10 señales sutiles de que tu gato puede estar enfermo

Si bien la mayoría de los padres de mascotas pueden reconocer los signos obvios de enfermedad en los gatos, incluidos vómitos, diarrea u ojos llorosos, es posible que no te des cuenta de los signos más sutiles que los gatos expresan cuando no se sienten bien.

Eso es porque, en la naturaleza, los gatos son depredadores de animales pequeños, pero también son presa de animales como los coyotes. Por lo tanto, para mantenerse a salvo, tienden a ocultar cualquier signo de enfermedad. Esto puede hacer que sea más difícil saber cuándo tu gato necesita ayuda.

Todos los padres de gatos deben conocer los signos sutiles de que su gato puede estar enfermo y deben acudir al veterinario. Estos son los diez signos más sutiles de enfermedad en los gatos.

1. Tu gato se esconde más de lo habitual

¿Recuerdas cuando dije que los gatos en la naturaleza son depredadores y presas? De ello se deduce que si un gato está enfermo, no quiere que nadie lo sepa y tiene el instinto de esconderse y protegerse.

Una de las señales de que tu gato puede estar enfermo es que lo ves menos de lo habitual, o lo encuentras repentinamente escondido debajo de la cama o en el armario, o es menos sociable de lo habitual.

2. Tu gato tiene un tercer párpado prolapsado

¿Sabías que tu gato tiene tres párpados? ¡Es verdad! Los gatos tienen dos párpados al igual que los humanos y luego un tercer párpado protector llamado nictitans o membrana nictitante que es de color rosa y generalmente cuelga en la esquina inferior interna de la cuenca del ojo.

Puedes ver esto cuando tu gato duerme profundamente. El tercer párpado también se levanta cuando un gato se siente mal y cuelga hasta la mitad, cubriendo la mitad del ojo.

Si notas que ves el tercer párpado de tu gato con más frecuencia o cuando el gato está despierto, o si el tercer párpado está enrojecido o hinchado, es una señal de que tu gato está enfermo.

3. Tu gato no está saltando ni subiendo escaleras

gato calicó tirado en el suelo

Si tu gato ya no salta ni sube escaleras, podría ser una señal de que no se siente bien.

Los gatos son deportistas naturales y les encanta saltar, trepar y estar en espacios altos. Cuando un gato deja de saltar, es una señal de que algo está pasando. La razón más común por la que los gatos dejan de saltar es el dolor en las articulaciones debido a la artritis.

La artritis es muy común en los gatos mayores, pero no solemos reconocer los signos. Los gatos no tienden a cojear ni a llorar cuando tienen dolor en las articulaciones; simplemente dejan de saltar y trepar y duermen más.

Si notas que tu gato anteriormente activo al que le encantaba correr, saltar y jugar ha dejado de participar en estas actividades y, en cambio, simplemente camina, o si notas que tu gato duda en subir o bajar escaleras, es posible que tu gato esté experimentando dolor de artritis.

4. Tu gato tiene un apetito quisquilloso

Todos sabemos que los gatos pueden ser exigentes con lo que comen. Si tu gato ha sido quisquilloso con la comida toda su vida y lo ha examinado un veterinario, probablemente no sea un signo de enfermedad en tu gato. Sin embargo, si tu gato ya tenía buen apetito y repentinamente mira la comida con mala cara, es probable que haya un problema con la comida o con tu gato.

Es MUY importante involucrar al veterinario si tu gato no ha comido durante 48 horas, porque cuando los gatos no comen durante varios días, desarrollarán un problema hepático potencialmente mortal llamado lipidosis hepática. Si tu gato ha dejado de comer durante más de un día, o si ha estado comiendo menos en el transcurso de varios días, llama a tu veterinario y pide que lo examinen.

5. Tu gato desarrolla de repente un apetito voraz

Sé que acabo de decir que si un gato deja de comer es una señal de problemas, ¡pero lo contrario también es cierto! Varias afecciones en los gatos, incluida la diabetes mellitus, el hipertiroidismo y el síndrome de Cushing, pueden aumentar el apetito del gato.

Si tu gato de repente está comiendo más y está delgado o está perdiendo peso, definitivamente es una señal de que necesita atención veterinaria.

6. Tu gato está perdiendo peso

gato flaco

Un gato que de repente está perdiendo mucho peso probablemente esté lidiando con algún tipo de problema de salud.

La pérdida de peso inesperada en un gato se debe a que no ingiere suficientes calorías o que las quema demasiado rápido. Es posible que los gatos no coman lo suficiente si están estresados, con dolor por cualquier motivo, incluida una enfermedad dental, o si tienen náuseas.

Esto puede suceder con muchas afecciones, como enfermedad renal, inflamación del tracto urinario o pancreatitis. Alternativamente, los gatos pueden comer lo suficiente, pero pueden estar perdiendo calorías debido a enfermedades como parásitos intestinales, cáncer o diarrea. ¿No estás seguro de si tu gato es demasiado delgado?

Puedes utilizar la tabla inferior o probar la calculadora de peso saludable de Pet Nutrition Alliance.

  • Gato doméstico, común. Peso ideal, entre 3,6 kilos y 4,5 kilos.
  • Gato persa. Peso ideal, entre 3 y 5,5 kilos.
  • Gato siamés. Peso ideal, entre 2 y 4,5 kilos.
  • Gato maine coon. Peso ideal, entre 4,5 y 11 kilos.

7. Tu gato bebe mucho y orina mucho

Varias afecciones, incluida la enfermedad renal, la diabetes mellitus y el síndrome de Cushing, hacen que un gato beba mucho y orine mucho.

Si tu gato de repente pasa demasiado tiempo en el tazón de agua, drena el tazón más rápidamente, hace viajes más frecuentes a la caja de arena o hace estanques en la caja de arena, entonces probablemente sea una señal de que tu gato está enfermo.

Trata de llevarte una muestra de orina al hospital veterinario para que el personal pueda analizar la orina en busca de enfermedades.

8. Tu gato está orinando y / o defecando fuera de la caja de arena.

gato sentado cerca de una caja de arena.

Un gato que ya no usa la caja de arena está tratando de decirte algo. Este es un signo de estrés o enfermedad y significa que tu gato necesita su atención.

¡Es hora de disipar un mito! Los gatos no están resentidos cuando orinan o defecan en tu cama / ropa / alfombra / insertan cualquier otra cosa que puedan estar usando como baño personal. Cuando los gatos hacen esto, es una señal de que necesitan AYUDA.

Salirse de la caja de arena se denomina eliminación inadecuada y es una señal de que algo anda mal con tu gato. El estrés por cualquier causa, incluidos el dolor y las alteraciones gastrointestinales y urinarias, suele ser una causa de una eliminación inadecuada.

9. Tu gato tiene un pelaje aceitoso o enmarañado

Los gatos sanos suelen ser cuidadores meticulosos. Si tu gato deja de cepillarse los dientes, es una señal de que algo está provocando que interrumpa su rutina diaria de aseo, como dolor, náuseas o estrés. Incluso la obesidad puede interferir con la capacidad de un gato para arreglarse adecuadamente y puede causar enredos u otros problemas en el pelo.

Además, si tu gato tiene un pelaje graso con exceso de caspa, podría ser una señal de que tu gato no se está arreglando adecuadamente o podría ser un signo de una afección de la piel llamada seborrea, que puede tratarse.

10. Tu gato hace muecas cuando come

Probablemente hayas visto videos en las redes sociales en los que a un gato se le da de comer algo, generalmente algo frío, y después de darle una o dos lamidas pone una cara divertida.

Mientras los humanos nos reímos de eso, al gato no le parece muy divertido porque la cara divertida se debe a un diente dolorido o sensible.

Las lesiones odontoclásticas de reabsorción felina, LORF para abreviar, son problemas dentales en gatos que son similares a la caries en humanos, excepto que no son causados ​​por bacterias. No conocemos la causa exacta de las LORF, pero sí sabemos que la afección corroe los dientes, expone la cavidad pulpar y causa dolor e inflamación.

Entonces, cuando veas a un gato hacer muecas después de comer algo (generalmente frío), es porque tiene DOLOR y necesita ir al veterinario.

¡Así que ahí está! Ahora conoces los signos sutiles más comunes de enfermedad en los gatos y, con suerte, esta información te ayudará a cuidar mejor a tu gato y vivir una vida más larga y saludable.

 
Continuar leyendo10 señales sutiles de que tu gato puede estar enfermo

Cómo ayudar con el lagrimeo constante

Causas comunes del lagrimeo

El término médico epífora significa lagrimeo excesivo. En general, cuando investigamos las causas de la epífora, podemos reducirla a dos categorías amplias: producción excesiva de lágrimas o drenaje lagrimal inadecuado.

