Guía definitiva sobre los problemas de comportamiento de los gatos y cómo ayudarlos

Guía definitiva sobre los problemas de comportamiento de los gatos y cómo ayudarlos
  • Categoría de la entrada:CONSEJOS_CUIDADOS
  • Tiempo de lectura:15 minutos de lectura
  • Comentarios de la entrada:1 comentario

Es probable que los posibles problemas de comportamiento no sean lo más importante cuando se adopta un gato o se lleva a un gatito a casa por primera vez. Lo más probable es que pienses en el ronroneo del gato, en las divertidas sesiones de juego y en los mimos del fin de semana en la cama. Pero para muchos de los amantes de los gatos, esto no es siempre el caso. A veces acabamos luchando contra los problemas de comportamiento habituales de los gatos.

Hasta el 75% de los propietarios afirman que su gato tiene al menos un problema de comportamiento. Así que si es tu caso, ¡no estás solo!

Cuidar de gatitos antisociales o tener un gato con problemas de comportamiento puede ser súper duro, y puede afectar a la calidad de vida tanto de los propietarios como de sus mascotas. Tanto si siempre has luchado contra los problemas de comportamiento de los gatos, como si te has dado cuenta de que tu gato es repentinamente antisocial, esta guía está aquí para ayudarte 🙂 .

Repasaremos los problemas más comunes a los que se enfrentan los propietarios, las posibles causas de los cambios de humor de tu gatito y cómo cambiar el comportamiento del gato para mejorarlo. Incluyendo por qué un gato es repentinamente antisocial.

Aquí tienes un desglose de lo que cubriremos:

Comportamiento Posibles causas Opciones de tratamiento 
Vocalización excesiva Cuestiones médicas, vejez, aburrimiento, estrés Tratamiento del dolor, enriquecimiento
Eliminación inadecuada Cuestiones médicas, vejez, estrés, entorno inadecuado Intervención médica, cambio de entorno
Masticar Aburrimiento, estrés (comúnmente diagnosticado como Pica) Enriquecimiento, cambio de entorno, evaluación nutricional
Rascar Aburrimiento, ambiente inadecuado Enriquecimiento, cambio de entorno
Agresión Problemas médicos, estrés, mala socialización, miedo Adiestramiento conductual, socialización, tratamiento del dolor

Así que empecemos por ver los problemas más comunes a los que se enfrentan los dueños de gatos, y cómo estar seguros de que tu gatito está experimentando un problema de comportamiento (¡y no sólo corriendo un poco de forma salvaje…!)

Problemas de comportamiento comunes en los gatos

orange cat laying next to sign displaying words cat behavior

¿Qué es normal y qué no lo es?

Vocalización excesiva

Sesiones de juego nocturnas ruidosas, aullidos a medianoche y maullidos para llamar la atención: ¡son partes normales de ser propietario de un gato!

Nuestros amigos peludos a menudo se comportan más como vampiros que como gatitos… se vuelven más activos y ruidosos por la noche, ya que es su momento natural de caza.

Sin embargo, si los aullidos son muy persistentes, ocurren a menudo durante el día o parecen estar asociados a las caricias o al miedo, es posible que haya algo más profundo que requiera más atención.

Masticar

Tener un gatito no es como tener un cachorro… ¿verdad? Bueno, para algunos podría serlo, si tu pequeño felino decide masticar tus pertenencias. El comportamiento de masticación podría ser bastante normal si se trata de algo comestible que han encontrado sin vigilancia en la cocina…

Pero si el juguete que elige tu gato para masticar es algo que no parece en absoluto delicioso (como los cordones de los zapatos, trozos de plástico o muebles), entonces podría estar luchando contra una deficiencia nutricional o el estrés, las causas más comunes de la Pica felina.

Rascar

Los gatos tienen una necesidad natural de arañar, ¡y a esas garras no les importará si utilizan tu sofá antiguo para hacerlo! En la naturaleza, esto se haría normalmente en un árbol, así que si tienes algo que parece maduro para su uso, ¡apuesta a que tu gato querrá usarlo!

Si no tienes un poste para arañar, es muy probable que tu gato utilice cualquier cosa para satisfacer sus necesidades naturales.

