Letargo repentino en gatos: Causas y tratamiento

 

El letargo repentino en los gatos es un síntoma común y grave de enfermedad en los gatos. Sigue leyendo para obtener una explicación sencilla y clara sobre por qué puede ocurrir esto y qué debes hacer si tu gato está afectado.

Resumen rápido: Gato repentinamente letárgico y débil

clock
Urgencia: Muy urgente; es importante una rápida revisión por parte de tu veterinario.
home
Remedios caseros: Los remedios caseros sólo deben considerarse una vez que el veterinario haya confirmado que no hay una condición subyacente grave con tu gato.
injection-syringe
Vacuna disponible: No existe una vacuna específica, aunque se pueden administrar vacunas contra algunas de las causas del letargo repentino, como las infecciones víricas.
jam-medical
Opciones de tratamiento: Los cuidados de apoyo son importantes, incluyendo mantener al gato caliente, cómodo y bien hidratado. Sin embargo, es necesario obtener un diagnóstico específico del motivo del letargo, para poder administrar un tratamiento específico.
medical-files
Diagnóstico: El letargo repentino puede diagnosticarse simplemente observando al gato, pero la tarea importante de tu veterinario es hacer un diagnóstico específico de la causa subyacente del letargo, lo que implica una cuidadosa anamnesis, un examen físico exhaustivo y, a menudo, pruebas de laboratorio y otras investigaciones.
search
Síntomas comunes: Cambio repentino de comportamiento. No quiere caminar, jugar o saltar sobre los muebles. Quiere quedarse, tumbado, en un sitio. Puede esconderse. No reacciona normalmente cuando se le habla o se intenta interactuar con él.

¿Qué es el letargo súbito?

Sick,Cat,Medicines,For,Sick,Pills,Spilling,Out,Of,Bottle

 

Un gato que experimenta un letargo repentino estará tumbado la mayor parte del día y mostrará poco interés por jugar.

El letargo repentino es una situación en la que el gato pierde repentinamente la energía y el interés por la vida. La definición de letargo es «una falta de energía y entusiasmo», o para usar una definición médica, el letargo es «un estado patológico de somnolencia o falta de respuesta e inactividad profunda». Cuando un gato desarrolla esta condición, es una clara señal de que algo anda muy mal.

Los gatos aletargados parecen deprimidos y muy cansados, duermen más de lo normal y no hacen mucho más. También pueden parecer débiles. Los gatos letárgicos pueden no querer levantarse para usar la caja de arena y también pueden actuar como enfermos de otras maneras.

El letargo en los gatos puede tener diversos grados, entre ellos:

  • Leve letargo: El gato no está tan interesado en jugar o ser tan activo como es normal.
  • Letargo moderado: El gato parece muy cansado y desinteresado, y no juega ni se involucra con usted en absoluto.
  • Letargo severo: El gato no quiere ni moverse y puede negarse a levantar la cabeza.

¿Qué tan común es el letargo súbito?

 

El letargo repentino en los gatos es poco común, por lo que es señal de que algo anda mal.

El letargo repentino no se desarrolla con frecuencia, pero cuando ocurre, puede ser preocupante. El letargo no es una enfermedad específica, sino que puede deberse a una larga lista de posibles causas subyacentes (véase más abajo).

Síntomas de letargo repentino en los gatos

 

Un gato que experimenta un letargo repentino puede dejar de asearse, por lo que el pelaje puede parecer descuidado.

Un gato letárgico deja de comportarse normalmente. No quiere pasear, jugar o saltar sobre los muebles. Sólo quieren quedarse, tumbados, en un sitio. No reaccionan normalmente cuando se les habla o se intenta interactuar con ellos. Además de este comportamiento alterado, los gatos afectados suelen tener también un apetito significativamente reducido, negándose a comer normalmente.

Muchos gatos aletargados se esconden en un lugar tranquilo y oscuro, como debajo de la cama o en un armario. Suelen preferir zonas alejadas de las personas y de otros animales domésticos.

Es importante destacar que el letargo es diferente a estar cansado o tener sueño. Los gatos letárgicos no se despiertan ni vuelven a la normalidad si se les llama por su nombre y se relaciona con ellos. Permanecen profundamente somnolientos, insensibles e inactivos. A largo plazo, pueden sufrir otros signos, como debilidad y pérdida de peso, dependiendo de la causa subyacente.

Otros síntomas o signos que pueden notarse al mismo tiempo son jadeo, tos, estornudos, cambios de peso, aumento de la sed, vómitos o diarrea.

Lee también: 10 señales sutiles de que su gato puede estar enfermo

Causas del letargo repentino en los gatos

Letargo leve

 

El letargo leve, en el que un gato parece menos activo de lo normal, puede estar causado por el estrés o por un problema médico.

El letargo leve puede estar causado por el estrés y la ansiedad, o puede considerarse un signo temprano de un problema médico más grave.

Un gato puede estar estresado o ansioso por muchas razones diferentes. El gato puede estar nervioso por un cambio en la casa o en el entorno, puede estar enfermo o herido, o puede haber muchas cosas en la casa. Cualquier otra cosa puede causar estrés o ansiedad a un gato, como la pérdida de una mascota cercana o de un propietario, una mudanza, la llegada de una nueva mascota o de un nuevo miembro de la familia (como un nuevo bebé), o cuando un gato se va con un nuevo propietario.

Para ayudar a un gato estresado o ansioso, piensa en lo que puedes haber cambiado en la casa y que podría ser molesto para tu gato. Proporciona al gato mucho enriquecimiento, como juguetes, láser, juegos, rascadores, árboles para gatos, hierba para gatos, etc. Prueba las feromonas específicas para gatos recomendadas por el veterinario o los suplementos calmantes. Elimina cualquier fuente de estrés.

 

Letargo moderado o severo

will cats fake a limp for sympathy

 

El letargo moderado, en el que el gato se queda tumbado y no quiere jugar ni participar, suele estar causado por una enfermedad o una lesión.

Hay una larga lista de posibles causas de letargo moderado o severo repentino, incluyendo:

  1. Pirexia, o temperatura elevada. Esta es probablemente la causa más común del letargo repentino. Lo más habitual es que ocurra cuando el sistema inmunitario del organismo reacciona ante la presencia de bacterias (por ejemplo, de un absceso) o virus. Esto forma parte del sistema de defensa natural del cuerpo. A veces, la misma reacción puede observarse durante uno o dos días después de la vacunación, en cuyo caso la temperatura ligeramente elevada puede ser una respuesta normal y puede no ser nada de lo que preocuparse excesivamente mientras el gato no tenga otros signos de enfermedad.
  2. Dolor. Muchas personas creen erróneamente que los gatos siempre vocalizan cuando sienten dolor. Esto no es cierto en absoluto: a menudo, el letargo es el principal signo de que un gato tiene dolor. Hay muchas causas posibles de dolor, desde un traumatismo (por ejemplo, una herida externa evidente) hasta un daño interno (enfermedad dental, hernia de disco en la columna vertebral, coágulos de sangre, órganos retorcidos, etc.).
  3. Deshidratación. La deshidratación provoca una sensación de fatiga y embotamiento, por lo que cualquier enfermedad que provoque deshidratación puede provocar letargo (por ejemplo, vómitos, diarrea, enfermedades renales, etc.).
  4. Crisis metabólicas. Desde un nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia) hasta un recuento reducido de glóbulos rojos (anemia), algunas afecciones internas pueden provocar una reducción de la glucosa o de la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre, y el resultado es un letargo repentino. Un nivel elevado de azúcar en la sangre (como el causado por la diabetes mellitus) puede conducir a la producción de subproductos tóxicos (por ejemplo, cetonas) que también pueden hacer que el gato esté muy aletargado. La lipidosis hepática (hígado graso) es otro ejemplo de alteración del metabolismo que provoca toxinas que inducen al letargo.
  5. Parásitos. Las pulgas, las garrapatas y las lombrices pueden alterar el metabolismo del gato de distintas maneras, lo que puede provocar falta de energía y el consiguiente letargo.
  6. Medicación. Muchos medicamentos pueden tener efectos secundarios que pueden incluir el letargo, desde la medicación anticonvulsiva hasta los ansiolíticos y muchos otros.
  7. Veneno. Una amplia gama de venenos puede causar letargo, a veces debido a un efecto neurológico directo, y a veces debido a una toxicidad metabólica general.
  8. Enfermedad cardíaca. Cuando el corazón deja de funcionar correctamente, la sangre ya no puede ser bombeada por todo el cuerpo de forma eficaz, privando a los músculos y órganos de glucosa, oxígeno y otros productos esenciales, lo que provoca un letargo. Hay muchas causas posibles de cardiopatía, desde la infección por parásitos del corazón hasta la cardiomiopatía o el hipertiroidismo.
  9. Enfermedad respiratoria. Si un gato es incapaz de respirar correctamente, la sangre puede no oxigenarse lo suficiente, y los músculos, tejidos y órganos pueden verse privados de oxígeno, lo que conduce al letargo.
  10. Enfermedades hepáticas y renales. El hígado y los riñones procesan las toxinas y los productos de desecho del metabolismo, por lo que cuando no funcionan correctamente, éstos se acumulan en el torrente sanguíneo, haciendo que el gato se sienta mal. Esto puede dar lugar a un letargo.
  11. Cáncer. El cáncer puede tener múltiples efectos en el cuerpo, desde el dolor hasta la producción de toxinas y las alteraciones en el torrente sanguíneo, y el impacto general provoca letargo.
  12. Los trastornos gastrointestinales, como los vómitos y la diarrea, pueden provocar letargo debido a la deshidratación, pero también a la falta de absorción normal de los nutrientes que aportan energía.
  13. Enfermedad del tracto urinario. Además de la enfermedad renal directa, las afecciones que afectan a la vejiga y al tracto urinario inferior pueden causar dolor, malestar y enfermedad renal secundaria, lo que provoca letargo. Algunos ejemplos son las infecciones del tracto urinario, la cistitis y la obstrucción urinaria, siendo esta última más común en los gatos machos. Es importante observar cuidadosamente la caja de arena de cualquier gato que esté aletargado para poder controlar su producción de orina.
  14. Diversas enfermedades de tipo inflamatorio o inmunitario. Cuando el sistema inmunitario está sobrecargado o funciona mal, el letargo puede ser uno de los signos.
  15. Enfermedad neurológica. Si el cerebro no funciona correctamente, el letargo es un signo común de que hay un problema.

Lee también: ¿Por qué mi gato orina fuera de la caja de arena?

Diagnóstico de la letargia súbita moderada o severa

Cuando se lleva al veterinario a un gato que sufre un letargo repentino, se pueden tomar las siguientes medidas.

1. Toma detallada de la historia

 

Tu veterinario te hará muchas preguntas sobre tu gato para intentar determinar la causa del letargo.

Tu veterinario te hablará de todos los aspectos del estado de tu gato y de los cuidados generales de su salud. Hay muchas causas posibles del letargo repentino, y este historial ayudará a diferenciar las distintas causas posibles. Algunos ejemplos son las posibles exposiciones a toxinas, los medicamentos que se les hayan administrado, los alimentos que hayan ingerido, el historial de control de parásitos, etc.

2. Examen físico

 

Tu veterinario tomará la temperatura de tu gato para comprobar si tiene fiebre.

El veterinario examinará a tu gato detenidamente, tomándole la temperatura, auscultándole el pecho (escuchando con un estetoscopio), palpándole todo el cuerpo (incluyendo la búsqueda de ganglios linfáticos agrandados), comprobando si hay zonas dolorosas o hinchadas, observando cómo se mueve tu gato y examinándolo en general para buscar cualquier anomalía. Como parte de la exploración física, es posible que pesen a tu gato y comprueben si ha perdido peso (o, en algunos casos, si ha aumentado).

3. Pruebas de laboratorio de rutina

 

Los análisis de sangre y orina pueden revelar lo que ocurre con la salud de tu gato.

Es muy probable que tu veterinario lleve a cabo un análisis de sangre estándar, incluyendo el panel habitual de pruebas diagnósticas, como la hematología (recuento sanguíneo) y los perfiles bioquímicos. También se suele analizar una muestra de orina. Estas pruebas suelen realizarse en el laboratorio de la clínica veterinaria, por lo que los resultados suelen estar disponibles al poco tiempo.

4. Análisis de sangre especializados

Tu veterinario puede recomendar la realización de análisis de sangre específicos para algunas infecciones víricas, como el virus de la leucemia felina (FeLV) y el virus de la inmunodeficiencia felina (FIV), ya que existen implicaciones importantes si tu gato es positivo en alguno de ellos. Otras pruebas especializadas pueden incluir la medición de los niveles de la hormona tiroidea.

5. Otras pruebas

 

Las radiografías pueden recomendarse en función de los resultados de la exploración física de tu gato o de las pruebas de laboratorio.

La radiografía (rayos X), la ecografía y la medición de la presión arterial pueden sugerirse como formas de averiguar más sobre lo que ocurre en el interior de tu gato.

Tu veterinario te aconsejará qué investigaciones detalladas son necesarias.

¿Cuánto cuesta tratar a un gato con letargo repentino?

 

Pide a tu veterinario una estimación de los costes de los diagnósticos y tratamientos que recomiende.

Es imposible calcular el coste del tratamiento del letargo, ya que hay muchos factores posibles en el trasfondo de cada caso. Debes pedir a tu veterinario un presupuesto detallado antes de aceptar proceder al tratamiento.

Los costes pueden variar desde 100 €/$ para una causa subyacente simple (por ejemplo, una reacción inofensiva a una vacuna) hasta 4.000 €/$ o más para un caso excepcional de letargo repentino cuando hay causas subyacentes complejas.

 

Tratamiento del letargo súbito moderado o severo

 

Dependiendo de la causa del letargo de tu gato, tu veterinario puede prescribirle medicamentos u otros tratamientos.

El tratamiento del letargo repentino depende totalmente de la causa subyacente, por lo que es muy importante que tu veterinario realice un diagnóstico preciso. A continuación, tu veterinario te aconsejará el tratamiento adecuado para tu gato, que puede incluir

  • Medicación antimicrobiana (antibióticos de amplio espectro) para eliminar las bacterias, probablemente necesaria si el gato tiene una infección bacteriana.
  • En algunos casos puede administrarse un analgésico antiinflamatorio (por ejemplo, antiinflamatorios no esteroideos o AINE).
  • Puede administrarse una terapia de fluidos por vía intravenosa si el gato sufre una serie de afecciones, incluida la deshidratación.
  • Además de los cuidados generales de apoyo, si hay causas específicas subyacentes, como parásitos, niveles bajos de glucosa en sangre, fallos orgánicos, envenenamiento, etc., pueden sugerirse distintos tratamientos.
  • Algunas causas específicas (por ejemplo, los abscesos) pueden requerir una intervención quirúrgica (por ejemplo, el drenaje del absceso).

Seguimiento y pronóstico

Es probable que tu veterinario te pida que vuelvas a traer a tu gato para que le haga frecuentes revisiones físicas hasta que el letargo se haya resuelto por completo.

Reflexiones finales

Person petting a cat who has been sick

El letargo repentino es un signo de que tu gato puede tener una condición subyacente grave, y se debe buscar la atención veterinaria rápida para asegurarse de que puede ser tratado con prontitud y eficacia.

 

Preguntas frecuentes

¿Por qué un gato se vuelve repentinamente letárgico?

El letargo repentino en los gatos puede deberse a muchas causas diferentes, desde infecciones hasta dolor, pasando por envenenamientos, fallos orgánicos y muchas otras.

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene un letargo repentino?

Los principales signos, como los enumerados anteriormente, son la somnolencia, el embotamiento y una actividad reducida en comparación con la normal.

¿Es el letargo en los gatos una emergencia?

Nunca debe ignorarse, ya que puede estar provocado por una causa subyacente grave y potencialmente mortal, que requiere un tratamiento veterinario urgente y completo.

¿Por qué mi gato está repentinamente aletargado y no come?

Hay una larga lista de posibles causas, algunas de las cuales son muy graves. Para estar seguro, debes llevar a tu gato a tu veterinario local lo antes posible para que se pueda establecer la causa subyacente.

¿Qué dar a un gato aletargado?

Debes mantener al gato aletargado, caliente y cómodo, ofreciéndole pequeñas cantidades de comida sabrosa y agua fresca. Sin embargo, hay que acudir rápidamente al veterinario, ya que no existen tratamientos caseros específicos. Es muy importante que el veterinario haga un diagnóstico de la causa subyacente para poder aplicar el tratamiento correcto lo antes posible.

 
Continuar leyendoLetargo repentino en gatos: Causas y tratamiento

Cáncer en gatos: Investigación, síntomas, tipos, prevención y más

Un diagnóstico de cáncer es tan difícil a muchos niveles. Cuando oímos las palabras «cáncer felino» mientras estábamos en la consulta del veterinario con Romeo, nos sentimos impotentes, confusos y aturdidos. Nos resultaba difícil asimilar la información, ya que nos invadía una sensación de agobio. 

Romeo ha completado su tratamiento para el Cáncer de Sarcoma del Sitio de Inyección Felino (FISS), del que puedes leer más en nuestra entrada del blog. Pero nos gustaría continuar nuestra labor de apoyo a los propietarios que se enfrentan a un diagnóstico de cáncer de gato, proporcionando el tipo de información que nos gustaría haber conocido antes de estar en esa consulta.

Cosas como ¿cuáles son los síntomas comunes y cómo se diagnostica el cáncer en los gatos? ¿Cuáles son las últimas investigaciones sobre el cáncer felino y pueden los gatos sobrevivir al cáncer?

Así que en este post, intentaremos ayudarte a prepararte para cualquier diagnóstico futuro, o a enfrentarse a uno actual. Estamos aquí para aliviar tu estrés y ayudarte a entender el cáncer felino en mayor profundidad, para que puedas sentirte preparado y en alerta.

Datos rápidos:

  • Cada año se diagnostican alrededor de 6 millones de nuevos cánceres en gatos.
  • El linfoma, el cáncer de mama, el cáncer de piel y el fibrosarcoma son los cánceres más comunes en los gatos.
  • El tratamiento suele consistir en cirugía, quimioterapia y radiación.
  • Algunas investigaciones sugieren que la fitoterapia podría ayudar a mejorar el bienestar, ralentizar el crecimiento del cáncer e incluso inducir la remisión en roedores.
  • Por el momento, la tasa de supervivencia del cáncer en los gatos es inferior al 50%.
  • Gran parte de la investigación sobre la prevención del cáncer es similar a los consejos de prevención del cáncer en humanos.

Empecemos por el principio.

cat with three legs walking outdoors on harness and leash
Romeo tras su amputación por cáncer de FISS

¿Qué es el cáncer felino?

Cáncer es el nombre dado a un crecimiento anormal de las células. Éstas crecen de forma incontrolada, sin recibir instrucciones para ello. A medida que crecen, estas células pueden mutar y cambiar, provocando efectos negativos en los órganos y tejidos circundantes.

Por eso a veces asociamos el cáncer con bultos o tumores, pero no siempre es así.

¿Es común el cáncer de gato?

En Estados Unidos hay unos 32 millones de gatos, y cada año se diagnostican unos 6 millones de cánceres nuevos en gatos. Por tanto, el cáncer de gato es bastante común y parece estar aumentando.

Sin embargo, es difícil juzgar esto, ya que entran en juego muchos factores. Por ejemplo, cada vez más propietarios reconocen los síntomas del cáncer y el diagnóstico también ha mejorado.

Al igual que en el caso de los humanos, muchos veterinarios creen que las tasas de cáncer también podrían estar aumentando porque nuestras mascotas viven ahora mucho más tiempo, hasta bien entrada la adolescencia. Y es que a menudo están muy bien cuidadas.

¿Qué tipos de cáncer de gato existen?

  • Linfoma –Es un cáncer de los glóbulos blancos y del tejido linfoide (como los ganglios linfáticos, por ejemplo.) El virus de la leucemia felina (FeLV) era una de las principales causas de linfoma en los gatos, hasta el desarrollo de una vacuna reciente.
  • Cáncer de mama – También conocidos como cáncer de mamario, estos tumores tienden a desarrollarse en gatas de edad avanzada. Es raro que los gatos machos se vean afectados por este tipo de cáncer, es mucho más común en las hembras.
  • Cáncer de piel – Estos tumores pueden aparecer como piel clara o sin pigmentar y suelen ser el resultado de una exposición excesiva al sol (similar a la de los humanos). Se suelen ver alrededor de la nariz, los párpados y las orejas, las zonas sin pelo.
  • Fibrosarcoma – Un tumor que se desarrolla a partir del tejido conectivo fibroso. Algunos gatos, como Romeo, pueden desarrollarlo en una vacunación anterior o en otros lugares de inyección. Este cáncer es agresivo, aunque el gato no suele mostrar dolor alrededor del tumor.

¿Cómo se diagnostica el cáncer en los gatos?

Si se sospecha que el cáncer puede ser la causa de la nueva masa, el malestar u otros síntomas de tu gatito, se iniciarán una serie de pasos hacia el diagnóstico. Esto puede incluir:

  • Rayos X – U otras exploraciones menores como la ecografía.
  • Biopsia – Extracción quirúrgica de un pequeño trozo de tejido afectado para su análisis.
  • Aspirado con punción – Esto es lo que tenía Romeo, una pequeña aguja insertada en la masa para extraer algunas células para un examen más profundo .
  • Biopsia por punción – Aquí se inserta una aguja más grande en un bulto para extraer un «núcleo» muy pequeño de tejido.
  • Muestras de sangre – Detectar cualquier efecto adverso del cáncer o la presencia de otras posibles causas.
  • Escáner TAC, TC o RMN – Estas exploraciones a mayor escala son menos comunes, pero afortunadamente están cada vez más disponibles para las mascotas, y ayudan a evaluar la propagación del tumor o la presencia de tumores cerebrales.

Si tu gato tiene un tumor, el veterinario comprobará si se ha extendido a otras partes del cuerpo. Si no se ha extendido, suele denominarse tumor «benigno«.

El diagnóstico de cáncer se utiliza cuando el tumor se ha extendido, lo que se denomina tumor «maligno«.

Debido a su naturaleza más agresiva e invasiva, los tumores malignos suelen ser más graves que los benignos.

Esta es nuestra guía sobre cómo hacer frente a un gato que ha sido diagnosticado de cáncer

¿Cuáles son los signos y síntomas habituales del cáncer en los gatos?

Por naturaleza, muchos gatos ocultan sus problemas y molestias, lo que puede dificultar la detección de cualquier síntoma.

Por ello, una de las mejores maneras de estar al tanto de cualquier signo temprano de enfermedad o cáncer es acudir a las revisiones periódicas del veterinario y aumentar la frecuencia de las mismas a medida que el gato envejece, y realizar exámenes suaves en casa una vez al mes.

Asegúrate también de anotar regularmente cualquier cambio de comportamiento.

Estos son algunos de los signos tempranos más comunes que deberían justificar una visita al veterinario, si los notas en tu gatito:

  • Masas o bultos nuevos, agrandados o cambiantes.
  • Llagas o cortes que no se curan .
  • Pérdida o aumento de peso brusco o crónico.
  • Cambios en el apetito.
  • Tos persistente o estornudos excesivos.
  • Cojera o rigidez, o dificultad para moverse.
  • Olor desagradable de la boca.
  • Dificultad para respirar, comer o tragar.
  • Dificultad para utilizar la bandeja sanitaria, estreñimiento o diarrea.
  • Sangrado o secreción de cualquier zona, especialmente de la boca.
  • Letargo y cansancio excesivo.
  • Excesivamente tímido, o se esconde más de lo habitual.
  • Hemorragias nasales.
  • Convulsiones.
gray cat laying in bed after high limp amputation
Romeo después de la amputación por tener cáncer FISS

¿Qué causa el cáncer en los gatos? ¿Y se puede prevenir el cáncer felino?

Cuando recibas el diagnóstico de tu gatito, es posible que te asalte una ola de culpabilidad. Pero entiende que el cáncer es similar en los gatos que en los seres humanos – a menudo es una mezcla aleatoria de la genética, el tiempo y el medio ambiente que puede desencadenar un crecimiento repentino.

Si estás leyendo este post, debes saber que ya eres un dueño maravilloso, y que tu gato tiene suerte de tenerte a su lado. Esto es algo que tuve que superar para ayudar a Romeo y estar a su lado de la manera que él necesitaba.

Aunque no hay forma de garantizar que tu mascota nunca tenga cáncer, las últimas investigaciones sobre el cáncer de gato han proporcionado las siguientes sugerencias sobre cómo reducir ese riesgo.

Entorno

Curiosamente, algunos de los factores de riesgo de cáncer en los gatos son muy similares a los de los humanos. Las investigaciones demuestran que la exposición al humo del tabaco, el amianto, la luz solar prolongada y la falta de ejercicio se han relacionado con un mayor riesgo de desarrollo de cáncer tanto en gatos como en humanos.

Productos químicos

También se ha sugerido que es conveniente mantener a tu gato alejado de los productos químicos para el césped, las pinturas y los disolventes. Así pues, si vas a reformar tu jardín o tu decoración, considera la posibilidad de mantener a tu gato en un lugar seguro durante ese tiempo.

En interiores

Se ha demostrado que mantener a los gatos dentro de casa prolonga su vida, ya que los gatos de interior tienen una vida media casi tres veces superior a la de los gatos de exterior. Esto también reduce sus posibilidades de contraer el virus de la leucemia felina.

Purasangres

Algunas razas también son propensas a diferentes tipos de cáncer y simplemente son genéticamente mucho más propensas a desarrollar esas enfermedades. Por lo tanto, leer sobre su raza puede darle una idea de lo que debe tener en cuenta.

Vacunación

La vacunación y las inyecciones se han relacionado con el desarrollo de un sarcoma.

Dieta

La dieta es, por supuesto, un tema importante cuando se trata de la salud de nuestros gatitos.

Un estudio sugirió que añadir verduras a la dieta de tu gato podría reducir su riesgo de cáncer, pero esto dependía en gran medida de la memoria del propietario. Y puede ser difícil recordar lo que hemos desayunado, ¡y mucho menos cuántas verduras han comido nuestros gatos!

Hasta la fecha, no existen estudios sólidos y a gran escala que relacionen el cáncer con la dieta. 

Carbohidratos

Es posible que hayas leído que los carbohidratos pueden «alimentar» el cáncer.

Según la Animal Cancer Foundation: «En este momento no hay pruebas de que una dieta con un contenido bajo, moderado o alto de carbohidratos tenga alguna relación con el desarrollo del cáncer en perros y gatos.

Peso

Aunque ningún estudio ha podido demostrar eficazmente una relación clara entre la obesidad y el cáncer en los gatos, el exceso de peso es un factor de riesgo demostrado para otros problemas: enfermedades articulares, diabetes, enfermedades de la piel y dificultades respiratorias.

Por ello, es importante mantener un peso saludable en tu gatito.

Esterilización

Hay un montón de investigaciones sobre la esterilización y el cáncer, que pueden ser bastante contradictorias.

Un estudio reciente sugiere que «las ventajas de la esterilización parecen compensar el posible aumento del riesgo de desarrollar cáncer», pero lo mejor es que consultes con tu veterinario las necesidades de tu mascota, ya que la esterilización de una gata cuando es joven puede reducir en gran medida las posibilidades de que se produzca un cáncer de mama.

Tratamiento del cáncer de gato

Hay muchos tipos de opciones de tratamiento para tu gato que se aplican tanto a los tumores cancerosos como a los no cancerosos.

Cirugía

En el caso de un bulto aislado que no se ha extendido, la cirugía puede proporcionar una cura rápida, pero depende de dónde esté creciendo el tumor. Los tumores cerebrales, por ejemplo, son muy difíciles de extirpar en los gatos.

Quimioterapia

Por suerte, la quimioterapia veterinaria suele tener pocos efectos secundarios, o ninguno, porque las dosis utilizadas son mucho menores que las empleadas en humanos.

Por desgracia, no suele curar el cáncer, sino que se utiliza para frenar el cáncer y aliviar los síntomas. Suele llevarse a cabo después de la cirugía si no ha sido posible extirpar todo el tumor o en aquellos cánceres que no se presentan con un tumor.

Entre los posibles efectos secundarios de la quimioterapia están la disminución del apetito, los vómitos o la diarrea y la reducción de la inmunidad. Por lo tanto, tu gatito necesitará cuidados especiales durante esta fase del tratamiento.

Radioterapia

Este tratamiento sólo está disponible en algunos centros especializados, lo que puede implicar viajar largas distancias. De nuevo, no suele curar el cáncer, pero puede reducir en gran medida su agresividad. Por lo general, tu mascota tendrá que ser sedada para ello.

A la hora de elegir las opciones de tratamiento, el veterinario tendrá en cuenta varios factores: la edad, las posibilidades de éxito y los posibles efectos secundarios. En última instancia, la calidad de vida es muy importante, y si tu gatito sufre un dolor intenso que no tiene visos de mejorar, tu veterinario puede animarte a elegir la eutanasia.

Por supuesto, la elección es siempre tuya en estas situaciones, así que tómate el tiempo necesario para tomar decisiones informadas sobre el diagnóstico de tu gato.

Romeo después de la amputación

¿Existen remedios naturales para el cáncer felino?

Si buscas en Internet, es posible que encuentres anécdotas e historias de mascotas que luchan contra el cáncer con remedios naturales. Y siempre que los remedios no interfieran con ninguno de los planes de tratamiento de tu veterinario, podría valer la pena investigar estos enfoques holísticos para el tratamiento del cáncer.

Aunque no existen investigaciones sólidas en gatos y perros, sí hay algunos estudios sobre el efecto de la medicina herbaria en el cáncer con ratas, ratones, hámsters y cobayas.

Principalmente, muestran cómo las hierbas pueden utilizarse para ayudar a controlar los efectos secundarios de la quimioterapia, mejorar el bienestar general y apoyar las áreas afectadas por el cáncer.

Por ejemplo:

Otros estudios sugieren efectos similares de varias hierbas, hongos y antioxidantes. Si estás interesado en ellos, habla con un herbolario veterinario o pide a tu veterinario que te recomiende uno.

Tasa de supervivencia del cáncer felino

¿Pueden los gatos sobrevivir al cáncer? Sí, pueden. Aunque las probabilidades no están necesariamente a su favor, Romeo es la prueba de que pueden salir adelante, aunque ello implique una estrategia continua para mantener el cáncer a raya.

Dave Ruslander, oncólogo veterinario y ex presidente de la Sociedad Veterinaria del Cáncer, afirma:

La tasa de supervivencia de los gatos es probablemente inferior al 50%. Pero todo depende del tipo de tumor, de cuándo se encuentre y de cómo se trate. Las cosas están cambiando tan rápido, no sólo en términos de tratamientos sino también de ensayos clínicos o tratamientos novedosos, que puede haber tratamientos disponibles que la mayoría de los veterinarios no conocen. Se puede pensar que no se puede hacer nada, pero las cosas cambian constantemente».

El resumen – Cáncer felino

Esperamos que este artículo te haya proporcionado los conocimientos y la visión necesarios para explorar estas opciones, y para encontrar esperanza y pasos adelante, incluso cuando el mundo parece oscuro después de un diagnóstico.

Tal vez te haya ayudado a sentirte más preparado por si alguna vez te encuentras en la consulta del veterinario recibiendo esta noticia. O tal vez te haya ayudado a pensar más profundamente en la prevención, en el cuidado individual de los gatitos.

Una cosa que sabemos es que incluso cuando el mundo parece oscuro y el diagnóstico se avecina, nuestros gatos son un rayo de luz especial.

Romeo ha sido un soldado y ha mostrado tanta fuerza durante su tratamiento y posterior amputación. Nos ha hecho apreciarlo bajo una luz totalmente nueva, y encontrar tanta gratitud en las pequeñas alegrías que todavía encuentra en cada día.

 
Continuar leyendoCáncer en gatos: Investigación, síntomas, tipos, prevención y más

Inflamación crónica de los bronquios en gatos: síntomas, causas y tratamientos

La inflamación crónica de los bronquios en los gatos ocurre cuando las membranas mucosas de los bronquios de un gato se inflaman. El síntoma principal es una tos persistente.

La condición también se conoce como trastorno pulmonar obstructivo crónico. Esto se abrevia como EPOC.

Desafortunadamente, la causa exacta de la condición es difícil de determinar. Pero ciertas razas, incluidos los gatos domésticos de pelo corto y los siameses, tienen más probabilidades de desarrollarlo.

Desafortunadamente, no hay cura para la enfermedad. Aunque la medicación y los cambios en la dieta pueden ayudar a controlarlo.

Si ves signos de inflamación bronquial crónica en tu gato, consulta a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debes saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para la afección.

Síntomas de la inflamación bronquial crónica en gatos

La inflamación crónica de los bronquios produce varios síntomas. Por ejemplo, algunos de los síntomas más comunes incluyen:

  • Asfixia
  • Haciendo un sonido de silbido
  • Fiebre
  • Respirando demasiado rápido
  • No poder hacer ejercicio normalmente
  • La piel y las encías se vuelven azules (cianosis)
  • Perder el conocimiento

Causas de la inflamación bronquial crónica en gatos

Desafortunadamente, la causa precisa de la afección suele ser difícil de diagnosticar. Sin embargo, los siguientes factores parecen desencadenarlo:

  • Problemas del sistema inmunológico
  • Infecciones virales
  • Infecciones bacterianas
  • Asma
  • Contaminación ambiental (incluido el humo)
  • Gusano del corazón

Además, las razas siamesas y domésticas de pelo corto parecen más propensas a desarrollar la afección.