Lagrimeo es la respuesta adecuada de los ojos cuando algo los irrita. El polvo, los productos químicos y el humo pueden provocar un aumento del lagrimeo en los gatos, al igual que ocurre en los humanos. Cuando el irritante desaparece, la epífora suele desaparecer. A veces, sin embargo, el irritante persiste y el lagrimeo se vuelve crónico.

Una causa común de epífora en los gatos es una afección llamada entropión, que ocurre cuando el párpado (generalmente el párpado inferior) se enrolla hacia adentro. El pelaje del párpado estará en contacto directo con la córnea. Cualquiera que haya recibido un grano de arena o una pestaña suelta en el ojo sabe que la córnea está cargada de receptores del dolor, y el contacto constante del pelo con la córnea conduce a lagrimeo persistente.

La aplicación de ungüento en la córnea puede aliviar el ojo y ayuda a formar una barrera entre el cabello y la córnea, pero esto es solo una solución temporal. El tratamiento del entropión es quirúrgico: se quita una cuña de piel debajo del ojo afectado y se suturan los bordes del defecto. Esto hará que el párpado se mueva hacia atrás, quitando el pelo de la córnea y dándole al gato algo de alivio.

Las úlceras corneales (rasguños o abrasiones en la superficie de la córnea) son otra causa de epífora. Estos son bastante dolorosos y causarán enrojecimiento, entrecerrar los ojos y lagrimeo, y el gato se frotará con frecuencia el ojo. Si no se trata, una úlcera corneal puede persistir y progresar, y si la úlcera es lo suficientemente profunda, el ojo podría romperse y perderse la visión.  Las infecciones, alergias y otros tipos de lesiones oculares también causan una producción excesiva de lágrimas.

Una vez que hemos descartado las causas comunes de la producción excesiva de lágrimas, centramos nuestra atención en los problemas con el drenaje de lágrimas. Normalmente, las lágrimas drenan del ojo hacia la nariz y la garganta del gato a través de un pequeño conducto ubicado en la esquina interna del ojo. A veces, las lágrimas no pueden drenar porque la abertura del conducto está bloqueada. Los gatos que han tenido inflamación ocular debido a infecciones respiratorias graves (a menudo cuando son gatitos, especialmente si vienen de un refugio o tienda de mascotas) a menudo desarrollan cicatrices en la abertura del conducto lagrimal, lo que impide un drenaje adecuado.

Si se sospecha un conducto lagrimal bloqueado, se puede insertar una cánula en el conducto (con el gato bajo anestesia, por supuesto) para intentar desbloquearlo. Algunos gatos tienen un conducto lagrimal bloqueado porque el conducto no se abrió durante el desarrollo del gato. Esto se puede corregir quirúrgicamente. Los gatos braquiocefálicos (razas de cara plana como los del Himalaya y los persas) suelen tener anomalías anatómicas de sus conductos lagrimales. Esto, junto con sus ojos grandes y cuencas oculares poco profundas, predispone a estas razas a la epífora. Las lágrimas no logran entrar en el conducto lagrimal y, en cambio, ruedan por su rostro.

 

Diagnóstico y tratamiento

Diagnosticar un problema de drenaje lagrimal en gatos es fácil. Se coloca una gota de tinte amarillo fluorescente en el ojo del gato. El conducto lagrimal va desde el rabillo del ojo hasta la nariz. Si el conducto está abierto, el tinte llega hasta la nariz y la nariz del gato parecerá brillar en la oscuridad bajo una luz negra. Parece extraño y los niños lo encuentran fascinante. (¡Adultos también!) Si la nariz no se ilumina, no podemos decir con 100% de certeza que el conducto lagrimal está bloqueado, pero seguramente justificaría una mayor investigación.

Si se puede identificar y tratar una causa subyacente de la epífora, la mayoría de los casos se resuelven. Sin embargo, los gatos con problemas anatómicos probablemente estén destinados a una vida de ojos llorosos y caras húmedas. Las lágrimas contienen una pequeña cantidad de pigmento, y los gatos con pelaje de color claro pueden mostrar algunas manchas de lágrimas de color marrón rojizo en el pelaje debajo de los ojos. La tinción es inofensiva, pero muchos propietarios la encuentran desagradable.

Hay una variedad de productos disponibles para ayudar a minimizar las manchas; sin embargo, se debe consultar a un veterinario de antemano para asegurarse de que el producto sea seguro y esté aprobado por la FDA. Deben evitarse los productos que contienen antibióticos, ya que pueden provocar resistencia bacteriana. También recomiendo evitar los productos con peróxido de hidrógeno, ya que esto puede ser muy irritante si entra en el ojo accidentalmente.


Seca esas lágrimas

Aquí hay una muestra de productos disponibles para ayudar a prevenir roturas y manchas. Encontrarás productos para la prevención de manchas de lágrimas en Amazon y otros minoristas de artículos para mascotas:

 

 
Continuar leyendoCómo ayudar con el lagrimeo constante

Infección de la vejiga del gato: cómo reconocer los síntomas de la infección del tracto urinario

Desafortunadamente, muchos dueños de gatos pasan por alto los síntomas de infección del tracto urinario de gatos, asumiendo que su gato tiene problemas de comportamiento. Esto puede hacer que un gato sufra innecesariamente y, en algunos casos, incluso la muerte. Tómate unos minutos para informarte sobre los síntomas urinarios de los gatos para prevenir el dolor de las infecciones urinarias e incluso salvar la vida de tu gato.
Si alguna vez has tenido una infección del tracto urinario, entonces comprende lo dolorosa que puede ser esta afección. Lo más probable es que te agarres a los lados del asiento, haciendo una mueca de dolor por el dolor agudo y ardiente con nada más que unas gotas de orina. Sentir la necesidad de orinar más, pero temer a tu próximo viaje al baño.
Tu gato no es muy diferente. Si observas que tu gato se esfuerza en la caja de arena, es posible que esté exhibiendo los síntomas más clásicos de infección del tracto urinario en gatos.

Algunas cosas a tener en cuenta incluyen:

  • visitas frecuentes a la caja de arena
  • sentadillas repetitivas
  • no usar la caja de arena
  • e incluso balanceándose en el borde de la caja de arena

Si notas estos comportamientos, debes llevar a tu gato al veterinario de inmediato. Nuevamente, piensa en cómo te sentiste cuando tuviste una ITU. ¿Recuerda la picazón y el dolor ardiente que sentiste? Si tu gato se lame continuamente la entrepierna o la ingle, este es otro de los síntomas urinarios más comunes en los gatos.
Cuando tuviste una infección del tracto urinario, ¿alguna vez gemiste de dolor mientras luchabas con la tentación de rascarte el área? Una vez más, tu gato puede exhibir estos mismos comportamientos como llorar, aullar y rascarse en un esfuerzo por lidiar con el dolor y la picazón horribles que acompañan a los síntomas urinarios del gato.
Hay una serie de causas de los síntomas urinarios de los gatos, que incluyen infecciones bacterianas o virales, traumatismos, estrés, cálculos en la vejiga e incluso tumores. Debes saber que esta enfermedad suele ser más grave para los gatos machos, ya que el tracto urinario puede estar bloqueado. Cualquiera que sea la causa de los problemas de tu gato, tu veterinario podrá hacer un diagnóstico adecuado.
Otra señal de advertencia importante es la sangre en la orina de tu gato, que puedes notar si orina en el suelo. Si ves este síntoma, llévalo al veterinario de inmediato; si esperas hasta mañana, puede que sea demasiado tarde. Tu veterinario puede confirmar si tu gato está sufriendo una infección del tracto urinario felino o un bloqueo a través de una variedad de pruebas de diagnóstico, como un examen físico, análisis de orina, análisis de sangre y, a veces, radiografías.

Tratamiento de la infección urinaria felina
En casos graves de obstrucción del tracto urinario de un gato, es posible que tu veterinario deba cateterizar a tu gato o incluso realizar una cirugía. Es posible que tu gato también necesite líquidos por vía intravenosa para evitar la deshidratación mientras está en tratamiento, y no podrás llevarlo a casa hasta que pueda beber y orinar sin ayuda.
Si no se encuentra ningún bloqueo, tu veterinario puede diagnosticar una infección de la vejiga. Es posible que le recete antibióticos para tratar la afección. Habla con tu veterinario sobre los compuestos herbales naturales para tratar la infección de tu gatito. Cada vez más veterinarios confían en los remedios a base de hierbas para tratar las infecciones de la vejiga y otros síntomas urinarios de los gatos.
Piensa en algunas formas en que lidiaste con tu propia ITU. ¿Tu proveedor de atención médica te sugirió beber jugo de arándano y tomar más vitamina C? Puedes utilizar un enfoque similar para tratar la infección urinaria de tu gato. Los veterinarios holísticos intentan cada vez más evitar el uso de antibióticos porque en realidad pueden empeorar las infecciones de la vejiga en algunos casos. Y su uso excesivo ha provocado la proliferación de cepas bacterianas resistentes a los antibióticos.
Como recordatorio, tu gato puede tener una infección del tracto urinario si muestra uno o más de los siguientes síntomas:

  • Orinar en el suelo
  • Orina teñida de sangre
  • Esfuerzo en la caja de arena
  • Lamido constante en el área de la ingle
  • Gritar de dolor

Ahora que sabes qué buscar para identificar los síntomas de la infección del tracto urinario del gato, puedes incorporar remedios naturales a base de hierbas en la dieta de tu gato para ayudar a tratar los síntomas dolorosos y prevenir infecciones recurrentes. Estas hierbas son seguras y naturales, y pueden usarse a largo plazo sin riesgo de efectos secundarios.

