para tu gato si el pronóstico es realmente grave.

Signos clínicos de enfermedad hepática en gatos

Entonces, ¿a qué debes estar atento? Los signos de enfermedad hepática en los gatos pueden ser muy sutiles y, a menudo, se parecen a una serie de otros problemas médicos. Por esa razón, es muy importante acudir a tu veterinario. inmediatamente si notas alguno de estos signos, especialmente si ha estado sucediendo durante más de unos días. Los signos de enfermedad hepática en gatos incluyen:

  • Comer menos o nada en absoluto
  • Vómitos
  • Babear
  • Letargo
  • Un tono amarillo sutil en la punta de las orejas, los ojos y la boca (esto es muy difícil de ver para los dueños de mascotas, ¡así que no te sientas mal!)
  • Esconderse en lugares inusuales (armario, sótano, debajo de la cama, etc.)
  • Grumos urinarios más pequeños o masa fecal en la caja de arena (debido a la disminución del apetito o al no comer)
  • Deshidración
  • Pérdida de peso
  • Pérdida de masa muscular, especialmente sobre la columna o el área pélvica
  • Un abdomen distendido
  • Acumulación de líquido en el vientre.

En casos graves, se pueden observar signos más graves secundarios a la insuficiencia hepática, que incluyen:

  • Cambios de comportamiento
  • Actuar de forma anormal (deprimido, sin respuesta)
  • Caminando borracho
  • Colapso
  • Moratones, especialmente después de una flebotomía, debido a una coagulación anormal
  • Comportamiento anormal que progresa a signos neurológicos anormales (como presionar la cabeza contra una esquina de la pared, mirar fijamente a las esquinas o temblores)
  • Convulsiones
  • Coma (p. ej., Secundario a encefalopatía hepática, donde se acumulan los venenos en el cuerpo que el hígado normalmente debería descomponer)
  • Heces de alquitrán negro (p. ej., Melena)
  • Muerte

Cómo diagnosticar una enfermedad hepática en gatos

Para hacer un diagnóstico de enfermedad hepática, tu veterinario deberá obtener un historial completo, hacer un examen físico completo y comenzar con varios análisis de sangre iniciales. El estudio más importante será una ecografía y una aspiración del hígado.

Las pruebas iniciales que puede realizar tu veterinario incluyen:

  • Un hemograma completo (CBC) para evaluar el recuento de glóbulos rojos y blancos, junto con el recuento de plaquetas
  • Análisis de sangre específicos para evaluar la función hepática (incluida una prueba de amoníaco y ácidos biliares)
  • Un panel de bioquímica («química») para evaluar las enzimas hepáticas (incluidos los niveles de ALT, AST, ALPK, GGT y bilirrubina total), el nivel de proteínas, los electrolitos, el azúcar en sangre y la función renal.
  • Una prueba de coagulación (llamada prueba PT / PTT) para evaluar la capacidad del cuerpo para coagularse (con insuficiencia hepática, el cuerpo no puede convertir bien la vitamina K, que es importante para la coagulación)
  • Rayos X (para observar el tamaño del corazón y los órganos y descartar metástasis del cáncer en los pulmones)

Dependiendo de lo que muestren estas pruebas iniciales, se puede justificar una derivación a un especialista veterinario (p. ej., Internista, crítico, etc.) para realizar pruebas adicionales. Esto incluye:

  • Ecografía abdominal (para observar el «interior» o la arquitectura de todos los órganos)
  • Una biopsia o aspiración de hígado (realizada mediante guía ecográfica) para extraer algunas células o una pequeña cantidad de tejido para su análisis. Al «aspirar» algunas células del hígado y evaluarlas en un portaobjetos, esto ayudará a determinar lo que está sucediendo en el hígado y a diferenciar otras causas de ictericia.
  • Colocación de una sonda de alimentación temporal

¿Cuáles son los riesgos de aspirar el hígado en gatos con enfermedad hepática?

¿Qué sucede cuando hacemos un aspirado de hígado? Estamos usando una pequeña aguja del tamaño de una vacuna (normalmente una aguja de calibre 22) para extraer algunas células del hígado. Estos se colocan en un portaobjetos y se envían a un laboratorio para ser evaluados por un patólogo veterinario certificado por la junta para su interpretación. Estate preparado para que los resultados del análisis celular (lo que llamamos “citología”) demoren varios días en recuperarse. Dicho esto, no debería afectar el tratamiento de la enfermedad hepática, ¡ya que seguirán siendo los mismos resultados pendientes!