Si ya tienes un árbol para gatos y tu gato sigue intentando atacar los muebles, puede que esté intentando llamar su atención deliberadamente. O puede que no entienda que tiene un espacio designado para arañar. Esta situación requiere un trabajo adicional de comportamiento o de enriquecimiento por parte de los propietarios.

Eliminación

Todos los gatos hacen pis y caca, pero la mayoría son increíblemente reservados y limpios al respecto. Siempre que tu gato tenga una caja de arena a mano a la que pueda acceder fácilmente, no deberías tener problemas.

Sin embargo, los gatos que eliminan de forma inadecuada se hacen pis y caca en cualquier lugar que no sea su bandeja sanitaria… y esto puede ser motivo de preocupación. Podrían tener una infección urinaria o un problema de vejiga, o toda una serie de otros problemas.

Después de descartar un problema médico, su veterinario le sugerirá que analice cualquier factor ambiental o de comportamiento que pueda estar causando este problema.

cat peeing in litter box

Rociar – ¡No confundir con orinar!

A los gatos machos les gusta dejar muy claro cuál es su territorio (y quién es el rey del mismo). No hay que confundirlo con orinar y hacer caca, un gato que rocía levantará su cola en posición vertical y empezará a sacudirla o retorcerla.

Este comportamiento es una parte normal del desarrollo de un gatito macho, y también de algunas hembras. Normalmente no es un gran problema…

Pero si un gato rocía excesivamente por toda la casa, puede que esté tratando de decirte que se siente amenazado o que algo va mal.

Comportamiento agresivo

¿Te has preguntado alguna vez… por qué mi gato es tan agresivo?

Los mordiscos y la agresividad en el juego forman parte del comportamiento normal, especialmente si tenemos los juguetes de hierba gatera para una sesión de juego duro. Algunos gatos incluso te «pellizcarán» suavemente, y algunos creen que estos son como «mordiscos de amor» – sólo una forma de que los gatos nos muestren afecto.

¿No te gustan ni siquiera los mordiscos cariñosos?

Lee también: ¿Porqué muerde mi gatito?

Sin embargo, todos sabemos cuándo la agresión es real. Ya sea un ataque a tu mano por intentar acariciarlos o una agresión hacia otros animales en el hogar, normalmente se debe a que se sienten amenazados, tienen miedo o realmente sienten dolor.

Y vale… a veces también se ponen un poco malhumorados… pero la socialización puede ayudar con eso – ¡así que sigue leyendo!

Causas comunes de los gatos con problemas de comportamiento

gray cat with cone at vet

Asuntos médicos

Un cambio repentino en el comportamiento habitual de un gato o en el comportamiento de la arena puede indicar que la causa es un problema médico.

Algunos gatitos nacen con condiciones crónicas o inherentes que pueden hacerles la vida un poco más difícil, por lo que consultar al veterinario es siempre un buen comienzo.

¿Has oído hablar de la hiperestesia?

La hiperestesia es un síndrome relativamente nuevo y no muy bien comprendido que se da en gatos y gatitos y que describe una hipersensibilidad al tacto, especialmente en el lomo.

Pueden aullar, parecer molestos o volverse agresivos cuando se les manipula, y a veces es la causa principal de algunos gatitos que parecen excesivamente antisociales.

La vejez

Los gatos mayores pueden, como cualquiera de nosotros, experimentar cambios físicos y emocionales al llegar a sus años dorados.

Además de sufrir más afecciones médicas que pueden causar dolor, también pueden volverse más reclusos e impacientes.

Muchos también sufren el síndrome de disfunción cognitiva, similar al Alzheimer en los humanos, que puede causar desorientación, aullidos excesivos, eliminación inapropiada y pérdida de memoria, lo que explica muchos problemas de comportamiento comunes.

Miedo y mala socialización

Aunque parezca que los gatos son muy arrogantes, en el fondo son vulnerables. Esto se debe a que son una especie única, tanto como depredador como presa.

Si, cuando era un gatito, tu gato no tuvo una amplia gama de experiencias positivas («socialización temprana insuficiente») o sufrió sucesos aterradores («trauma»), es posible que desarrolle problemas de comportamiento como resultado.

Esto suele ser común en los gatos adoptados, asilvestrados o callejeros que son acogidos en tu casa. Aunque les muestres cariño y cuidado, puede llevar algún tiempo y mucho trabajo de comportamiento crear confianza y mejorar su relación con los humanos.