 
Continuar leyendoInfección de la vejiga del gato: cómo reconocer los síntomas de la infección del tracto urinario

¿Pueden los gatos contraer Salmonela?

La salmonela es un tipo de bacteria que afecta el tracto intestinal. Los seres humanos contraen infecciones por salmonela más comúnmente a través del agua o alimentos contaminados. Pero, ¿qué pasa con nuestras mascotas? ¿Pueden los gatos contraer salmonela? Aprende por qué los gatos lata contraer salmonela, así como las principales razones por las que pueden estar expuestos a la bacteria. ¡Descubra cómo puede prevenirlo!

Entonces, ¿los gatos pueden contraer salmonela?

Sí, los gatos pueden contraer salmonela y la enfermedad bacteriana resultante, llamada salmonelosis, al igual que nosotros. Los gatitos y gatos con sistemas inmunológicos débiles tienen más probabilidades de mostrar signos de la enfermedad.

Los gatos también pueden ser portadores de salmonela sin mostrar síntomas de enfermedad, mientras eliminan la bacteria en sus heces.

Las 3 principales razones de la salmonela en los gatos

1. Carne cruda

Los gatos pueden contraer salmonela al consumir carne cruda. Esta es una posibilidad muy real, ya que algunos dueños de mascotas creen en alimentar a los gatos con una dieta de carne cruda. Los defensores dicen que es la “dieta biológicamente apropiada” para los gatos, ya que imita de cerca lo que un gato comería en la naturaleza. Si bien los gatos son carnívoros obligados, ellos también pueden enfermarse por la carne cruda que no está preparada o desinfectada adecuadamente. Además de la salmonela, los gatos pueden contraer bacterias y parásitos peligrosos de la carne cruda como E. coli, listeria, campylobacter y toxoplasmosis.

2. Tortugas y otros reptiles domésticos

¿Tienes una tortuga como mascota en la casa? Desafortunadamente, tú y los miembros de tu familia (de dos y de cuatro patas) corréis el riesgo de exponeros a la salmonela. Las tortugas comúnmente portan salmonela en su piel exterior y caparazón, que se puede propagar a los humanos al contacto y por lo tanto contaminar otras superficies en su hogar.

tortuga mascota sostenida en dos manos: ¿pueden los gatos la salmonela de las tortugas?
Foto de Fernando Maté en Unsplash

Otros reptiles como mascotas como dragones barbudos, geckos y serpientes también son portadores comunes de la bacteria. Asegúrate de lavarte bien las manos después de manipular reptiles como mascotas.

3. Vida salvaje y aire libre

Los gatos que viven al aire libre, o los que se les permite salir al aire libre parte del tiempo, tienen más riesgo de contraer salmonela debido a su exposición a la vida silvestre. Los gatos son notorios cazadores de aves y roedores, ambas poblaciones animales que pueden ser portadoras de la bacteria Salmonela y otras enfermedades. Los gatos no solo pueden contraer salmonela al comer presas infectadas, sino que pueden contraerla después de beber de fuentes de agua contaminadas al aire libre.

Síntomas de intoxicación por salmonela en gatos

La salmonelosis en los gatos se verá muy parecida a la de los humanos. Si tu gato se enferma de salmonela, es posible que veas los siguientes signos:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Moco o sangre en las heces
  • Fiebre
  • Pérdida de apetito
  • Letargo
  • Pérdida de peso
  • Deshidratación
  • Ganglios linfáticos inflamados

Si notas estos síntomas en tu gato, especialmente si alguno de ellos es grave, querrás que un veterinario lo examine. Si no se trata, la salmonelosis puede provocar gastroenteritis o septicemia en los gatos.

La mayoría de los gatos se recuperan de la salmonela con tratamiento ambulatorio, que incluye medicación antimicrobiana y restricción temporal de la ingesta de alimentos. En casos graves, tu gato puede necesitar que se le repongan líquidos y electrolitos en la clínica, una sonda de alimentación temporal o incluso transfusiones de sangre o plasma.

Gato negro afuera en el césped junto a un pájaro: ¿pueden los gatos contraer salmonela por la carne cruda o la vida silvestre?
Foto de Ute Schröck en Unsplash

Los gatos pueden transmitirte la salmonela y viceversa

La salmonelosis es una enfermedad zoonótica, ya que puede transmitirse entre animales y humanos. Incluso si tu gato no muestra síntomas de infección por salmonela, puede eliminar las bacterias en sus heces.

Consejos para prevenir la salmonela en los gatos:

  • No alimentes a tu gato con carne cruda o poco cocida.
  • Mantén a tu gato adentro.
  • Si tienes reptiles como mascota, siempre lávate las manos después de manipularlos. Evita que los reptiles se alejen de su jaula y asegúrate de desinfectar todas las superficies que tocan.
  • Si tienes varios gatos en la casa, asegúrate de limpiar a fondo las cajas de arena, los tazones de comida y los tazones de agua compartidos para evitar la propagación de la infección.

Consejos para prevenir tu propia exposición a la salmonela de los gatos:

  • Lávate las manos después de limpiar la caja de arena.
  • Desinfecta las cajas de arena, los tazones de comida y agua y otras superficies con las que haya estado en contacto una mascota infectada.
  • Usa guantes mientras trabajas en el jardín. (Incluso si tu gato no sale, puede haber gatos del vecindario a los que les guste usar tu jardín como caja de arena).

Entonces, ¿los gatos pueden contraer salmonela? Ahora sabes que los gatos pueden contraer salmonela y que te la puede transmitir a ti y a los miembros de tu familia. ¡Utiliza estos consejos para prevenir o reconocer la salmonela en los gatos, de modo que puedas mantener a tu gatito sano y a tu familia a salvo!

 
Continuar leyendo¿Pueden los gatos contraer Salmonela?

Cáncer de estómago en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Aunque el cáncer de estómago es una afección relativamente poco común en los gatos, puede ocurrir y ocurre. Desafortunadamente, a menudo se asocia con un pronóstico relativamente desfavorable.

¿Qué es el cáncer de estómago en gatos?

El cáncer se refiere a la división incontrolada de células anormales en el cuerpo. El cáncer de estómago, entonces, se refiere a una masa cancerosa que crece dentro del estómago. El cáncer de estómago en los gatos puede ocurrir como una masa aislada o puede ser un componente de una enfermedad más extendida que afecta a todo el tracto digestivo.

Hay varios tipos diferentes de cáncer que pueden afectar el estómago. Cada tipo de cáncer de estómago tiene un pronóstico diferente y responderá mejor a diferentes tipos de tratamiento. Por lo tanto, diagnosticar con precisión el tipo de cáncer de estómago es esencial para el tratamiento.

Causas del cáncer de estómago

El tipo más común de cáncer de estómago en gatos es el linfoma.

El linfoma gástrico, o linfoma del estómago, puede ocurrir como una sola masa aislada dentro de la pared del estómago o puede ser un componente de un linfoma más extendido que afecta a todo el tracto gastrointestinal.

En la mayoría de los casos, se desconoce la causa del linfoma de un gato. Se ha demostrado que dos infecciones virales felinas, el virus de la leucemia felina (FeLV) y el virus de la inmunodeficiencia felina (VIF), aumentan la probabilidad de que un gato infectado desarrolle linfoma.

Otros factores asociados con el linfoma felino incluyen vivir en un hogar con fumadores y enfermedad inflamatoria intestinal (que es causada por alergias alimentarias u otros factores). Sin embargo, es imposible determinar por qué un gato desarrolla linfoma y otro no.

Se pueden desarrollar otros cánceres en el estómago de los gatos.

Estos cánceres incluyen adenocarcinoma, adenoma, tumor celular, tumor carcinoide, plasmocitoma extramedular, tumor del estroma gastrointestinal (GIST), leiomiosarcoma, tumor de mastocitos y otros sarcomas. Se desconoce la causa subyacente de estos cánceres de estómago.

Si bien el cáncer de estómago en humanos a menudo se atribuye a Helicobacter pylori, una bacteria asociada con las úlceras, no parece haber una conexión entre Helicobacter Infección y cáncer de estómago en gatos.

De manera similar, la dieta no parece jugar un papel en el cáncer de estómago felino en la forma en que la dieta puede predisponer a algunos humanos al cáncer de estómago.

Síntomas del cáncer de estómago en gatos

Síntomas del cáncer de estómago en gatos

Los síntomas del cáncer de estómago en los gatos incluyen vómitos, diarrea, debilidad y pérdida de apetito.

Los síntomas asociados con el cáncer de estómago en los gatos pueden variar según la gravedad de la enfermedad y la ubicación precisa del tumor de estómago.

Los signos que se pueden observar con el cáncer de estómago incluyen:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Sangre en el vómito o las heces.
  • Pérdida de peso
  • Letargo (disminución de los niveles de energía)
  • Pérdida de apetito o anorexia

Si tu gato está perdiendo sangre debido a un tumor en el estómago, también puedes notar signos de anemia. Tu gato puede desarrollar encías pálidas, además de una disminución dramática en los niveles de energía.

Diagnóstico de cáncer de estómago en gatos

Cuando un gato desarrolla signos gastrointestinales, tu veterinario primero realizará un examen físico completo.

Se evaluará la salud general de tu gato, incluido el peso corporal, la hidratación, el color de las membranas mucosas (encías) y la actitud mental de tu gato (alerta, letárgico, sin respuesta, etc.). A continuación, tu veterinario se centrará en el abdomen de tu gato.

Al palpar o sentir el abdomen de tu gato, tu veterinario buscará un estómago o una masa intestinal palpable, agrandamiento de otros órganos abdominales o líquido dentro del abdomen.

Si no se encuentra una causa obvia de los signos gastrointestinales de tu gato en el examen físico, tu veterinario recomendará un examen adicional.

A menudo, primero se realiza un análisis de sangre completo, que incluye un recuento completo de células sanguíneas (CBC) y un panel de bioquímica sérica.

En un gato con cáncer de estómago, este análisis de sangre puede mostrar signos de anemia (debido a la pérdida de sangre), aumento de los glóbulos blancos (asociado con la inflamación) y disminución de las proteínas sanguíneas (debido a la pérdida de proteínas de la masa). Si el hígado de tu gato también se ve afectado, tu veterinario también puede notar aumentos en uno o más de los valores del hígado de tu gato.

A continuación, tu veterinario le recomendará imágenes.

Se pueden usar radiografías (rayos X) y ultrasonido para proporcionar una vista de lo que está sucediendo en el abdomen de tu gato. Las radiografías son menos costosas que la ecografía, pero también muestran menos detalles abdominales que una ecografía.

El ultrasonido es más informativo, brinda una vista tridimensional de todas las estructuras del abdomen, incluidos los ganglios linfáticos, y brinda la capacidad de detectar pequeñas metástasis. Sin embargo, la ecografía a menudo requiere la derivación a un especialista veterinario, así como sedación.

Tu veterinario discutirá los pros y los contras de cada enfoque, para determinar si desea comenzar con radiografías o pasar directamente a la ecografía en el examen de diagnóstico de tu gato.

Para diagnosticar definitivamente el cáncer de estómago, se necesita un diagnóstico celular.

En algunos casos, se puede realizar una aspiración con aguja fina de la masa durante una ecografía. En esta prueba, el veterinario introduce una aguja en la masa, utilizando una guía de ultrasonido, con el objetivo de recolectar células para un examen microscópico.

Si la masa de tu gato no se puede diagnosticar con un aspirado con aguja fina (debido a su ubicación o porque las células no se exfolian fácilmente en la aguja), tu veterinario deberá realizar una biopsia.

Según la ubicación y las características de la masa, se puede obtener una muestra de biopsia mediante endoscopia (pasando un endoscopio e instrumentos médicos en el estómago de tu gato a través de la boca, mientras tu gato está bajo anestesia) o mediante cirugía. Tu veterinario hablará contigo sobre posibles pruebas de diagnóstico y lo ayudará a sopesar los pros y los contras de cada enfoque.

Tratamiento del cáncer de estómago en gatos

Tratamiento del cáncer de estómago en gatos

El tratamiento adecuado dependerá de la situación particular de tu gato.

Las opciones de tratamiento para el cáncer de estómago dependen del tipo de cáncer, el tamaño del tumor y la ubicación del tumor. Si un gato tiene una sola masa estomacal aislada, la extirpación quirúrgica es la mejor opción. La radioterapia también se puede utilizar, ya sea sola o además de la cirugía.

La mayoría de los tumores de estómago felinos son causados ​​por linfoma, que se trata con quimioterapia. El tratamiento del linfoma implica una combinación de medicamentos de quimioterapia orales e inyectables. Afortunadamente, los gatos no suelen sufrir los mismos efectos secundarios de la quimioterapia que se observan en los seres humanos y la quimioterapia suele ser bien tolerada.

Si la quimioterapia no es una opción para un gato en particular, debido a la condición del gato o las limitaciones financieras del dueño, se puede recetar prednisolona (un esteroide) para cuidados paliativos o de cuidados paliativos. La prednisolona no curará el linfoma, pero puede ayudar a mejorar la calidad de vida del gato durante un breve período de tiempo.

Conclusión

El tratamiento eficaz del cáncer de estómago requiere un diagnóstico rápido. Si tu gato tiene signos que pueden ser consistentes con cáncer de estómago, comunícate con tu veterinario para programar un examen físico. Según los resultados del examen de tu gato, tu veterinario recomendará el examen más apropiado para la condición de tu gato.

Preguntas frecuentes

¿Cuánto tiempo pueden vivir los gatos con cáncer de estómago?

El pronóstico de un gato con cáncer de estómago depende del tipo de cáncer y de qué tan avanzado esté el cáncer en el momento del diagnóstico. Se puede esperar que un gato con linfoma gástrico sobreviva un promedio de seis meses con quimioterapia, aunque se puede esperar que un gato que inicialmente responde favorablemente a la quimioterapia sobreviva más de un año, en promedio.

¿Cuáles son los síntomas del cáncer de estómago en los gatos?

Los signos del cáncer de estómago pueden variar, pero a menudo incluyen una combinación de vómitos, diarrea, pérdida de peso, disminución del apetito y letargo. En algunos casos, se puede observar vómito en la sangre o en las heces.

Mi gato tiene cáncer. ¿Cuándo lo dejo ir?

Decidir cuándo sacrificar a una mascota es a menudo un desafío. Tu objetivo es sacrificar a tu gato antes de que comience a sufrir, pero tampoco quieres sacrificarlo demasiado pronto. Si a tu gato le han diagnosticado cáncer de estómago, habla con tu veterinario sobre cómo puedes controlar la calidad de vida de tu gato y determinar el momento adecuado para la eutanasia.

 
Continuar leyendoCáncer de estómago en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Remedios caspa de gato para calmar la piel escamosa de tu gato

¿Notas que tu gato se rasca mucho? ¿Parece que su piel está seca? La caspa es una afección irritante que puede hacer que tu gato se rasque y se rasque sin alivio. Aunque algo tan simple como la piel seca puede no parecer un problema, la piel seca de tu gato puede resultar en una gran incomodidad para tu amigo felino si no se trata. Afortunadamente, existen remedios fáciles para la caspa de gatos para aliviar la picazón y la piel escamosa de su gato.

En este artículo, profundizaremos en las causas de la caspa en los gatos, cómo elegir la mejor solución para la caspa de los gatos y en qué productos confiamos para eliminar la caspa de los gatos para siempre.

Los mejores remedios para la caspa en gatos

La caspa de gato es bastante común, pero no te preocupes todavía. La caspa de gato se puede tratar en casa con un remedio natural. La mayoría de las veces, puedes tratar la caspa de los gatos con algunos ajustes en el estilo de vida de tu gato. A veces la solución es sencilla. Es posible que tu gato necesite un baño o que necesite hidratar su piel ingiriendo suficiente agua de su dieta.

Dicho esto, ¡profundicemos en algunas de las opciones en las que confiamos para curar la caspa de tu gato para siempre! Lo dividiremos en un par de categorías diferentes para ayudar a los dueños de gatos a encontrar la solución que funcione mejor para tus gatos.

Remedios caseros seguros para la caspa de gato

No siempre tienes que depender de los champús comprados en la tienda para tratar la caspa en tu gato. Con tantos dueños que buscan un remedio casero natural para su gato, tanto los dueños de gatos como los profesionales han encontrado remedios caseros seguros para curar la piel seca de su gato.

cepillo de gato caspa de gato

Aumentar la ingesta de agua

A veces, nuestros gatos simplemente no beben suficiente agua. Una de las formas más efectivas de aumentar su ingesta de agua es aumentar su interés en el tazón de agua. Una manera fácil de hacerlo es invirtiendo en una fuente para beber para gatos. Los bebederos para gatos imitan las acciones de un fregadero, ofreciendo agua corriente para que tu gato beba. Dado que nuestros gatos tienen un instinto primordial que los hace correr hacia el agua corriente, tu gato seguramente intensificará su forma de beber.

Otra forma de aumentar su ingesta de agua es cambiarlos a alimentos húmedos. Dado que la comida húmeda contiene una mayor cantidad de agua que las croquetas secas, esta es una forma fácil y sabrosa de ayudar a tu gato a mantenerse hidratado.

Cepillado diario

El cepillado diario puede mejorar drásticamente la salud de la piel y el pelaje de tu gato. Dado que cepillar el pelaje de tu gato puede estimular el flujo sanguíneo y eliminar la suciedad y los desechos no deseados, esto hace que la piel sea más saludable en general. Esto también es extremadamente útil para los gatos mayores o con sobrepeso que no se están arreglando como solían hacerlo.

Usa un humidificador

Si temes que un ambiente seco en tu hogar sea la causa de la caspa de tu gato, puedes invertir en un humidificador para introducir humedad extra en tu hogar. Al colocar un humidificador en la habitación en la que tu gato pasa la mayor parte del tiempo, esto puede darle a su piel la hidratación adicional que necesita para curar su caspa felina.

Complementa su dieta

Si temes que la dieta de tu gato no contenga suficientes ácidos grasos omega que necesita, siempre puedes ofrecerle un suplemento creado para pieles secas. Afortunadamente, hay muchas golosinas y masticables para gatos que se elaboran específicamente teniendo en cuenta la salud del pelaje, y estos masticables a menudo también benefician sus articulaciones. Solo asegúrate de preguntar a tu veterinario sobre cualquier producto nuevo antes de ofrecérselo a tu gato.

Baños mensuales

A veces, el mejor alivio para la caspa de los gatos es mediante un relajante baño mensual. Un baño de gato mensual con un champú que tiene propiedades hidratantes puede curar la caspa de tu gato y ofrecerle un alivio de su piel irritada. Para ayudarlo a encontrar el mejor champú para tu gato, a continuación enumeramos algunos de nuestros favoritos.

Remedios caspa para gatos comprados en tiendas como Amazon

Earthbath es un champú maravilloso y natural que puede aliviar la caspa de los gatos. Con un ligero olor e ingredientes añadidos que se enfocan en la salud de la piel, la piel seca de tu gato encontrará la hidratación que necesita. Este champú incluye ingredientes calmantes como avena, aloe, aceite de coco y no contiene ningún olor o colorante dañino. ¡Bañar a tu gato con este champú hidratante una vez al mes puede ofrecer la cura contra la caspa que necesita!

Katzenshampoo es otro champú conocido por curar la caspa en gatos de todas las edades. Al ser lo suficientemente sensible como para usarlo en gatitos, puede estar seguro de que le ofrecerá a su gato el alivio que tanto necesita para su piel seca. Este champú natural incluye ingredientes como aloe, avena, aceites esenciales, olor a tierra y más. Un baño mensual con este champú calmante puede ofrecer el remedio contra la caspa que estaba buscando.

Champú casero alternativo: ¡También puedes consultar nuestra receta de champú casero para gatos si estás interesado en hacer el tuyo propio!

gato negro picazón en la piel gato caspa

¿Qué es exactamente la caspa en los gatos?

Ahora analicemos los detalles detrás de la piel escamosa de tu gato. ¿Qué y por qué los gatos tienen caspa de todos modos?

La caspa en los gatos es una afección cutánea que se caracteriza por piel seca y escamosa. La caspa a menudo aparecerá como escamas blancas en todo el pelaje de tu gato, a menudo acompañada de picazón frecuente. Si bien la caspa se considera una afección en sí misma, a menudo es el resultado de algo más que está afectando la piel de tu gato.

Si tu gato carece de ácidos grasos en su dieta, está deshidratado o padece pulgas u otras afecciones irritantes; La caspa en los gatos suele ser un síntoma de un problema mayor. Para llegar al fondo de la piel seca de tu gato, analicemos algunas de las causas detrás de la caspa del gato.

¿Qué causa la caspa en los gatos?

La caspa de tu gato suele ser una pista de que algo está afectando su piel o su salud en general. Si bien los efectos de la caspa de gato pueden variar en severidad, es importante conocer todas las posibles causas para asegurarse de que tu amigo felino se sienta lo más cómodo posible en su propia piel.

Algunas de las causas más comunes de caspa y piel escamosa en gatos incluyen:

Dieta inadecuada: La dieta afecta casi todo en la vida de nuestro amigo felino, especialmente su piel. La piel de tu gato requiere una hidratación adecuada y ácidos grasos omega para mantenerse lo más saludable posible, lo que significa que la falta de cualquiera de ellos puede provocar caspa felina. Dado que los ácidos grasos omega actúan como lubricantes para la piel y las articulaciones, es importante asegurarse de que la dieta de tu gato tenga mucho que ofrecer. Los ácidos grasos pueden venir en forma de aceite de pescado, grasas animales, linaza y más.

Deshidración: La deshidratación es una causa común de caspa en los gatos. Así como nuestra piel comenzará a sentirse seca y escamosa cuando no bebemos la cantidad recomendada de agua todos los días, lo mismo ocurre con nuestros gatos.

Parásitos externos: Los parásitos externos como las pulgas y las garrapatas pueden causar un gran malestar a nuestros peludos amigos. Con la necesidad constante de picar y tirar de su piel, esto puede hacer que la piel se seque e irrite. Esto es especialmente común en gatos que tienen acceso al aire libre.

Condiciones de la piel: Al igual que los humanos, los gatos pueden sufrir una variedad de afecciones cutáneas que pueden hacer que la piel se descame. Los gatos pueden experimentar parásitos externos, infecciones bacterianas, infecciones por hongos, enfermedades autoinmunes y más. Cada uno de estos problemas puede provocar caspa con comezón para tu amigo felino.

Alergias: Las alergias ambientales y las alergias alimentarias son una causa común de la caspa de los gatos. Dado que las alergias de todo tipo a menudo causan picazón, esto provocará una irritación adicional de la piel debido a la constante necesidad de rascarse. La caspa por alergias suele ir acompañada de enrojecimiento de la piel, caída del cabello, manchas de irritación y otros cambios en la piel y el pelaje.

Condiciones médicas: Existen muchas afecciones médicas que pueden afectar la piel de los gatos. Dado que muchos procesos corporales pueden verse afectados por otras enfermedades, tiene mucho sentido que la piel también pueda verse afectada. Algunas enfermedades comunes que pueden causar caspa en gatos incluyen diabetes felina, hipertiroidismo, linfoma y más.

Ansiedad: La ansiedad puede provocar muchos cambios en nuestros compañeros felinos. Dado que la ansiedad severa en los gatos puede hacer que se acicalen excesivamente, esto puede hacer que la piel de un gato se vuelva extremadamente seca como resultado.

¿Caspa de gato o algo más?

Entonces, ¿cómo saber si la caspa de tu gato apunta a algo más grave que la piel seca? Aunque la mayoría de las veces la caspa de nuestro gato se puede resolver con una simple intervención o cambios en la dieta, hay situaciones que requieren un poco más de cuidado.

Algunas señales de que la caspa de tu gato es algo más grave incluyen:

  • Picazón hasta el punto de llagas o irritación severa
  • Malestar extremo o rascado constante
  • Otros cambios físicos como pérdida de pelo, cambio de peso, etc.
  • Caspa acompañada de cambios en su comportamiento como falta de apetito, letargo, sed excesiva, vómitos, etc.
  • Evidencia de que tu gato sufre de ansiedad

Aunque la caspa de los gatos suele ser solo una molestia que se puede abordar fácilmente, es importante tener en cuenta los síntomas anteriores para poder actuar rápidamente si es necesario. Si la caspa de tu gato no se resuelve o se acompaña de alguno de los síntomas anteriores, es hora de visitar a tu veterinario.

La caspa en los gatos es una molestia que no deberían tener que sufrir. ¡Asegúrate de revisar los consejos que hemos enumerado anteriormente para ayudar a tu amigo felino, y la caspa de tu gato desaparecerá para siempre!

 
Continuar leyendoRemedios caspa de gato para calmar la piel escamosa de tu gato

Las costras en los gatos. Qué las causa y cómo tratarlas

El mijo es un tipo de semilla de hierba nutritiva y resistente que los seres humanos han cultivado durante miles de años. Es altamente adaptable, con una gran cantidad de funciones, proporcionando alimento y sustento para el ganado y los seres humanos. Decimos “eso”, pero en realidad mijo es un término general para al menos 50 variedades diferentes de este grano básico. Son resistentes a la sequía, tienen un ciclo de crecimiento y cosecha rápido y, por lo general, no contienen gluten, por lo que los mijos están experimentando una especie de renacimiento entre las personas con alergias alimentarias. Pero, ¿por qué seguimos hablando de la agricultura antigua? ¿Qué tiene que ver con las costras en los gatos?

Puede ser alarmante acariciar a tu gato y encontrar costras. Esta afección de la piel felina es dermatitis miliar y toma su nombre de llagas escabrosas que se asemejan al mijo. Al igual que el mijo en sí, esta alergia cutánea que afecta a los gatos no es solo una cosa, sino un nombre sintomático que abarca una variedad de alérgenos potenciales y reacciones a ellos. Veamos más de cerca las posibles razones de las costras en los gatos y por qué aparecen en la espalda, el cuello y la cola de tu gatito.
Es posible que puedas prevenir las costras en los gatos antes de que sucedan.

Primero, ¿qué es la dermatitis miliar felina?

Debido a que las alergias a la piel de los gatos tienen tantas causas y provocaciones posibles, lo que llamamos dermatitis miliar tiene varios nombres. Es posible que hayas escuchado algunas: el acné felino, el eccema felino, la “mancha” colorida e inespecífica, la muy descriptiva “enfermedad del gato con sarna” y la dermatitis alérgica por pulgas. Este último término describe la causa más común de costras en los gatos y la que confunde a la mayoría de los dueños de gatos. Más sobre esto en un momento.

Relacionado: 10 problemas comunes de la piel de los gatos

Existen muchas causas de dermatitis miliar en gatos, externas e internas, pero se expresan de las mismas formas y con el mismo conjunto de síntomas. Hemos mencionado las costras en los gatos, pero estos son solo los signos más obvios y reveladores. Antes de la aparición de costras en los gatos, es posible que notes que tu mascota comienza un régimen de auto-aseo escandalosamente excesivo. Ahora, los gatos pasan casi la mitad de su vida despierto lamiendo y limpiándose, entonces, ¿hay alguna diferencia?

Con la dermatitis, el primer resultado de la inflamación de la piel es una erupción con picazón, que puede ser difícil de percibir, dependiendo de la longitud del pelaje de un gato. ¿Un síntoma seguro de la dermatitis miliar? Atención repetida a una zona específica y localizada lamiendo, rascándola o mordiéndola. A medida que la erupción se propaga, un felino no solo puede acicalarse obsesivamente, sino que también puede comenzar a perder calvicie en esos sitios. Las áreas típicamente afectadas son el cuello y el lugar donde la cola se encuentra con el tronco.

Es posible que pueda prevenir las costras en los gatos antes de que sucedan.  Un gato atigrado marrón con comezón.

¿Qué causa la dermatitis del gato?

Las alergias en sí mismas no causan costras en los gatos en la espalda, el cuello y la base de la cola, sino por el enfoque decidido del gato en obtener alivio de la alergia. Cuanto más intensamente se rasca, lame y muerde un gato, más se formarán esas costras reveladoras. El tiempo es la esencia. Cuanto más avanza la afección, más probabilidades hay de que un gato desarrolle costras. Cuando se trata de costras en los gatos, rascarse las costras abre el camino para infecciones secundarias por bacterias generalmente inofensivas que viven en los gatos.

Ahora, hay erupciones y lesiones presentes antes de los traumas de aseo personal del gato, y estos surgen de varios agentes posibles. Cosas que pueden causar estas reacciones alérgicas y hacer que la bola ruede hacia las costras en los gatos:

  • Materiales en ropa de cama nueva, alfombras, tapetes u otros muebles para el hogar.
  • Un ingrediente o ingredientes en la comida para gatos.
  • Alérgenos estacionales, como el polen.
  • Productos químicos domésticos comunes, incluido el champú para gatos
  • Ácaros, como una proliferación repentina de ácaros del oído o Cheyletiella (caspa ambulante).
  • Pulgas y picaduras de pulgas.

Con mucho, la causa más común de dermatitis miliar en gatos y las costras en gatos que acompañan a la afección es la picadura de una pulga.

Dermatitis alérgica por pulgas en gatos

Dado que muchos gatos domésticos pasan la mayor parte del tiempo en interiores, podemos anticipar los gritos de protesta y alarma. ¿Cómo puede un gato expresar reacciones alérgicas a las pulgas si no tiene pulgas? ¿Si la casa se limpia regularmente? ¿Si el gato está tomando medicamentos preventivos o usa un collar antipulgas? Para los gatos con alergias a las pulgas, especialmente aquellos con piel sensible, o los gatos más jóvenes y los gatitos con un sistema inmunológico aún en desarrollo, la distinción entre tener pulgas y ser mordido por una pulga es intrascendente.

Todos los gatos, especialmente los de interior, son peluqueros fastidiosos. Sus rigurosas rutinas de limpieza significan que incluso los gatos que se encuentran ocasionalmente con pulgas no necesariamente las harán gatear y rebotar por todo su cuerpo. En otras palabras, un gato no necesita “tener pulgas”, per se, para experimentar los efectos nocivos de una mordedura. Si un gato sale de la casa durante las épocas más cálidas del año, cuando abundan las pulgas, incluso un breve período de excitación supervisada, puede exponerlo a estas molestas criaturas.

Para gatos con piel sensible, gatos de interior con exposición limitada al mundo natural o aquellos cuyas casas se mantienen tan impecables que ni siquiera usan collares antipulgas, la saliva de una sola picadura de pulga es suficiente para provocar una reacción alérgica. Esta condición, llamada hipersensibilidad a la picadura de pulgas, es una causa cada vez más común, si no la principal, de alergias cutáneas entre gatos y perros. También es el primer paso hacia la formación de costras en forma de mijo en los gatos, generalmente en la espalda, el cuello y la cola de los gatos.

Tratar la dermatitis de los gatos y, a su vez, tratar las costras en los gatos

El diagnóstico de la dermatitis miliar es bastante fácil para un veterinario experimentado. La ubicación de la erupción, las lesiones o las costras en los gatos, dependiendo de qué tan avanzado esté el problema, le da al veterinario una idea más clara de la verdadera fuente de la reacción alérgica y un buen comienzo para un método de tratamiento confiable. Determinar la fuente precisa de la alergia cutánea de tu gato es clave.

Para los gatos que ya tienen llagas por acicalamiento excesivo donde la culpa es de las picaduras de pulgas, saber que tener alergia a las pulgas no es una condena para ti como dueño de un gato o la limpieza de tu hogar. Las inyecciones de cortisona pueden ayudar a aliviar la picazón persistente y, si es necesario, se recetan antibióticos para tratar las heridas existentes.

Tu veterinario puede recomendar medidas preventivas una vez que sepa sobre la alergia del gato. Se puede advertir a los gatos de interior que les gusta aventurarse al aire libre supervisados, o se puede recomendar el uso regular de profilácticos antipulgas. La implementación de estrategias de prevención puede hacer que tú y tu gato cambiéis vuestra rutina normal, pero ser coherente con la nueva rutina garantizará que tu gato no sufra episodios recurrentes de dermatitis miliar.

Dinos: ¿Alguna vez has visto costras en tu gato? ¿Cómo los trataste? ¿Cuál fue la causa de las costras en los gatos en tu caso?

 
Continuar leyendoLas costras en los gatos. Qué las causa y cómo tratarlas

Cuidando gatos con necesidades especiales

Hoy es el Día Nacional de las Mascotas con Capacidades Especiales. Esto nos hizo pensar en todas las mascotas con necesidades especiales que buscan un hogar amoroso. Si alguna vez te has preguntado si podrías cuidar a uno de estos animales únicos, echa un vistazo a nuestra descripción general de gatos con necesidades especiales a continuación. ¡Puedes aprender que es más fácil de lo que crees!

¿Por qué adoptar gatos con necesidades especiales?

La mayoría de los dueños de mascotas que han cuidado a gatos con necesidades especiales (¡y los han ayudado a prosperar!) Estarán de acuerdo: Aunque a veces es un desafío, es una experiencia increíblemente gratificante. Enseña paciencia y compasión, mientras te permite formar un vínculo verdaderamente especial con tu mascota.

Una razón aún mejor para adoptar gatos con necesidades especiales: Estás salvando una vida. A pesar de lo triste que es, las mascotas con necesidades especiales tienen muchas más probabilidades de ser abandonadas en un refugio, rechazadas por un criador o incluso abandonadas por una antigua familia.

Establecer expectativas

El cuidado de gatos con necesidades especiales no está exento de responsabilidades. Dependiendo de las circunstancias, es posible que debas poder ayudar a tu gato a ir al baño (los pañales para gatos pueden ser útiles), lava a tu gato a diario, y controla el tema del dolor. Este último puede incluir medicamentos recetados por veterinarios, suplementos naturales, dietas especiales e incluso medicina holística como la acupuntura y otras terapias.

El cuidado de gatos con necesidades especiales: una descripción general

Si bien las “necesidades especiales” abarcan una variedad de limitaciones físicas, afecciones médicas y más, a continuación cubriremos algunas de las circunstancias más comunes asociadas con los gatos con necesidades especiales.