Tratamientos para la inflamación bronquial crónica en gatos

Primero, tu veterinario te preguntará acerca de los síntomas de tu gato. Los factores ambientales que pueden causar la condición se incluirán en esto.

En segundo lugar, tu veterinario realizará un examen físico completo. Esto implicará escuchar el corazón y los pulmones de tu gato con un estetoscopio.

En tercer lugar, se realizarán análisis de sangre y orina.

Finalmente, se pueden usar técnicas avanzadas que incluyen rayos X, ultrasonidos y electrocardiogramas para monitorear el corazón y los pulmones.

Por un lado, no hay cura para la enfermedad. La gestión es clave.

Por ejemplo, algunos gatos pueden necesitar oxigenoterapia para tratar la afección. Pero afortunadamente, la mayoría de los gatos que padecen esta afección no necesitan ser hospitalizados.

En cambio, los cambios en la medicación y la dieta se pueden emplear para el manejo.

Los antibióticos pueden tratar cualquier infección. Como siempre, sigue las instrucciones exactas de dosis y frecuencia que te dé tu veterinario.

Además, los cambios en la dieta pueden abordar la obesidad felina. Esto a menudo contribuye a la condición.

Tu veterinario te ayudará a formular una dieta específica para tu gato. Esto se basará en su edad, peso e historial médico.

Finalmente, aumentar lentamente la cantidad de ejercicio que hace tu gato también puede ayudar con el proceso de recuperación.

 
Continuar leyendoInflamación crónica de los bronquios en gatos: síntomas, causas y tratamientos

Úlcera de colon en gatos: síntomas, causas y tratamientos

Las úlceras de colon en los gatos pueden dañar el revestimiento del colon. Más tarde, algunos de los glóbulos blancos de un gato se convierten en úlceras.

La condición afecta el sistema inmunológico de un gato. Pero afortunadamente los casos son raros.

Técnicamente, la condición se conoce con el nombre de colitis ulcerosa histiocítica.

En términos generales, la afección afecta más a las gatas que a los machos.

Si ve signos de este problema médico en tu gato, consulta a un veterinario para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

Esto es lo que debes saber sobre los síntomas, las causas y los tratamientos para esta afección.

Síntomas de úlceras colónicas en gatos

La condición causa una serie de síntomas. Específicamente, la condición trae problemas gastrointestinales.

Además, algunos de los otros síntomas más comunes incluyen:

  • Diarrea (con sangre)
  • Perdida de peso
  • Defecando mucho
  • Fiebre
  • Vómito
  • Actuando letárgico

Causas de la úlcera de colon en gatos

 

Desafortunadamente, la causa de la condición es desconocida. Técnicamente, eso significa que se llama idiopático.

Sin embargo, se han sugerido una serie de factores para provocar el problema. En resumen, algunos de los factores son:

  • Estrés
  • Problemas de riñón
  • Problemas hepáticos
  • Ciertos medicamentos (incluida la aspirina)
  • Tumores

Además, la afección afecta a las hembras con más frecuencia que a los machos.

Tratamientos para la úlcera de colon en gatos

En primer lugar, si tu gato sufre de la condición, tu veterinario te preguntará acerca de los síntomas. Luego, tu veterinario descartará otros problemas médicos. Técnicamente, este enfoque se llama diagnóstico diferencial.

En segundo lugar, las muestras de caca se utilizan para diagnosticar úlceras de colon en gatos. Posteriormente, aparecerá cualquier infección bacteriana.

Además, el uso de una endoscopia se puede usar para examinar el intestino.

En última instancia, el tratamiento para la afección generalmente implica la hospitalización de un gato. Sobre todo, esto asegura que el gato se mantenga hidratado.

Un veterinario generalmente prescribe medicamentos antiinflamatorios para la afección. Como siempre, siga las instrucciones precisas de dosificación y frecuencia de tu veterinario. Además, completar el curso médico completo.

¿Has adoptado un gato con úlceras de colon? ¿Cómo ayudó tu veterinario a tu gato a recuperarse? Haznos saber en la sección de comentarios.

 
Continuar leyendoÚlcera de colon en gatos: síntomas, causas y tratamientos

¿Qué pasa si los ojos de tu gato cambian de color?

Dicen que los ojos son la ventana del alma, y ​​creo que esto es especialmente cierto cuando se trata de los hermosos ojos de nuestros amigos felinos. Pero, ¿sabías que los ojos de tu gato también pueden ser una ventana a su salud? Los cambios en el color de los ojos de un gato pueden ser un indicador de un problema de salud potencialmente grave.

Color normal de ojos de un gato

Los ojos normales de gato cubren una gama de diferentes colores. La mayoría de los gatitos nacen con ojos azules. Entre la edad de tres a ocho semanas, los ojos de los gatitos comienzan a cambiar a colores que van desde el verde, amarillo y naranja hasta el ámbar, el cobre y el marrón. Este cambio de color generalmente se completa cuando el gatito tiene tres meses.

Gatos de ojos extraños

Algunos gatos tienen ojos de diferentes colores, también conocida como heterocromía. Esto no es poco común y se ve con mayor frecuencia en los gatos blancos, pero se puede ver en cualquier gato que tenga el gen de las manchas blancas, que es el mismo gen que crea una mancha blanca en la cara, un babero blanco, un patrón de esmoquin, o patas manchadas. Los gatos de ojos azules tienen una mayor tasa de problemas de audición, especialmente si tienen una mancha blanca, pero no todos los gatos de ojos azules o de ojos extraños serán sordos.

Cambios en el color de ojos en gatos adultos

Los cambios en el color de los ojos suelen ser un signo de infección, pero pueden ser un signo de problemas de salud más graves.

Uveítis

La uveítis es la inflamación del tracto uveal del ojo, que consiste en el iris, el cuerpo ciliar y la coroides. Puede ser un problema ocular aislado, pero más a menudo es un síntoma de varias otras afecciones, que incluyen

    • trauma ocular
    • infección bacteriana o fúngica
    • enfermedad viral, como herpes felino, FeLV, FIV o FIP
    • tumores metastásicos
    • diabetes
    • hipertensión

Los síntomas incluyen ojos rojos, ojos nublados, sensibilidad a la luz, estrabismo, frotamiento en el ojo y abultamiento del párpado del tercer ojo. Si nota alguno de estos síntomas, su gato debe ser visto por su veterinario lo antes posible.

Glaucoma

El glaucoma es una condición de aumento de la presión en el ojo, que causará pérdida de la visión si no se trata. Los síntomas típicos son un color de ojos turbio, blanco y lechoso. El glaucoma también puede ser una causa de uveítis.

Derivación hepática portosistémica

Si bien los ojos de color cobre son normales en algunos gatos, e incluso muy deseados por algunos criadores, también pueden ser un indicador de una derivación portosistémica o derivación hepática. Puede ser una condición congénita o puede adquirirse más adelante en la vida. No todos los gatos con derivaciones hepáticas tienen ojos de color cobre.

Los cambios repentinos en el color de los ojos requieren atención veterinaria inmediata

Los cambios en el color de los ojos en los gatos adultos siempre son motivo de preocupación. Si el color de los ojos de su gato cambia repentinamente o durante un período de tiempo, consulta a tu veterinario lo antes posible.

 
Continuar leyendo¿Qué pasa si los ojos de tu gato cambian de color?

Cómo afrontar el cáncer felino: qué hacer después de un diagnóstico de cáncer de gato

Tu gato tiene cáncer y no sabes qué hacer, estamos aquí para ayudarte.

Habiendo pasado por nuestro propio diagnóstico de cáncer de gato, esta es nuestra guía para lidiar con el cáncer felino emocional, física y financieramente.

Si nos sigues, probablemente ya conozcas a Yoda con el sarcoma felino, un cáncer felino agresivo.

Yoda, que ahora anda con un trípode, sufrió la amputación de su pierna y terminó sus 19 rondas de tratamiento de radiación para colocarlo en una posición estable con monitoreo adicional en el futuro. Ha sido tan valiente todo el tiempo.

Su valentía nos ha inspirado a seguir compartiendo su historia con la esperanza de que pueda ayudar a otros. Por eso hemos querido escribir este post sobre la lucha contra el cáncer felino.

Porque hemos descubierto que un diagnóstico como este puede iniciar una reacción en cadena de preocupaciones y preguntas:

Mi gato tiene cáncer, ¿qué hago?

  • ¿Qué puedo hacer para ayudar a mi gato con cáncer?
  • ¿Sobrevivirá mi gato al cáncer?
  • ¿Cuánto cuesta el tratamiento del cáncer de gato?
  • ¿Qué pasa si no puedo pagar el tratamiento del cáncer del gato?

El costo emocional, físico y financiero de un diagnóstico de cáncer de gato es real. Habiendo pasado por esto nosotros mismos, queremos ayudarte a encontrar las respuestas a estas preguntas y encontrar el apoyo que necesitas.

En este articulo:

  • Qué hacer primero cuando tu gato tiene cáncer
  • Guía de costos del tratamiento del cáncer de gato
  • Estrategias para la recaudación de fondos
  • Sugerencias de grupos de apoyo para el cáncer felino

Qué hacer primero cuando tu gato tiene cáncer

Recuerdo tan claramente cuando salimos de la cita con Yoda. Hay una buena posibilidad de que te sientas de la misma manera que nosotros. Impotente y abrumado por el diagnóstico.

En momentos de estrés, a veces puede ser útil centrarse en un plan de acción concreto para tus próximos pasos, por lo que hemos elaborado uno para ti aquí.

Reúne tanta información como puedas

En esa fase inicial de examen y diagnóstico , todo puede parecer borroso. Puede ser difícil recibir información cuando recibes noticias como esta sobre tu amado gatito.

Entonces, si estás leyendo esto antes de tu próxima cita, vale la pena intentar registrar tus visitas al veterinario en tu teléfono o pedirle a un amigo que te ayude a escribir la información.

En estas citas, infórmate todo lo que puedas de tu veterinario. Obtén una indicación de la salud general de tu mascota, los próximos pasos recomendados, qué opciones de tratamiento existen y qué tipo de calidad de vida puede llevar tu mascota.

Llegar a un diagnóstico definitivo a veces puede ser difícil con los gatos; por ejemplo, las biopsias no siempre contienen suficiente material de buena calidad para el diagnóstico. Sin embargo, sigue siendo excelente obtener la mayor cantidad de información posible para el bienestar de tu amigo peludo.

Y si estabas abrumado y te costó asimilarlo todo, no tengas miedo de llamar a tu veterinario más tarde y pedirle ayuda. En última instancia, cuanta más información tengas, más decisiones podrás tomar desde un lugar informado y tranquilo.