Hay algunos riesgos de los aspirados de hígado que deben discutirse con tu veterinario. Ocasionalmente puede ocurrir sangrado en el sitio de aspiración. Dado que los gatos con ictericia a menudo tienen una coagulación anormal, lo ideal es realizar una prueba de coagulación primero.

Otros dos riesgos poco comunes asociados con la aspiración del hígado incluyen obtener una muestra no diagnóstica de la contaminación de la sangre. Como puedes imaginar, el hígado es un órgano muy «sanguinolento» y, a veces, el sangrado secundario puede interferir con los resultados del aspirado. Otro riesgo menor es que podría haber cáncer en un área y estamos aspirando dos centímetros más y podemos “perder” el diagnóstico. Si ocurre la última de estas dos complicaciones y no obtenemos una respuesta definitiva, el siguiente conjunto es una biopsia realizada bajo sedación o anestesia breve. Aquí es donde usamos una pistola de biopsia para quitar un pequeño trozo de tejido, versus solo células. Las biopsias están tomando más tejidos, por lo que existen más riesgos de complicaciones en comparación con los aspirados.

Dicho todo esto, no te pongas demasiado nervioso: Los riesgos de los aspirados son generalmente bajos, y hago este procedimiento casi todos los días en la sala de emergencias veterinaria. En mi opinión, los aspirados son realmente importantes para asegurarse de que no esté sucediendo algo más mortal en el hígado de tu gato.

Tratamiento de la enfermedad hepática en gatos

Una vez que hayamos realizado las pruebas adecuadas para evaluar el hígado de tu gato, querremos tratar la enfermedad hepática de tu gato inmediatamente. Si la enfermedad hepática no se trata en los gatos, puede progresar al hígado, fracasar y ser potencialmente mortal. Es por eso que tu y tu equipo veterinario deseais averiguar cuál es la causa exacta de la enfermedad hepática y comenzar el tratamiento lo antes posible.

Por lo general, dependiendo del tipo específico de enfermedad hepática que tenga tu gato, el tratamiento incluye:

  • Atención las 24 horas durante al menos 2-3 días.
  • Líquidos intravenosos para ayudar a hidratar al paciente
  • Medicamento contra los vómitos
  • Antiácidos
  • Estimulantes del apetito (p. Ej., Ciproheptadina o mirtazapina)
  • Colocación de una sonda de alimentación temporal para proporcionar las calorías adecuadas (esto puede ser necesario durante varias semanas)
  • Antibióticos
  • Corticosteroides, si hay colangitis / colangiohepatitis
  • Monitorización de la presión arterial
  • Monitorización frecuente de los valores hepáticos durante la hospitalización.
  • Vitamina K1 (para ayudar a solucionar problemas de coagulación, si es anormal)
  • Cuidado de apoyo sintomático
  • Proteína IV (p. Ej., Hetastarch) si el nivel de proteína es bajo
  • Transfusiones de plasma, si se observan anomalías en la coagulación
  • Cambios en la dieta (potencialmente a una dieta amigable con el hígado)
  • Cirugía (rara, solo para ciertas afecciones, como derivaciones, cálculos en la vesícula biliar, biopsias, etc.)

¿Cuál es el pronóstico de un gato con enfermedad hepática?

Dependiendo de cuál sea la causa subyacente del problema hepático en los gatos, el pronóstico puede variar de bueno a grave. El pronóstico es bueno para lipidosis hepática, colangitis / colangiohepatitis, toxinas e incluso pancreatitis. Pero el pronóstico es muy malo para el cáncer u otras enfermedades más raras.

Ten en cuenta que con cualquier enfermedad en tus mascotas, el cuanto antes tu y tu veterinario lo diagnostiqueis, menos costoso es tratarlo. Más importante aún, que sepas que la enfermedad hepática en los gatos (incluso con un tratamiento agresivo) a veces puede resultar en insuficiencia hepática y muerte, y resultar en una visita costosa a un veterinario de emergencia. En caso de duda, consulta con tu veterinario si tu gato muestra algún signo preocupante.

 
Continuar leyendo Signos y tratamiento de la enfermedad hepática en gatos

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar