¿Pueden los gatos comer pan?

¿Pueden los gatos comer pan?
El pan es un alimento básico común en muchos hogares. Nos encanta comerlo para el desayuno, el almuerzo, los bocadillos y la cena. Es sabroso, abundante y huele muy bien. Entonces, ¿por qué no querríamos dárselo a nuestros gatos?

Pero la pregunta es, ¿deberías hacerlo? ¿Deberías darle a tu gatito un bocado o dos de pan?

Vamos a averiguar.

¿Pueden los gatos comer pan?

Sí, los gatos pueden comer pan, pero por supuesto, al igual que otros alimentos para humanos, siempre hay una precaución. El pan no es peligroso para los gatos. No es tóxico y si tu gato ha ingerido una rebanada entera de pan, no tendrás de qué preocuparte.

Sin embargo, al igual que cualquier otro alimento para humanos, no se debe dar a los gatos a diario y no debe ser lo único que su gato coma durante todo un día.

Los gatos no necesitan carbohidratos

Como ya sabrá, los gatos son carnívoros obligados. Esto significa que obtienen sus necesidades nutricionales diarias de la carne. Necesitan proteínas, grasas y otros nutrientes todos los días. El pan no contiene proteínas ni aporta vitaminas ni minerales a tu gato. El pan para gatos tiene calorías vacías.

Darle pan a tu gato, por lo tanto, solo debe hacerse como un regalo. Cualquier alimento para humanos no debe exceder el 10% de la dieta de su gato, de lo contrario, no habrá espacio para satisfacer sus requerimientos nutricionales de proteínas y grasas.

Por ejemplo, su gato come 3 rebanadas de pan. Una rebanada de pan es aproximadamente la cuarta parte de la dieta de su gato. Eso deja muy poco espacio para que su gato consuma carne o proteínas. Debido a que ya ha consumido la mayor parte de su ingesta diaria de calorías, esto la llevará a comer menos carne y, por lo tanto, no se cubrirán sus necesidades diarias de proteínas. En resumen, el riesgo de desnutrición puede ocurrir si hace del pan un alimento básico diario en la dieta de su gato.

¿A los gatos les atrae el pan?

Si bien la mayoría de los gatos comen pan por curiosidad, hay algunos gatos que en realidad son adictos al pan. Cuando vean y huelan el pan en la encimera, lo devorarán automáticamente. Los estudios han demostrado que algunos gatos son adictos al pan debido a la levadura. Resulta que a los gatos les encanta el sabor de la levadura porque a menudo se encuentra en muchos alimentos comerciales para gatos. La levadura inactiva se usa en muchos alimentos para gatos, así como en sus medicamentos.

Si bien alimentar a los gatos con pan no es necesariamente algo malo, como se mencionó, puede interferir con sus necesidades nutricionales. El consumo diario de pan que supere más del 10% de su dieta diaria no es bueno para ella debido al riesgo de deficiencia nutricional.

Si crees que tu gato puede no estar interesado en el pan que colocas en la mesa del comedor o en la encimera, es hora de que lo pienses de nuevo. Puede ser una mejor idea mantener el pan en un recipiente sellado para asegurarse de que su gatito no lo agarre tan fácilmente como pueda.

Los peligros de la masa de pan crudo

Esto se debe a que la masa de pan cruda puede ser tóxica para los gatos debido a la levadura. Cuando tu gato ingiera masa de pan cruda, la masa podría expandirse en su estómago húmedo y caliente. Esto puede provocar hinchazón, vómitos y gases.

La levadura también puede producir monóxido de carbono, así como alcohol cuando la levadura fermenta dentro del estómago. El alcohol es tóxico para los gatos y puede provocar intoxicación por alcohol.

Una afección llamada toxicosis por alcohol puede causar problemas de salud, como diarrea, exceso de gases, vómitos y, cuando se absorbe en el torrente sanguíneo, incluso puede causar convulsiones e insuficiencia respiratoria.

Si tu gato ha comido masa de pan cruda, llévelo a la sala de emergencias lo antes posible.

Cuándo darle pan a tu gato

Un premio ocasional está bien para los gatos. Un pequeño cubo de pan, del tamaño de tu dedo meñique, tiene aproximadamente 20 calorías, y eso es suficiente para dárselo a tu gato.

Si le está administrando un medicamento a su gato, como una pastilla, puede esconder la pastilla dentro del pan para que sea más fácil dárselo a tu gato.

¿Qué tipo de pan está bien darle a tu gato?

No todos los tipos de pan están bien para alimentar a tu gato. Algunos tipos de pan son malos para los gatos. La regla es que cuanto más sencillo sea el pan, mejor. Esto se debe a que los condimentos y otros ingredientes pueden ser tóxicos para los gatos.

El pan blanco simple generalmente solo contiene huevos, harina, leche, sal, levadura y aceite. Estos ingredientes no son dañinos para los gatos. Sin embargo, cuando se agregan otros ingredientes, como ajo y cebolla, chocolate o tomate, queso, estos son dañinos y peligrosos, por lo que es mejor evitar cualquier pan que tenga sabor o ingredientes agregados. El pan de ajo es un gran no-no para los gatos.

Evita el pan salado porque nunca se sabe realmente lo que contienen y tu gato puede ser alérgico a los ingredientes.

El pan horneado simple, blanco, es el tipo de pan más seguro que puedes darle a tu gato como premio.

Conclusiones

Los gatos pueden comer pan, pero ¿deberían comerlo? La respuesta no es necesario. No es bueno ni malo para ellos, así que si estás comiendo pan y tu gato te está mirando con ojos suplicantes, un pequeño cubo de pan está bien para dárselo a tu gato.

Pero no utilices pan como sustituto de la dieta diaria de tu gato. Necesita proteínas y otros nutrientes para mantenerse sano y feliz, lo que significa que un trozo de pan solo es bueno como regalo y no como complemento de su dieta.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.