Evaluar las opciones de tratamiento

Hay tres tipos básicos de tratamiento para el cáncer felino:

  • Cirugía: más a menudo para bultos aislados que no se han propagado («metástasis») y que se encuentran en áreas operables. Usando el tejido extirpado, los especialistas generalmente pueden detectar si es probable que el cáncer regrese o se propague.
  • Quimioterapia: utilizada principalmente para retrasar y reducir los síntomas del cáncer felino, la quimioterapia generalmente tiene muchos menos efectos en las mascotas que en los humanos.
  • Radioterapia: generalmente solo disponible en centros especializados, la radioterapia también funciona para retrasar y reducir los efectos del cáncer. Como tu mascota necesita estar absolutamente quieta durante el tratamiento, se administra una breve anestesia general para cada tratamiento.

También están surgiendo algunos tratamientos más nuevos y experimentales . Estos incluyen la terapia fotodinámica (usar un fármaco que se activa con la luz para destruir las células cancerosas) o la inmunoterapia (disminuir o estimular el sistema inmunitario para que ataque o engañe a las células cancerosas y lo lleve a la remisión).

Cualquier forma de tratamiento generalmente requerirá visitas frecuentes al veterinario y algunos viajes adicionales si necesita ir a centros especializados. Por lo tanto, vale la pena considerar estas visitas y verificar las distabcias con tu veterinario.

Prepárate para los costos del tratamiento del cáncer de gato

El costo del tratamiento del cáncer de gato puede ser otra fuente de estrés para los propietarios que ya están luchando con la confusión emocional del diagnóstico. Habiendo pasado por esto nosotros mismos, podemos decir, en nuestros corazones, que sabemos cómo te sientes.

Para ayudarte a comenzar a poner un plan en acción, aquí tienes una idea del costo del tratamiento del cáncer de gato:

Puede esperar pagar entre $125 y $250 por una consulta inicial con un oncólogo, según su ubicación y experiencia. Llamando a la clínica o al hospital con antelación, te pueden dar una idea del presupuesto.

  • ¿Cuánto cuesta la quimioterapia para gatos?

Los costos de la quimioterapia para mascotas dependen de la duración del tratamiento, la ubicación del cáncer y el tipo de hospital en el que recibe tratamiento. Con eso en mente, una “dosis” de quimioterapia cuesta entre $150 y $600.

Luego, eso se multiplicaría por la cantidad de dosis que necesitaría tu gatito, que podría llegar a miles.

Sin embargo, esta tarifa generalmente cubre todo el «proyecto» de quimioterapia, por lo que incluye la tarifa de reexamen, los análisis de sangre, la preparación de la quimioterapia y los costos administrativos. Pero vale la pena preguntar esto antes de comenzar cualquier tratamiento para ayudarte a crear un presupuesto.

  • ¿Cuánto cuesta la cirugía de cáncer de gato?

De acuerdo con el Colegio de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cornell, la cirugía de cáncer de gato puede costar entre $500 y más, especialmente si el tumor está ubicado en un área complicada.

Nuevamente, hablar con tu veterinario u oncólogo generalmente puede ayudarte a encontrar un número más preciso para las circunstancias específicas de tu gato.

  • ¿Cuánto cuesta la radiación del cáncer de gato?

Los costos de la radiación oscilan entre $1000 y $1800 para una serie paliativa (centrada en el bienestar) y entre $4500 y $6000 para una serie curativa (esto significa ayudar a otros tratamientos o reducir las posibilidades de recurrencia).

Comienza a formar un plan financiero

Puede parecer difícil enfrentar estos números de frente, y mucho más fácil enterrar la cabeza en la arena y ponerlos ciegamente en una tarjeta de crédito.

Pero sentarse y organizarlos con un presupuesto adecuado, aunque parezca desalentador, nuevamente te permitirá sentir una cierta sensación de control sobre esta situación abrumadora. Es un pequeño paso hacia la acción que puede ayudar a aliviar parte de esa ansiedad.

Una vez que tengas los números a mano, puedes comenzar a averiguar cómo pagar el tratamiento.

  • Consulta con tu aseguradora y ve dónde está tu póliza de cáncer y a qué tienes derecho.
  • Revisa tu cuenta de ahorros y ve cuánto puedes pagar para reducir algunos de los costos excedentes que no están cubiertos por tu seguro.
  • Calcula lo que queda y comienza a formar un plan de pago. Ya sea usando una tarjeta de crédito para pagar el costo durante un período de meses, o incluso pidiéndole a un amigo o familiar que te ofrezca un préstamo.
  • También vale la pena preguntar si el departamento de oncología tiene un plan de pago o un acuerdo de financiamiento que puedas usar para ayudar a distribuir el costo.

¿Qué sucede si no puedes pagar el tratamiento del cáncer de tu gato?

gato raspado com pontos após amputação da perna

El costo del tratamiento del cáncer puede ser tan inesperado. ¡Lo sabemos porque estuvimos allí!

A veces simplemente no tiene la cobertura de seguro que pensabas que tenía, o la vida simplemente elige patearte cuando tus ahorros ya son bajos, pero no estás solo.

Aquí hay una lista de opciones que puedes tomar para ayudarte a pagar el tratamiento del cáncer felino:

  • Organiza una recaudación de fondos para ayudar a compensar algunos de los costos. Hicimos esto con Yoda, usando Go Fund Me, y la generosa comunidad de gatos nos ayudó a recaudar más de $2,000. No hace falta decir que nos sentimos honrados e inmensamente agradecidos por este increíble y generoso apoyo. Así que no tengas miedo de pedir ayuda, porque los amantes de los gatos en todas partes están detrás de ti.
  • La Animal Cancer Foundation tiene una lista de recursos útiles para ayudarte a ti y a tu mascota en el proceso del cáncer, tanto emocional como económicamente.
  • Puedes buscar ensayos clínicos gratuitos utilizando la base de datos de estudios de salud animal de AVMA para el tratamiento de tu gato, sin embargo, asegúrate de discutir esto cuidadosamente con tu veterinario primero para asegurarte de que sea la decisión correcta para el bienestar de tu gato.
  • Unirte a un grupo de apoyo contra el cáncer de gatos en Facebook u otras plataformas es una excelente manera de mantenerse informado sobre subvenciones o esquemas de apoyo, así como sobre los beneficios emocionales de compartir una experiencia común.

Ten en cuenta la calidad de vida

Si bien la montaña rusa del cáncer de gato puede parecer agotadora, el elemento más importante es, obviamente, el bienestar de tu gato.

¿Puede un gato vivir con cáncer?  Esta es una de las preguntas comunes que vemos en nuestro feed y temas de los que es difícil hablar. Pero saber cuándo la eutanasia podría ser la opción más amable para tu amado gatito es algo para tratar de ser racional.

Los veterinarios son conscientes de la importancia de mantener a los animales libres de dolor y felices el mayor tiempo posible, y este es el objetivo de todos los involucrados en su tratamiento. Desafortunadamente, para algunos gatos, puede llegar un punto en el que sufren más de lo que ganan.

Tú y tu veterinario debeis trabajar juntos para evaluar continuamente el bienestar de tu gato y tratar de reconocer juntos cuándo ocurre este declive.

Si bien puede ser difícil de escuchar, intenta comprender que tu veterinario solo quiere lo mejor para tu mascota, y si tiene un dolor intenso e incontrolable, es probable que tu veterinario te aliente a elegir la eutanasia como la opción más suave.

Es por eso que unirse a grupos de apoyo, tener familiares y amigos listos para brindar apoyo y comunidades increíbles como esta son tan importantes. Además de disfrutar cada momento que tienes con tu mejor amigo peludo.

Pensamientos finales: cómo lidiar con el cáncer felino

homem abraçando gato cinza que tem apenas três pernas de câncer

Esperamos que esta guía te haya ayudado con lo que debes hacer después de un diagnóstico de cáncer de gato. Sabemos de primera mano lo que puede ser una montaña rusa emocional y financiera con la que lidiar el cáncer.

Pero sepas que el apoyo viene en muchas formas y que tu mascota tiene suerte de tenerte cuando más lo necesita.

Descargo de responsabilidad:

⚠️ El equipo de Club del Gato no son veterinarios. Este artículo se basa en hechos, investigaciones y experiencias personales. Te brindamos la mejor información que podemos, pero, por supuesto, tu eres libre de seguir nuestros consejos o no. Club del Gato en ningún caso será responsable de ninguna pérdida u otros daños, incluidos, entre otros, daños especiales, incidentales o consecuentes o de otro tipo.

 
Continuar leyendoCómo afrontar el cáncer felino: qué hacer después de un diagnóstico de cáncer de gato

Colesterol alto en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Este artículo tiene como objetivo explicar los detalles del colesterol alto en los gatos, una condición que puede ocurrir en los gatos por una variedad de razones. El propósito de este artículo es brindar una explicación simple y clara de los niveles de colesterol, ya sean bajos, altos y normales, para los dueños de gatos.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un tipo de grasa (o lípido) que es producido por cada célula del cuerpo, proporcionando una parte clave de la membrana celular (la envoltura que rodea todas las células). También es producido por las células del hígado, donde actúa como un ingrediente clave para la creación de hormonas esteroides, ácidos biliares, algunas enzimas y vitamina D.

Otros tipos de grasas (lípidos) en el cuerpo incluyen triglicéridos, ácidos grasos y fosfolípidos, que se utilizan como fuente de energía, además de ser parte de la estructura de las membranas celulares, y también se utilizan en la fabricación de otras sustancias. como las hormonas.

¿Cómo se relacionan las grasas y el colesterol en los gatos?

Las grasas, incluido el colesterol, se transportan en la sangre en compuestos complejos que también contienen proteínas: llamados lipoproteínas.

Estos incluyen triglicéridos, colesterol y fosfolípidos vinculados a apopproteínas, que se fabrican en las células del hígado y los intestinos. Las apolipoproteínas se sintetizan en el hígado o en las células intestinales.

Hay cuatro clases principales de lipoproteínas en los gatos, de la siguiente manera:

Quilomicrones (CM) y Lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) llevar triglicéridos en la sangre

Lipoproteínas de baja densidad (LDL) y Lipoproteínas de alta densidad (HDL) transportar el colesterol en la sangre. En los gatos, el HDL supera al LDL en una proporción de 5:1, mientras que en los humanos, el LDL es el principal transportador de colesterol.

Muchos humanos conocen estas abreviaturas por los resultados de sus propios análisis de sangre, pero es importante recordar que el significado de los niveles anormales es muy diferente en los humanos en comparación con los gatos.

¿Qué niveles de colesterol son normales?

Los mecanismos homeostáticos normales mantienen los niveles de lípidos, incluido el colesterol, dentro de ciertos parámetros específicos. Varios procesos de enfermedades pueden causar niveles anormalmente altos de lípidos y colesterol: estos se miden a menudo como parte de los perfiles de análisis de sangre que se realizan al evaluar la salud de gatos individuales.

El nivel normal de colesterol en los gatos es de 1,8 a 3,9 mMol/litro (90 a 200 mg/dL)

¿Qué sucede cuando los niveles de colesterol van mal?

Los niveles de colesterol alterados generalmente no causan un problema en sí mismos; cuando esto se identifica, el significado es más que una indicación de algún otro posible problema metabólico interno. Los cambios en el nivel de colesterol se ven como una «pista», mientras que generalmente se necesitan otras pruebas para hacer un diagnóstico firme.

El colesterol en los gatos se produce principalmente en el hígado y se excreta en la bilis.