Estrés o ansiedad

Si tu entorno no es adecuado para él, o se siente inestable o preocupado, es probable que tu gato muestre comportamientos relacionados con el estrés. Además de los síntomas de comportamiento, un gato estresado también puede mostrar signos de:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Disminución de la ingesta de agua y comida
  • Bajos niveles de energía y pereza

Identificar los factores estresantes y los desencadenantes de la ansiedad que están afectando a tu gato es muy importante para ayudarle a sentirse de nuevo, junto con cualquier otra intervención conductual que pueda ayudar.

Estos son nuestros principales consejos sobre cómo ayudar a un gato estresado.

Opciones de tratamiento para gatos con problemas de comportamiento

tabby cat playing with toy

Muy bien, ahora que entiendes las posibles causas de los problemas de tu gato, ¿qué puedes hacer para ayudar?

He aquí una guía sobre cómo entender el comportamiento de los gatos y trabajar para cambiarlo a mejor.

1. Visita a tu veterinario

Descartar cualquier problema médico es un primer paso importante para cambiar los comportamientos problemáticos de tu gato. Una vez que estés seguro de que no tiene dolor ni molestias, puede pasar con confianza a los siguientes pasos de este plan de tratamiento.

Tu veterinario puede, en algunos casos raros, prescribir medicación para ayudar a tratar un problema de comportamiento, pero lo más frecuente es que quiera que esto se combine con otro trabajo de comportamiento también.

2. Evalúa tu entorno

Tanto para la prevención como para el tratamiento de los problemas de comportamiento, uno de los pasos más importantes es asegurarse de que tu mullido gatito pueda satisfacer esos importantes impulsos felinos normales.

Comprueba todo lo siguiente: 

  • ¿Puede comer y beber lo suficiente sin la competencia de otros gatos o mascotas?
  • ¿Tiene la oportunidad de practicar conductas de caza?
  • ¿Dispone de una bandeja sanitaria limpia y de fácil acceso con un lecho que sabe que le gusta utilizar?
  • (Asegúrate de que la textura, la profundidad o el olor no le desanime a utilizarla, y de que en un hogar con varios gatos haya suficiente espacio/ubicación para cada miembro).
  • ¿Puede sentirse seguro y tener espacio para estar solo y descansar?
  • ¿Puede acceder a artículos u objetos para masticar que podrían reforzar su comportamiento?
  • Si bien es agradable tener varios gatos, ¿tiene suficiente espacio para no sentirse amenazado y minimizar las peleas?
  • ¿Hay algo o alguien que pueda estar causando un estrés excesivo a tu gato? (Tal vez uno de los niños haya tratado mal al gato o éste se muestre incómodo ante cierto tipo de extraños).
  • ¿Dispone de una zona de juegos, acceso al exterior o catio, con espacio para explorar, trepar, posarse y arañar?
  • Si es un gato de interior, ¿recibe suficientes estímulos y ejercicio?

Una de las formas de estimular las hormonas de la felicidad de tu gato es proporcionarle mucho enriquecimiento ambiental. Un gato que está ocupado haciendo sus «cosas» y cansado después de un día de actividades es mucho menos probable que muestre un comportamiento problemático.

Por qué no probar algo de lo siguiente:

3. Aprende a leer el lenguaje corporal de tu gato

Saber cómo se siente tu gato en general es súper útil para minimizar cualquier alteración o arrebato agresivo.

Todos tenemos momentos en los que nos sentimos un poco más sensibles o momentos en los que realmente necesitamos un abrazo, ¿verdad? Así que lee y descubre cómo identificar las mejores oportunidades para establecer vínculos con tu gatito.

Al conocer su estado de ánimo y sus emociones, también puedes empezar a hacer un trabajo de detective sobre lo que podría estar causando sus tendencias antisociales, es decir, ¿hay factores que se repiten y que parecen provocar que huya y se esconda?

4. Prueba algunos métodos de entrenamiento del comportamiento del gato

Hay varias formas de intentar ayudar a tu gato a entender lo que es una relación más armoniosa.