Gatos discapacitados

O, como suele decirse, ¡gatos “especialmente capacitados”! La verdad es que un gato discapacitado no es tan diferente de un gatito sano. La incapacidad para moverse o participar en actividades regulares es lo que más afecta a un gato discapacitado. Afortunadamente, los gatos pueden equiparse con sillas de ruedas para ayudar a restaurar su movilidad. (No les importa cómo persiguen a los ratones, ¡siempre y cuando aún puedan hacerlo!)

Arneses también son una excelente manera de transportar a tu peludo amigo. Ponerle un arnés a tu gato discapacitado te permitirá levantarlo más fácil y cómodamente, y ayudarlo a subir y atravesar terrenos complejos (como escaleras).

Modificaciones menores en tu hogar hará que algunas de las actividades diarias de tu gato sean más fáciles y accesibles. Ejemplos incluyen:

  • Elevar los tazones de comida y agua de tu gato para que no tenga que agacharse demasiado.
  • Agregar rampas de bricolaje a conjuntos cortos de escaleras, así como a la caja de arena. (O restringe el acceso a las escaleras con una puerta para bebés).
  • Reorganizar algún mueble o retirar cualquier objeto que pudiera obstaculizar su paso.

Obtén más consejos sobre el cuidado de gatos discapacitados y cómo administrar el dolor a las mascotas discapacitadas.

Gatos con hipoplasia cerebelosa

Hipoplasia cerebelosa felina, también conocida como síndrome del gato tambaleante, es un trastorno neurológico que afecta la coordinación, el equilibrio y las habilidades motoras finas de un gato, que van de leves a graves. Afortunadamente, no es una condición dolorosa ni contagiosa.

¡La mayoría de los gatos tambaleantes pueden llevar una vida feliz y relativamente normal! Aquí hay algunos consejos para cuidar a un gato con hipoplasia cerebelosa:

  • No le quites las garras. Debido a que estos gatos normalmente no pueden saltar, deben desarrollar habilidades para trepar y usar sus garras para mantener el equilibrio.
  • Proporciónale árboles para gatos alfombrados y otros lugares para trepar, pero asegúrate de proteger el área circundante con almohadillas de espuma y mantas suaves en caso de que el gatito se caiga (lo cual no es poco probable).
  • Mantén a tu gato solo en interiores.
  • Levanta los platos de comida y agua del piso.
  • Proporciónale cajas de arena grandes con fácil acceso.
  • Restringe el acceso a las escaleras con una puerta para bebés.
  • Agrega tracción alrededor de la casa con tapetes antideslizantes.

Obtén más información sobre el cuidado de un gato con hipoplasia cerebelosa.

Gatos ciegos

Si bien algunos gatitos nacen sin ojos o con ojos que no funcionan, los gatos suelen perder la vista como resultado de un trauma, una enfermedad o ciertas afecciones médicas.

Introducir un gato ciego en tu hogar es muy similar a presentar un gato vidente, con solo algunas consideraciones adicionales:

  • Establece una habitación principal o “habitación segura” donde el gatito tenga comida, agua y una caja de arena, y esté separado de otras mascotas en el hogar.
  • Pasa tiempo jugando con él y proporcionándole golosinas y juguetes ruidosos.
  • Permítele explorar lentamente otras áreas de la casa. Asegúrate de supervisar, cubrir los bordes afilados y bloquear las escaleras por el momento.
  • Mantén la disposición de las habitaciones y la casa limpia, y evita mover muebles. Con el tiempo, tu gato se sentirá más seguro con el diseño de la casa.
  • Si te sientes cómodo dejando que tu gato suba las escaleras a otro piso de la casa, considera “etiquetar” el área con un olor constante. Por ejemplo, marca la parte superior de las escaleras con un aroma de lavanda y la parte inferior de las escaleras con un aroma de vainilla. Esto ayudará a tu gato a saber cuándo puede comenzar a subir o bajar y cuándo estará en un terreno nivelado.

Obtén más información sobre lo que se debe y no se debe hacer al cuidar a un gato ciego.

Gatos sordos

Los gatos pueden experimentar pérdida de audición a medida que envejecen o adquirir sordera debido a infecciones, enfermedades o traumas. Algunos gatos están genéticamente predispuestos a la sordera, especialmente aquellos con pelaje blanco y ojos azules.

Afortunadamente, no es probable que la pérdida de audición afecte las necesidades diarias de un felino, como comer, beber y usar la caja de arena. A continuación, se incluyen algunos consejos para tener en cuenta:

  • Evita asustar a un gato sordo. Por ejemplo, nunca debes acercarte a tu gato por detrás sin indicarle tu presencia: podrías considerar pisar fuerte y usar las vibraciones para alertar a tu gato.
  • El sentido del tacto es aún más importante para un gato sordo. Tómate el tiempo para acariciar, cepillar y peinar a tu gato, ya que probablemente lo encontrará reconfortante.
  • Participa en el tiempo de juego con él todos los días; ¡le encantarán los mismos juguetes que un gatito con capacidad auditiva!
  • Mantén a tu gato solo en interiores. (o construye un patio cerrado donde pueda disfrutar del aire libre con seguridad).

Obtén más información sobre el cuidado de un gato sordo.

Gatos con enfermedades crónicas

Los gatos con necesidades especiales no se limitan a discapacidades físicas. Más comúnmente, son gatos con afecciones médicas crónicas (como enfermedad renal, enfermedad cardíaca, enfermedad hepática o diabetes mellitus) o virus incurables (como FIV o leucemia felina).

Las afecciones médicas crónicas que pueden afectar a los gatos son demasiado numerosas para enumerarlas aquí, y cada una requerirá un cuidado y tratamiento diferentes. Independientemente, sus responsabilidades como padre de mascota incluirán aspectos básicos como esterilizar / castrar a tu gato, vacunar a tu gato, mantener a tu gato solo en el interior, minimizar el estrés y visitar al veterinario al menos una vez al año. Eso no es diferente de tener un gato “normal”, ¿verdad?

En este Día Nacional de las Mascotas con Discapacidades Especiales, esperamos que consideres la posibilidad de abrir tu hogar a los gatos con necesidades especiales. ¡Puedes ser un padre amoroso y compasivo para un miembro peludo de la familia muy “especial”!

 
Continuar leyendoCuidando gatos con necesidades especiales

¿Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar?

Si eres un nuevo dueño de un gato, es posible que haya algunas cosas que debes saber para poder proporcionar un hogar adecuado y un entorno saludable para tu gatito.

Si bien la comida, el área para dormir y la caja de arena son algunas de las cosas más importantes que debes cuidar, la salud de tu gatito también debe estar en la parte superior de la lista.

La enfermedad renal es uno de los problemas de salud más comunes en los gatos. De hecho, alrededor de un tercio de los gatos mayores padecen alguna forma de enfermedad renal. Incluso hay problemas renales que, si no se tratan en 3 días, podrían llevar a tu gato a un coma y, en el peor de los casos, a la muerte.

Por eso es importante tener información sobre el comportamiento de orinar de un gato para que pueda brindar el cuidado y el tratamiento adecuados en caso de que ocurra un problema.

En esta guía, abordaremos el comportamiento de orinar de un gato, así como lo que se puede hacer si algunos signos apuntan a un problema de salud.

¿Cuánto orinan los gatos en un período de 24 horas?

No existe una frecuencia estándar sobre cuánto debe orinar un gato en un período de 24 horas. Esto se debe a que los gatos normalmente pueden retener la orina durante un máximo de 48 horas. Así es, los gatos pueden contener la orina durante 2 días sin causar problemas.

Pero cuando llega a los 3 días o más, definitivamente es motivo de preocupación.

Por lo general, un gato suele orinar entre 2 y 4 veces al día, o una vez cada 6 a 12 horas. Si notas que tu gato no ha orinado en un día, puede ser el momento de observar su comportamiento y determinar si hay algún problema por el que debas preocuparte.

Hay muchos factores para determinar cuánto debe orinar un gato. Genética, afecciones médicas, dieta, cantidad de líquidos que beben, así como su edad.

En el caso de los gatitos, necesitan orinar más porque sus vejigas suelen ser más pequeñas y beben más leche de sus madres. Tampoco pueden orinar por sí mismos hasta las tres semanas de edad. Su madre necesitaría lamer su área genital para estimular la liberación de orina de la vejiga. Para los gatitos cuya madre no está presente, puede limpiar su área genital suavemente con una bola de algodón o una toalla tibia.

Los gatos mayores que pueden haber perdido el control de la vejiga también orinarían más de lo habitual.

Posibles causas por las que tu gato puede mostrar un comportamiento de orinar inusual

El comportamiento de orinar inusual podría incluir no orinar durante más de 48 horas, orinar más de lo habitual o que tu gato sostenga intencionalmente su orín.