Por supuesto, los niveles reducidos de colesterol ocurren cuando la producción en el hígado se ralentiza, en situaciones como enfermedad hepática y diabetes mellitus, o si un gato ha dejado de comer.

Los niveles bajos rara vez se pueden ver en las dislipoproteinemias

Que son trastornos primarios del metabolismo de las lipoproteínas: estos tienen una base genética y es más probable que se observen en gatos birmanos y gatos domésticos de pelo corto (en el mundo de los perros, los Schnauzer miniatura son propensos a esto)

Niveles altos de colesterol (hipercolesterolemia)

Se ven en una amplia gama de situaciones, especialmente cuando se reduce la excreción de colesterol en la bilis.

Causas de la hipercolesterolemia en gatos

Causas de la hipercolesterolemia en gatos

 

Las dietas ricas en grasas o tomar suplementos ricos en ácidos grasos omega-3 como el aceite de pescado pueden causar colesterol alto en los gatos.

Las causas más comunes son:

  • enfermedad del higado especialmente cualquier cosa que obstruya la salida de la bilis del hígado (colestasis), por ejemplo, enfermedad hepática, enfermedad de la vesícula biliar, obstrucción del conducto biliar, pancreatitis (el páncreas está inmediatamente adyacente a la abertura del conducto biliar), etc.
  • Hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing) debido al exceso de producción de hormonas cortisona por la glándula suprarrenal
  • Enfermedad de Cushing iatrogénica (niveles elevados de corticosteroides/prednisolona)
  • Algunos otros medicamentos, por ejemplo metimazol y carbimazol ambos utilizados para tratar gatos con hipertiroidismo
  • Enfermedad del riñon (como nefritis aguda o síndrome nefrótico)
  • Enfermedad de la tiroides, como hipotiroidismo o hipertiroidismo si está siendo tratado con metimazol o carbimazol
  • dietas ricas en grasas o tomando suplementos de ácidos grasos omega-3, como aceite de pescado
  • Obesidad

Síntomas de niveles altos de colesterol en gatos

Los signos clínicos específicos asociados con el colesterol alto en gatos generalmente no se observan; es probable que cualquier signo de enfermedad sea causado por la causa subyacente del colesterol alto y no por el simple hecho del nivel alto.

Los gatos pueden contraer enfermedades del corazón debido a los niveles altos de colesterol.

Es importante destacar que el tipo humano de enfermedad cardíaca (aterosclerosis: el estrechamiento de las arterias del corazón, causado por niveles altos de colesterol) no se observa en los gatos, por lo que los gatos no tienen riesgo de enfermedad cardíaca después de niveles altos de colesterol.

Diagnóstico de niveles altos de colesterol en gatos

Diagnóstico de niveles altos de colesterol en gatos

 

Los niveles más altos de grasa en la sangre pueden ser causados ​​por concentraciones elevadas de colesterol, triglicéridos altos o ambos. y puede o no estar presente en un gato con colesterol alto.

Si tu veterinario está investigando a tu gato por cualquier motivo, es posible que descubra niveles altos de colesterol. Es poco probable que soliciten específicamente que solo se controle el colesterol; es mucho más probable que se haga un panel de análisis de sangre, incluido el colesterol, y al analizar los resultados, se puede notar el nivel elevado.

Si el nivel de colesterol se identifica como elevado, es probable que tu veterinario revise la condición de tu gato para detectar una posible enfermedad subyacente. Esto puede incluir lo siguiente.

1. Historia detallada

Tu veterinario analizará todos los aspectos de la vida y el cuidado de la salud de tu gato, incluido todo, desde las rutinas diarias hasta la función gastrointestinal. Esta historia ayudará a diferenciar las diversas causas posibles de los niveles altos de colesterol.

2. Examen físico

Tu veterinario examinará a tu gato cuidadosamente, observando cualquier signo físico de enfermedad, en particular buscando signos de posibles causas de colesterol alto.

3. Análisis de sangre de rutina

Se puede repetir una muestra de sangre para volver a comprobar el nivel de colesterol: es importante que este análisis de sangre se realice en una muestra de sangre en ayunas si es posible, ya que los niveles posprandiales (después de comer) pueden elevarse artificialmente. Los niveles séricos de triglicéridos (grasas) se pueden medir al mismo tiempo que se relacionan con el colesterol.

Los niveles más altos de grasas (lípidos) en la sangre se denominan hiperlipidemia, y esto puede o no estar presente en un gato con colesterol alto. La hiperlipidemia puede ser causada por concentraciones elevadas de colesterol, triglicéridos elevados o ambos.

A menudo, se realizan otras pruebas de rutina al mismo tiempo, por ejemplo, hemograma completo (CSC), bioquímica de rutina, etc., para identificar cualquier trastorno metabólico que pueda estar relacionado con el colesterol alto.

4. Otras pruebas:

La radiografía (rayos X) y el ultrasonido se pueden realizar como parte de una evaluación general de un gato enfermo. Tu veterinario te aconsejará si se recomiendan o no tales investigaciones detalladas.

¿Cuánto cuesta tratar a un gato con colesterol alto?

Es imposible estimar este costo ya que hay tantas posibles causas subyacentes. Debes pedirle a tu veterinario un presupuesto detallado antes de aceptar continuar con el tratamiento.

Tratamiento para niveles altos de colesterol

El tratamiento específico para el colesterol alto generalmente no es necesario, pero es posible que sea necesario tratar la causa subyacente del colesterol alto. Tu veterinario te aconsejará en consecuencia.

Si el problema es la hiperlipidemia general, incluido el colesterol alto, se puede recomendar una dieta baja en grasas. Así como medicamentos como gemfibrozil, que se usa en humanos para aumentar los niveles de grasa en la sangre.

Conclusión

El colesterol alto en la sangre de los gatos se observa de vez en cuando y no es una preocupación en sí mismo. Más bien, esto es un signo de algún tipo de condición subyacente, y cuando esto se note, tu veterinario podrá sugerir un trabajo más detallado para identificar la razón precisa de esta anomalía.

Preguntas frecuentes

¿Qué causa el colesterol alto en los gatos?

Las causas más comunes están relacionadas con la reducción de la excreción de colesterol, a saber, la obstrucción de la salida de bilis del hígado (enfermedad del hígado, enfermedad de la vesícula biliar, etc.), hiperadrenocorticismo (enfermedad de Cushing), ciertos medicamentos (cortisona/prednisolona, ​​metimazol y carbimazol) y algunos tipos de enfermedad renal. El colesterol alto también se puede observar en gatos obesos o con dietas ricas en grasas.

¿Los gatos necesitan colesterol?

El colesterol es necesario para crear las membranas celulares (las envolturas que rodean a cada célula), así como para la creación de hormonas esteroides, ácidos biliares y vitamina D.

¿Qué es la hiperlipidemia felina?

La hiperlipidemia significa altos niveles de grasas en la sangre: esto puede ser causado por concentraciones elevadas de colesterol, triglicéridos o ambos.

¿Qué animal tiene el colesterol más bajo?

Todas las especies de mamíferos, aves y reptiles requieren colesterol como parte de la estructura celular normal y la creación de otros bioquímicos importantes, por lo que ninguna especie animal tiene un nivel de colesterol dramáticamente bajo en comparación con otras.

 
Continuar leyendoColesterol alto en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Cómo deshacerse de las pulgas de tu gato

Las picaduras de pulgas son probablemente la causa más común de picazón en los gatos, por lo que los dueños de gatos deben saber cómo identificar las pulgas y cómo deshacerse de ellas. El propósito de este artículo es explicar precisamente cómo hacer esto.

Causas de las infestaciones por pulgas en gatos

El ciclo de vida de la pulga del gato es simple. Después de alimentarse de una mascota, una pulga hembra salta y pone huevos que se convierten en larvas de pulgas, que luego se convierten en pupas, y estas se convierten en pulgas adultas jóvenes. Estas adultas jóvenes luego saltan sobre un gato que pasa (u otro mamífero) y el ciclo comienza de nuevo.

A las pulgas les gusta una temperatura ambiente de 21 – 29ºC (70 – 84ºF) para que el ciclo de vida continúe. Por esta razón, en climas más cálidos y húmedos, el ciclo de vida de las pulgas se acelera drásticamente. Es por eso que los problemas de pulgas son más comunes en verano y en países más cálidos.

Por el contrario, en climas fríos, las pulgas en el exterior están inactivas. Las pulgas aún podrán reproducirse dentro de las casas con calefacción central donde todavía hace suficiente calor, pero es menos probable que los gatos domésticos regresen con pulgas después de estar afuera.

¿Qué aspecto tienen las pulgas?

pulgas de gato

 

Las pulgas miden alrededor 3-4 mm (1/4 a 1/3 de pulgada) de largo, negras o marrón oscuro, parecidas a versiones aplanadas de hormigas. Por lo general, se mueven rápidamente a través del pelaje, especialmente cuando se exponen a la luz (por ejemplo, si buscas a través del pelaje del gato para encontrarlas).

A veces los gatos contraen pulgas de conejo y estas son diferentes: tienden a estar inmóviles, pegadas en las orejas de los gatos como puntos negros. Sin embargo, se aplican los mismos métodos de control de pulgas.

Signos de pulgas en gatos

pulga de gato
 
La mayoría de los gatos infestados de pulgas desarrollan dermatitis, con pérdida de pelo y picazón en la piel, especialmente en la parte inferior de la espalda, alrededor de la cabeza y en otras partes.

Una infestación de pulgas puede causar una serie de síntomas en los gatos.

Algunos gatos son notablemente no reactivos a las pulgas y es posible que no muestren signos de picazón o enfermedades de la piel, a pesar de que se pueden ver pulgas corriendo en sus pelajes.

La razón más probable de esto es que la respuesta de las pulgas se basa en cierta medida en una reacción alérgica, y si un gato no es alérgico a las pulgas, es posible que no causen un problema significativo para ese animal en particular. Sin embargo, todos los gatos de una casa deben recibir tratamiento contra las pulgas, incluso si no muestran una reacción a las pulgas.

A veces se puede observar una reacción similar a la dermatitis miliar, con áreas costrosas y escamosas.

Los gatitos jóvenes pueden enfermarse gravemente después de una fuerte infestación de pulgas, con signos sistémicos como anemia causada por la ingestión de sangre de los gatitos por parte de las pulgas.

Diagnóstico de pulgas en gatos

pulgas de gato
 
Si encuentras suciedad de pulgas en el pelaje de tu gato, esto se considera una prueba definitiva de la presencia de pulgas.

Si un gato tiene pulgas, puedes ver enredaderas negras arrastrándose por su pelaje. Se puede usar un peine para pulgas de dientes finos para atravesar el pelaje de tu gato: esta puede ser una buena forma de detectar pulgas adultas.

Sin embargo, es posible que no encuentres pulgas adultas: es posible que solo veas la llamada suciedad de pulgas. Esto se asemeja a manchas negras de suciedad en el pelaje: son excrementos de pulgas, que dejan las pulgas después de alimentarse de sangre del gato. Si encuentras puntos negros como este, toma algunos de su pelaje y colócalos en un trozo de papel de seda o algodón húmedo.

Si las manchas son suciedad de pulgas, se disolverán con la humedad y crearán manchas de color marrón rojizo. Esto se debe a que la suciedad de las pulgas se compone de pequeñas acumulaciones de sangre digerida.