Puedes aplicar algunos métodos, dependiendo de lo que tu gato responda mejor y de lo que os convenga a ambos:

  • Refuerzo positivo – Si recompensas los comportamientos deseables con algo que le guste a tu gato, le animará a repetirlos. Por ejemplo, si tu gato escucha tus órdenes, muestra afecto o hace sus necesidades en el lugar correcto, podrías recompensarlo con golosinas o su juguete favorito.
  • Entrenamiento con clicker – Utiliza los mismos principios, pero un comportamiento correcto se señala con un clicker de adiestramiento para gatos. Se construye la asociación del clicker usando una golosina o recompensa al mismo tiempo, antes de que tu gato entienda que el clicker significa «¡bien hecho!». Lee más sobre entrenamiento con clicker.
  • Desensibilización – Esto significa hacer que tu gato se sienta poco a poco más cómodo con cualquier cosa que le provoque estrés o miedo. Esto podría consistir en introducir un DVD o CD de fuegos artificiales con suavidad, aumentando gradualmente el volumen hasta que el gato acepte el sonido como algo normal, o en acostumbrarlo a la vista de extraños en un proceso gradual. La clave es crear una experiencia positiva para que tu gato cambie de opinión sobre lo que no le gusta.
  • Acondicionamiento del contador – Esto se utiliza a menudo con la desensibilización para aumentar su eficacia, ya que puede ayudar a crear una experiencia positiva. Esto podría ser poner el CD de fuegos artificiales mientras tu gato come su comida favorita, o dar a un extraño su juguete favorito para jugar con él.
  • Refuerzo negativo – No se trata de un castigo (que ningún amante de los gatos querría), sino simplemente eliminar o bloquear cualquier problema de comportamiento para que no se repita o se premie involuntariamente. Por ejemplo, cuando nuestro gato decide utilizar mi mano como poste de arañazos durante una sesión de juego, lo pongo en un «tiempo muerto» en una habitación a prueba de gatos durante unos minutos. Así entiende que el tiempo de juego termina cuando utiliza mi mano y no el juguete.
senior orange and white cat sleeping

5. Prueba algunos ejercicios de socialización para mejorar el comportamiento de tu gato

¿Cómo hacer social a un gato antisocial? Socialización.

A los gatos que se perdieron las experiencias con personas, lugares y cosas cuando eran gatitos, les puede costar adaptarse a un hogar y a las idas y venidas que se producen en él. Pero no te preocupes: aún pueden aprender a querer a la gente cuando sean mayores. Sólo que puede llevar algo de tiempo.

Si has adoptado a un gato temeroso o has acogido a un gato callejero, empieza con pequeños pasos y ve ganando su confianza.

  • Si traes un gato nuevo a casa, empieza por tenerlo en una habitación pequeña. Los gatos tímidos pueden sentirse abrumados por el exceso de espacio, y acostumbrarse a una zona pequeña les resultará más fácil.
  • Empieza por estar en la misma habitación que él y, con el tiempo, deja que se acerque en su momento.
    Puede ser útil tener algo sabroso para darle de comer, para demostrarle que eres una persona bastante agradable para estar cerca.
  • Deja que se sienta más cómodo a tu alrededor, hasta que te sientas preparado para acercarte a él y tocarlo.
  • Deja que te olfatee la mano y luego pásale suavemente la mano por la cabeza o el lomo, mientras le ofreces una golosina.
  • Aumenta gradualmente la cantidad de manipulaciones y el tiempo que pasais juntos, y construye esta burbuja de confianza para incluir a algunos otros.

Con tiempo y paciencia, tendrás un compañero de regazo peludo que ronronea en poco tiempo.

6. Busca ayuda profesional para los problemas de comportamiento de tu gato

A veces, lo mejor que podemos hacer por nuestros gatitos es ayudarles a evitar cualquier tipo de estrés o arrebato hasta que podamos acudir a un conductista cualificado. Y eso está bien.

Los problemas de comportamiento de los gatos pueden ser realmente difíciles de resolver para nosotros, ya que podemos dejar que la emoción se interponga. Un profesional veterinario es la persona perfecta para intervenir y ayudaros a ti y a tu gatito, así que no te preocupes ni te avergüences de buscar ayuda.

Puedes encontrar especialistas cualificados en muchas asociaciones.

Esperamos que esta guía os ayude a ti y a tu gatito a encontrar más paz juntos.

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Pingback: Evaluación de la salud del gato Sphynx

Deja un comentario