Hay muchas causas posibles de por qué pueden ocurrir estos comportamientos inusuales de orinar. Analicemos algunas de estas posibles causas:

1. Un bloqueo

Puede haber un bloqueo en el tracto urinario de tu gato. Si este es el caso y tu gato no orina durante más de 72 horas, podría provocar que tu gato entre en coma y muera. Los gatos machos son más propensos a los bloqueos uretrales que las gatas y esto sucede cuando los materiales cristalinos o el moco espeso impiden el paso de la orina desde el tracto urinario.

Un bloqueo también puede ser causado por una afección llamada FLUTD, o enfermedad felina del tracto urinario inferior, que puede hacer que orinar sea doloroso. Otros signos de esta afección incluyen sangre en la orina, tu gato llora al orinar, tu gato se salta la caja de arena y se lame constantemente el área genital.

Otras causas de obstrucciones uretrales en gatos también pueden ser causadas por uretritis o cistitis.

2. Estrés

Si estás de viaje, es posible que tu gato esté sosteniendo su orina debido al estrés. Los gatos odian cuando están fuera de su zona de confort, por lo que aguantan la orina, la caca, no comen a tiempo y muestran un comportamiento inusual cuando su entorno no les es familiar.

Si viajas y tu gato está en una jaula o un transportador, es posible que intencionalmente sostenga su orina durante todo el viaje.

Aunque puedes colocar una caja de arena en la jaula o una almohadilla absorbente donde pueda orinar, es posible que tu gato no siempre quiera hacer sus necesidades en una situación incómoda.

3. Infección bacteriana

Es posible que tu gato no orine como de costumbre debido a una infección bacteriana en el tracto urinario o la vejiga. Si sospechas de una infección, el veterinario de tu gato puede administrar un cultivo bacteriano para diagnosticar el posible problema.

4. Obesidad

Los gatos con sobrepeso pueden tener problemas de incontinencia. Pueden orinar más de lo habitual porque la grasa corporal o el peso presionan contra la vejiga y, por lo tanto, les dan ganas de orinar con más frecuencia.

5. Otros problemas

Es importante que conozcas el comportamiento de orinar de tu gato para poder evaluar un posible problema cuando suceda. Si tu gato suele orinar de 2 a 4 veces al día, pero de repente no ha orinado en 48 horas, entonces puede ser motivo de preocupación. O, si tu gato no suele orinar tanto, pero de repente lo hace con más frecuencia, es mejor que controles su salud más de cerca.

Cómo puedes ayudar

Si te preocupa que tu gato no orine normalmente, hay algunas cosas que puedes intentar para ayudarlo a liberar la orina de su vejiga. Aquí hay algunas cosas que puedes probar:

1. La técnica del muñeco de trapo

Se sabe que la técnica Ragdoll es un método probado que es fácil de hacer. Levanta a tu gato por las axilas, asegurándose de que sus piernas cuelguen sobre su cajita. Si eso no la hace orinar, puedes encontrar su vejiga y apretarla. Si eso no funciona, intenta frotar la espalda de tu gato para ayudarlo a relajarse, acarícialo y luego encuentra su vejiga y aprieta.

2. Limpiar la caja de arena

Los gatos son criaturas limpias y si su cajita empieza a oler y tener un aspecto desagradable, es probable que no se acerquen a ella, incluso si eso significa aguantar el pipí.

Nosotros recomendamos: Catsan Natural – Arena para Gatos Biodegradable.

Asegúrate de limpiar con regularidad la caja de arena de tu gato y que esté libre de olores desagradables para alentar a tu gato a orinar en su bandeja de arena.

3. Asegúrate de que el agua potable esté siempre a su alcance

Es posible que tu gato no sea el bebedor más saludable, pero asegurarse de que tu gato tenga acceso a agua potable en todo momento lo alienta a beber más. Más líquidos significa más frecuencia de orina, lo que ayuda a liberar toxinas y prevenir la acumulación que podría causar problemas de salud en tu gato.

Conclusiones

Los gatos pueden contener la orina durante la noche y en cualquier momento entre 24 y 48 horas, pero más allá de esto, podría ser un problema de salud peligroso. De 48 a 72 horas, la acumulación de toxinas puede causar serios problemas de salud que podrían provocar un coma y la muerte de tu gato.

La mejor manera de asegurarse de que tu gato orine con regularidad y normalmente es asegurarse de controlar la frecuencia de su micción, para que puedas actuar ante la primera señal de un problema.

 
Continuar leyendo¿Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar?

¿Tu gato tiene dolor? ¡Reconoce estos signos y síntomas!

Si eres dueño de un gato, probablemente sabrás que está en la naturaleza de un gato ocultar el dolor, se vuelve difícil o imposible entender cuándo un gato necesita atención. Sin embargo, antes de comenzar a sacar conclusiones sobre tu gato, debes comprender estos puntos que se mencionan a continuación.

# 1. ¿Por qué los gatos esconden su dolor?
Los gatos son cazadores por naturaleza, y su tendencia a disfrazar la incomodidad es un vestigio evolutivo de sus días en la naturaleza, donde las lesiones o enfermedades pintan una diana en su espalda para los depredadores cercanos. La apariencia de debilidad haría vulnerable a un gato o lo pondría en peligro de ser intimidado o abandonado por su grupo. Aunque los gatos domésticos no tienen nada de que preocuparse por convertirse en presas, es posible que vean a otras mascotas en la casa o incluso a otras personas como su competencia. Incluso si eres extremadamente sobreprotector con ellos, es posible que aún no puedas detectar cuándo tu gatito está enmascarando sus síntomas de dolor.

# 2. Reconociendo los síntomas del dolor en los gatos
Un gato que experimenta dolor a menudo mostrará cambios de comportamiento que van acompañados de cambios de humor. Como padre de un gato, debes detectar cuándo tu gato no está de humor para mezclarse con nadie de la familia y no muestra ningún signo de estar en lo correcto o equivocado. A continuación se mencionan los pocos cambios de comportamiento entre los gatos cuando tienen dolor:
– Ocultación.
– Sentado quieto y encorvado.
– Pérdida de interés en personas, otras mascotas o incluso actividades.
– Descuidar de arreglarse a sí mismos, o incluso arreglarse demasiado en un lugar.
– Ronroneo, maullidos excesivos o vocalizaciones inusuales.
– Inquietud o agresión hacia un entorno amigable.

Aparte de estos cambios de comportamiento, un gato con dolor perderá el apetito de repente. También podría presenciar vómitos inusuales. Cuando los gatos sufren dolores crónicos, como artritis, pueden dejar de usar la caja de arena o dejar de trepar objetos en la casa porque les resulta demasiado difícil hacerlo.

# 3. ¿Cómo puede ayudar tu veterinario?
Cualquier comportamiento anormal de un gato debe significar una visita inmediata a tu veterinario. En lugar de experimentar con sus suplementos y medicamentos, es mejor que lo lleves al veterinario, quien podrá determinar si estos cambios se deben al dolor o a una enfermedad. Dependiendo del motivo del cambio de comportamiento, su veterinario tratará la causa subyacente. El veterinario ayudará con el manejo del dolor, que incluye la prescripción de analgésicos, terapia de calor, rehabilitación física e incluso masajes. Si la gata sufre de dolor articular crónico, el veterinario le recetará alimentos para el control de peso y, a veces, recomendará cambios en su dieta.
Es posible que deba visitar al veterinario varias veces al mes hasta que tu gato muestre un comportamiento normal una vez más. No dude en tomarse un tiempo de su apretada agenda para llevarla a la visita, recuerde que cada visita ayudará a tu gato a vivir más tiempo y de manera más saludable.

# 4. ¿Cómo puedes ayudar?
Lo único que puede hacer tu veterinario es recetarle la medicación adecuada y verlo de vez en cuando, pero aún tiene una mayor responsabilidad que manejar. Recuerda pasar mucho tiempo con él; Puede que no lo pida, o que a veces incluso evite el amor que le das, pero lo necesita más. Puedes considerar reubicar su cama, platos de comida, tazones de agua y caja de arena, para que sean más fáciles de localizar para él. Asegúrate de que la caja de arena sea lo suficientemente simple para que pueda trepar sin esfuerzo. En caso de que vivas con una familia numerosa, recuerda mantener a los niños alejados de él. Si bien podría escapar, no querrás que pierda la confianza en las personas mientras se recupera.
Sin duda, tu gato es una parte importante de tu vida e incluso si te preocupa su salud, recuerda que es un luchador. No olvides darle todo el amor y la atención que ha estado evitando por un tiempo. Y una vez que esté bien, será la misma bola de ronroneo de siempre, la que rompió cosas en el suelo y saltó de un rincón de la casa a otro.

 
Continuar leyendo¿Tu gato tiene dolor? ¡Reconoce estos signos y síntomas!

Fin del contenido

No hay más páginas por cargar