A veces, el peluquero de tu mascota puede hacer el diagnóstico por ti, haciéndote saber que tu gato tiene pulgas.

Tratamiento antipulgas en gatos

Hay muchos tipos diferentes de tratamiento antipulgas, cada uno con diferentes fortalezas y debilidades.

Remedios caseros

Se recomiendan muchos remedios caseros, desde ajo hasta hierbas y detergente en polvo: en general, estos tratamientos son relativamente ineficaces y tiene mucho más sentido utilizar métodos y productos probados y modernos para el control de pulgas.

Champús antipulgas

Los champús antipulgas son un tratamiento anticuado que la mayoría de los dueños de gatos encuentran difícil de usar en sus mascotas. Los detalles de su uso dependen de los ingredientes activos, pero en general, solo se recomiendan en situaciones en las que un gato pueda necesitar ser lavado por razones distintas a las pulgas (por ejemplo, ciertos tipos de dermatitis).

Collares antipulgas

Los collares antipulgas contienen productos químicos o hierbas que repelen o matan a las pulgas. Hay una variedad de pastas disponibles y para obtener detalles específicos de lo que hace cada pasta y cuánto duran, es necesario conocer el ingrediente activo preciso.

Pueden ser insecticidas fuertes como la permetrina o ingredientes menos efectivos pero menos tóxicos como los aceites esenciales.

Pulverizadores

Los aerosoles antipulgas también pueden contener diferentes tipos de pesticidas, con diferente efectividad y duración. Un ingrediente típico es el fipronil, que tiene una duración de 5 semanas en gatos. Puede ser difícil rociar a un gato, por lo que las formas más nuevas de tratar a los gatos tienden a ser más populares.

Productos tópicos

Hay muchos tipos diferentes de productos spot-on, que nuevamente varían en cuanto a su duración y su eficacia. En general, los productos más efectivos y seguros tienden a ser solo con receta, vendidos en las clínicas veterinarias.

La idea general es que estos productos antipulgas son gotas que se exprimen de una pequeña botella de plástico sobre el pelaje del gato en la parte posterior del cuello, en un lugar que no se puede lamer. Estos productos suelen ser efectivos durante un mes, pero es importante leer la etiqueta para tener claro su uso.

Pastillas orales

Hay diferentes tipos de medicamentos orales masticables para pulgas disponibles, como el spinosad, que se formula en una tableta con sabor a carne. Este medicamento comienza a matar pulgas en solo 30 minutos y mata el 99% de las pulgas en gatos dentro de las cuatro horas antes de que puedan poner huevos. El medicamento debe administrarse una vez al mes.

¿Qué tan seguros y efectivos son los diferentes métodos para matar pulgas?

 
Una vez que comprendas el complejo y largo ciclo de vida de una pulga, podrás comprender por qué puede ser tan difícil controlar una infestación de pulgas.

Todos estos productos son seguros siempre que sigas las instrucciones de la etiqueta. Eso sí, hay que tener cuidado: si se aplicara un producto para un perro grande a un gato, habría riesgo de daño grave o incluso de reacción mortal.

La necesidad de usar estos productos con cuidado es una de las razones por las que muchos de los mejores productos solo se venden a través de veterinarios: la supervisión profesional es importante.

¿La prevención de pulgas es mejor que tratar de deshacerse de una infestación?

Algunos dueños de mascotas usan estos productos para el control de pulgas solo para tratar a sus mascotas cuando tienen una infestación de pulgas activa, pero después de una mala experiencia con pulgas, muchos dueños optan por usar medicamentos regulares en sus mascotas de forma rutinaria, continua, como prevención. Los ejemplos incluyen spot-ons o tabletas una vez al mes.

Tratando el Medio Ambiente

Además de tratar al animal, es importante tratar el lugar donde viven tus gatos. Las pulgas adultas saltan de los gatos y se meten en alfombras, muebles, tapicería y grietas en el suelo.

Estas pulgas ponen cientos de huevos que pueden permanecer inactivos hasta seis meses antes de eclosionar. Si tu mascota tiene pulgas, tu hogar también tiene pulgas y debes tratar tanto a la mascota como a la casa.

Algunas personas llaman a un exterminador profesional o a una compañía de control de plagas, pero por lo general no debería ser necesario.

Primero, aspira tu hogar a fondo con una aspiradora potente, colocando la bolsa de la aspiradora en la basura, ya que puede contener huevos de pulgas.

Lava la ropa de cama de tu mascota con agua caliente y jabón para asegurarte de que esté completamente limpia. Todo en la casa que pueda tener huevos de pulgas debe limpiarse.

En segundo lugar, usa un rociador ambiental efectivo que mate las pulgas adultas y al mismo tiempo evite que los huevos de pulgas se conviertan en adultas, protegiendo el hogar hasta por un año. Un regulador de la hormona del crecimiento de insectos es un ingrediente importante para comprobarlo. Este aerosol debe aplicarse a todos los elementos de tu hogar que puedan albergar huevos de pulgas.

En tercer lugar, ten en cuenta que si tu gato sale cuando hace calor, existe una alta probabilidad de que esté expuesto a una fuente de infección por pulgas (por ejemplo, un área de tierra frecuentada por gatos en el área). Esta puede ser la razón más común por la que continúan ocurriendo infestaciones de pulgas.

La mejor respuesta a esto es usar un producto antipulgas una vez al mes en tu gato y seguir aplicándolo durante todo el año para que tu gato esté protegido continuamente.

Recuerda desparasitar a tus gatos después de que las pulgas se hayan ido

Las pulgas son portadoras del tipo más común de tenia, y si tu gato ha tenido pulgas, deberá recibir una dosis efectiva anti gusanos como seguimiento para mantener su salud óptima.

Conclusión

Para deshacerse de las pulgas de tus gatos y tu casa, debes tratar a los animales y debes tratar la casa. Hay diferentes maneras de hacer esto, y la manera más efectiva es generalmente consultar a tu clínica veterinaria local, ya que es probable que tengan en existencia los productos para el control de pulgas más recientes y más efectivos.

Preguntas frecuentes

¿Cuál es la forma más rápida de deshacerse de las pulgas en un gato?

La mejor respuesta es usar productos de control de pulgas recetados de tu clínica veterinaria local. Existen diferentes opciones dependiendo de los detalles precisos de tus gatos y tu hogar, pero en general esto implica tratar a tu gato además de tratar tu hogar.

¿Cuál es el mejor remedio antipulgas para gatos?

No existe un único remedio mejor para las pulgas, ya que cada producto tiene fortalezas y debilidades. La mejor respuesta es hablar con tu veterinario en detalle, explicándole los detalles de tu problema. Recomendarán la mejor respuesta para tu situación individual.

¿Qué mata las pulgas al instante en los gatitos?

Un simple spray de fipronil, usado de acuerdo con la etiqueta, puede ser la mejor respuesta, pero es más seguro consultar a tu veterinario local para estar seguro.

¿Cómo contrajo pulgas mi gato de interior?

Los huevos de pulgas pueden vivir en la casa hasta un año antes de que eclosionen, por lo que si hay animales visitantes (perros o gatos) en tu casa, es posible que dejen pulgas que pueden poner huevos, causando una infestación en tu casa muchos meses después.

 
Continuar leyendoCómo deshacerse de las pulgas de tu gato

Sangre en la orina del gato (hematuria): causas, síntomas y tratamiento


Si tu gato ha comenzado a orinar sangre (oficialmente llamado «hematuria»), es probable que estés preocupado. Debes saber qué significa orinar con sangre, cómo tratar los problemas urinarios en los gatos y cuándo contactar al veterinario para que puedas cuidar mejor a tu gato.

Causas de sangre en la orina del gato

El sistema urinario de tu gato comienza en los riñones. La orina producida aquí se mueve a través de los uréteres y se almacena en la vejiga hasta que se elimina a través de la uretra hacia la bandeja.

Las cosas pueden salir mal con cualquier parte de este sistema para causar sangre en la orina de su gato. Los problemas más comunes ocurren en el tracto urinario inferior (vejiga y uretra) y forman un espectro de condiciones llamadas ‘Enfermedad del tracto urinario inferior felino’ o ‘FLUTD’.

Los riñones y los uréteres

Los riñones y los uréteres son una causa rara de hematuria felina. Los riñones que sufren de insuficiencia pueden sangrar, especialmente cuando el gato también tiene presión arterial alta. Los gatos también pueden sufrir tumores en los riñones y los uréteres. En comparación con la hematuria de la vejiga o la uretra, el sangrado de los riñones y los uréteres es raro.

La vejiga

La mayoría de las causas posibles de sangre en la orina de tu gato ocurren en la vejiga y pueden incluir tumores de vejiga, infecciones de la vejiga y cálculos en la vejiga. Sin embargo, la causa más común de sangre procedente de la vejiga es la cistitis idiopática felina o ‘FIC’.

La cistitis idiopática felina solo se puede diagnosticar verdaderamente cuando se han descartado todas las demás causas de cistitis, pero a menudo se presume en gatos jóvenes y sanos porque es muy común.

Todavía no sabemos completamente por qué sucede esto, pero sabemos algunas cosas: parece estar relacionado con el estrés y es más frecuente en gatos de interior, con sobrepeso y con dieta seca. En la FIC, las células de la pared de la vejiga a menudo son defectuosas y tienen muy pocos glicosaminoglicanos para funcionar correctamente. Y el estrés hace que los nervios de la vejiga se estimulen para liberar neurotransmisores que aumentan la inflamación.

Las infecciones de la vejiga ocurren en los gatos, pero con mucha menos frecuencia. La orina felina normal no es un buen lugar para que prosperen las bacterias, por lo que una infección a menudo tiene una causa subyacente, como diabetes o enfermedad renal, donde la orina se altera para el beneficio de las bacterias.

Causas de sangre en la orina del gato
 
La sangre en la orina de los gatos suele deberse a problemas en el tracto urinario inferior (de la vejiga a la uretra), pero también puede originarse en los riñones y los uréteres.

También se pueden formar piedras y cristales en la vejiga de tu gato.

Si bien los cristales pasan sin daño, las piedras pueden causar una gran irritación e inflamación y allanar el camino para infecciones más graves. La causa de los cálculos en la vejiga no se comprende por completo, pero una combinación de factores dietéticos (como las dietas ricas en minerales), el estilo de vida sedentario, la obesidad y la concentración de orina pueden provocar la afección.

La uretra

La uretra es el conducto que conecta la vejiga de tu gato con el mundo exterior, por lo que cualquier problema con la vejiga a menudo también afecta a la uretra.

Los problemas más comunes con la uretra son la inflamación causada por la CIF o el movimiento de cálculos en la vejiga o «urolitos». Las infecciones también son posibles, pero al igual que con la infección de la vejiga, la infección de la uretra es rara.

La uretra también puede estar bloqueada por una piedra (y/o un «tapón» de moco en el gato macho), lo que detiene por completo el flujo de orina. Esta es una emergencia y es probable que tu gato se sienta muy incómodo, se esfuerce, llore y visite la bandeja, pero no producirá nada. Un gato ‘bloqueado’ puede llegar a ser fatal en cuestión de horas, por lo que si observas estos signos, debes visitar al veterinario más cercano lo antes posible.

¿Qué hacer si tu gato tiene sangre en la orina?

Si notas que tu gato tiene sangre en la orina, es hora de hablar con tu veterinario. Si es posible, debes obtener una muestra de orina para analizarla.

Esto se puede hacer usando una arena especial para gatos no absorbente. Como alternativa, si tu gato ha hecho pis en la bañera o en el suelo de baldosas, puedes succionarlo con una pipeta o una jeringa. Si no puede obtener una muestra, no te preocupes, tu veterinario puede obtener una para ti.

Trata de tener una cita dentro de las próximas 24 horas, ya que muchas condiciones que causan sangre en la orina de los gatos son dolorosas.

Tu veterinario querrá examinar a tu gato y sentir su vejiga. Si esta es la primera vez que tu gato tiene este problema, tú y tu veterinario deberéis discutir si investigar más a fondo o probar el tratamiento para la CIF. Si esto es apropiado dependerá de la edad, el sexo y otros síntomas de tu gato.

Es probable que otras investigaciones incluyan análisis de orina, ecografías, análisis de sangre e incluso radiografías.

Tratamiento para la enfermedad del tracto urinario

Tratamiento para la sangre en la orina del gato
 
El tratamiento de la sangre en la orina de tu gato debe abordar la causa subyacente de la hematuria. Para gatos con bloqueo uretral, el tratamiento es urgente e implica cateterismo.

El tratamiento exacto al que se someterá tu gato dependerá de sus síntomas y del diagnóstico final. Para la causa más común, la cistitis, no existe un tratamiento específico. En cambio, los síntomas se controlan con antiinflamatorios.

Hay suplementos a base de hierbas disponibles que pueden ayudar al revestimiento de la vejiga, pero la mayoría de ellos tienen poca evidencia clínica que respalde su uso. Dado que la FIC está asociada con el estrés, los suplementos calmantes también pueden ser útiles.

Por supuesto, si tu gato sufre otro tipo de enfermedad del tracto urinario, el tratamiento puede ser diferente. Los gatos con infecciones, por ejemplo, necesitarán antibióticos y tratamiento para la causa subyacente. Los gatos con cálculos urinarios pueden necesitar una dieta especial para ayudar a reducir los cristales en la orina, y es posible que estos cálculos deban extirparse quirúrgicamente.

Los gatos con la uretra bloqueada necesitarán ser «desbloqueados» con urgencia, pasando un catéter urinario bajo anestesia general. Y los gatos con tumores de vejiga pueden recibir quimioterapia o cirugía como una opción, aunque si esto es apropiado para tu gato es una decisión que debéis tomar tú y el veterinario juntos.

En todos los casos, aumentar la ingesta de agua de tu gato es una parte importante del tratamiento. Puedes hacer esto cambiando a tu gato a comida húmeda, agregando agua a la comida seca de tu gato y animándolo a beber usando una variedad de tazones y fuentes repartidos por la casa.

Leer más: Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar

Hay nueva evidencia que sugiere que los «suplementos de agua» también pueden aumentar la hidratación en los gatos, por lo que es algo a tener en cuenta en el futuro.

Conclusión

La enfermedad del tracto urinario es muy común en los gatos. Aunque todas las partes del sistema urinario pueden verse afectadas, la causa más frecuente de sangre en la orina es la cistitis idiopática o CIF. Los gatos con FIC son propensos a ataques recurrentes y pueden ser dolorosos. Conocer las señales y saber cuándo llevar a tu gato al veterinario es clave para combatir esta dolorosa condición.

Preguntas frecuentes

¿Qué significa sangre en la orina de mi gato?

La sangre en la orina de tu gato podría indicar una infección, inflamación, cálculos en la vejiga, un tumor en la vejiga o alguna otra forma de enfermedad del tracto urinario. Debe ser investigado por un veterinario para averiguar qué es lo que está mal.

¿Un gato que orina con sangre es una emergencia?

Un gato que orina con sangre es urgente, pero no una emergencia, siempre y cuando se mantenga bien solo. Puede ser peligroso si no se trata y es probable que sea doloroso, por lo que debes ver al veterinario dentro de las 24 horas. Sin embargo, si tu gato deja de orinar y comienza a esforzarse en cualquier momento, esto debe verse como una emergencia.

¿Cómo se trata una infección del tracto urinario en un gato?

Las infecciones del tracto urinario deben tratarse con antibióticos recetados por tu veterinario. Sin embargo, es importante recordar que muchos problemas que parecen una infección urinaria pueden no serlo, ya que las infecciones del tracto urinario son raras en los gatos. Por lo tanto, solo se deben administrar antibióticos si la orina de tu gato tiene una cantidad significativa de bacterias.

¿La infección urinaria de un gato es una emergencia?

La UCI no es una emergencia en gatos. Sin embargo, debe verse dentro de las 24 horas, ya que es probable que sea incómodo. Si tu gato deja de orinar y comienza a esforzarse y a maullar, especialmente si es macho, entonces es una emergencia y debes llamar a la clínica veterinaria abierta más cercana para que te aconsejen.

 
Continuar leyendoSangre en la orina del gato (hematuria): causas, síntomas y tratamiento

¿Por qué a mi gato le lloran los ojos?

Varias razones pueden causar ojos llorosos en gatos. Al igual que los humanos, un gato puede reaccionar a los alérgenos o también puede significar algo más grave.

Si te preocupan los ojos llorosos de tu gato, has venido al lugar correcto. En este artículo, veremos algunas de las causas más comunes de ojos llorosos en los gatos, así como también lo que puedes hacer al respecto.

¿Cuáles son los síntomas de los ojos llorosos en los gatos?

¿Cuándo puedes saber que los ojos llorosos de tu gato son un problema? ¿Y cuándo deberías preocuparte? Aunque los ojos llorosos son relativamente fáciles de reconocer, estos son los signos más comunes:

  • Ojos rojos
  • Estrabismo
  • Rascado frecuente de los ojos
  • Inflamación ocular
  • Secreción ocular
  • Frotarse los ojos
  • Pérdida de pelo alrededor de los ojos
  • Ojos nublados
  • Hinchazón
  • Mancha marrón rojiza debajo de los ojos
  • Secreción ocular espesa de color amarillo o verde
  • Olor que sale de los ojos
  • Problemas de visión

Aunque los ojos llorosos son una respuesta normal a las alergias, es hora de que lleves a tu amigo felino al veterinario cuando esto se acompañe de otros síntomas como secreción e hinchazón.

Si los síntomas duran más de dos días, esto también es una señal significativa de que es hora de que revisen a tu gato.

6 causas comunes de ojos llorosos en gatos

Varias razones pueden causar lagrimeo en los gatos, pero estas seis son las más comunes:

1. Raza de gato

Los gatos de cara corta suelen tener los ojos llorosos porque son propensos a tener narices cortas y ojos saltones. Sus ojos suelen estar más expuestos a elementos como la suciedad, el polen y otros alérgenos. También pueden rayar e inflamar fácilmente tus ojos, u otro animal puede lastimarte los ojos en una pelea.

También conocidos como gatos braquicéfalos, los gatos de cara corta son los persas, los del Himalaya y los exóticos de pelo corto.

Si no estás seguro de la raza de tu gato, una prueba de ADN de gato es una excelente manera de averiguarlo. Hay kits caseros que se utilizan para evaluar la salud de tu gato con ADN de gato que puedes tomar tú mismo. Además de conocer la composición exacta de la raza de tu gato, un kit de prueba de ADN también puede incluir marcadores de salud que brindan información sobre las enfermedades hereditarias que tu gato pueda tener.

Este tipo de información puede ayudarte a cuidar mejor a tu gato, ya que se está demostrando parte de la predisposición de tu gato a determinadas enfermedades, como la epífora, definida por un flujo anormal de lágrimas.

2. Alergias

Al igual que los humanos, los gatos pueden tener los ojos llorosos debido a los alérgenos. Esto incluye moho, hongos, polvo, polen, perfumes fuertes, productos de limpieza para el hogar, ciertos medicamentos y otros alérgenos.

3. Infecciones de las vías respiratorias superiores

Un resfriado o una gripe pueden provocar que los gatos se llenen de lágrimas. Otros síntomas de una infección de las vías respiratorias superiores incluyen dolor de garganta, tos, estornudos y fiebre.

4. Traumatismo en el ojo

Si un objeto extraño se atasca dentro de los ojos de tu gato, puede provocar una mayor producción de lágrimas. Una lesión o traumatismo en el ojo, como un rasguño, puede provocar enrojecimiento y lagrimeo.

5. Anomalías congénitas

Las anomalías congénitas, como la distiquiasis y el entropión, pueden hacer que los ojos de tu gato estén inusualmente llorosos. Estas condiciones ocurren cuando los párpados o las pestañas del gato se vuelven hacia adentro, lo que irrita el globo ocular y provoca una sobreproducción de los conductos lagrimales.

6. Conjuntivitis felina

Esta es una condición en la que hay inflamación de la conjuntiva, que es la capa de color rosa claro alrededor de los ojos de un gato. La inflamación puede ser causada por bacterias, virus y otros irritantes.

La condición puede causar enrojecimiento de los ojos, sensibilidad a la luz, hinchazón y producción excesiva de lágrimas. Aunque generalmente se cura por sí solo, hay casos en los que los síntomas son graves. Y cuando no se trata, puede causar más problemas e incluso causar pérdida de visión en felinos.

Otras posibles causas de ojos llorosos en gatos incluyen:

Diagnóstico de ojos llorosos.

Cuando lleves a tu gatito al veterinario, deberá someterse a un examen físico general, una posible prueba de alergia y otras pruebas para determinar la causa de los ojos llorosos inusuales de tu gato.

El veterinario puede evaluar los síntomas de infección y los signos de que tu gato puede estar sufriendo síntomas asociados, que pueden incluir enrojecimiento, dolor en los ojos, cualquier signo de dolor o infección bacteriana.

Algunas de estas pruebas incluyen la prueba de lágrimas de Schirmer para evaluar los niveles de lágrimas en el ojo, una prueba de tinción con fluoresceína para ver un trauma o lesión en el ojo; así como radiografías como una resonancia magnética o una tomografía computarizada para detectar anomalías oculares internas.

Tratamiento de ojos llorosos en gatos

Los tratamientos varían según las causas de la enfermedad. Si el motivo es un alérgeno, debes eliminarlos de tu hogar. Tu gato también puede tomar antibióticos si se produce una infección. También se puede recomendar un antihistamínico para reducir la inflamación causada por los alérgenos.

La cirugía puede ser necesaria por otras causas, como un tumor palpebral, así como en casos de distiquiasis, en los que se extirpan las pestañas.

Conclusión

Los ojos llorosos en los gatos pueden ser causados ​​por un alérgeno y generalmente desaparecen por sí solos, pero hay algunos casos en los que es un signo de un problema de salud más grave.

Si hay signos de que tu gato sufre de ojos llorosos acompañados de otros síntomas como secreción ocular, hinchazón y otros problemas, puede ser el momento de concertar una cita con tu veterinario.

Ciertas razas y afecciones congénitas pueden hacer que tu gatito tenga los ojos llorosos y, si estás preocupado, la mejor decisión es llevarlo siempre al veterinario.

 
Continuar leyendo¿Por qué a mi gato le lloran los ojos?

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar