¿Pueden los gatos comer frijoles?

¿Pueden los gatos comer frijoles?

¡El 6 de enero es el Día Nacional del Frijol! Aunque cae en pleno invierno (por lo que plantar frijoles puede no ser la mejor manera de celebrarlo), puede demostrar su aprecio por las legumbres agregando esta gran fuente de proteína a una comida hoy. Pero, ¿qué pasa con los peludos seres queridos que husmean en tu plato? ¿Pueden los gatos comer frijoles? ¡Descúbrelo a continuación!

Entonces, ¿pueden los gatos comer frijoles?

Sí, los gatos pueden comer frijoles, con advertencias, que cubriremos a continuación. Sin embargo, los frijoles no son una “fuente inagotable de proteínas” para los gatos como lo son para los humanos.

Mientras que los frijoles son repleto de proteínas, no es el tipo de proteína que necesita tu gato. Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que requieren nutrientes específicos que solo se pueden suministrar mediante la ingestión de proteína animal. Si bien los vegetarianos humanos pueden sustituir fuentes de proteínas como frijoles y lentejas por carne animal, esto no es posible para los felinos.

Dicho esto, los frijoles no representan necesariamente un peligro para tu gato, siempre que se sirvan simple, cocido y solo como bocadito ocasional. En caso de duda, habla primero con tu veterinario en caso de que tu gato tenga afecciones médicas específicas (como pancreatitis) que podrían exacerbarse al comer frijoles.

¿Pueden los gatos comer garbanzos?

Los garbanzos pueden ser difíciles de digerir para algunos gatos. Los frijoles en general no son una parte natural de ninguna dieta felina. Si tu gato come garbanzos cocidos y simples, es probable que esté bien. Sin embargo, no tengas el hábito de alimentar a tu gato con garbanzos.

¿Pueden los gatos comer frijoles negros?

Nuevamente, no es probable que los frijoles negros dañen a tu gato si se comen, pero no son la mejor opción de bocadito. Si permites que tu gato coma frijoles negros, asegúrate de que estén cocidos y sin sabor. Si los frijoles negros son de lata, asegúrese de enjuagar el exceso de jugo antes de servir.

¿Pueden los gatos comer frijoles refritos?

Si elaboras frijoles refritos desde cero y, por lo tanto, sabes que no se le han agregado especias adicionales, puedes permitir que tu gato coma una pequeña cantidad. Sin embargo, no le des a tu gato frijoles refritos de una lata, ya que es probable que contengan especias como ajo y cebolla. El ajo, la cebolla y otros miembros de la familia del allium pueden ser muy tóxicos para los gatos si se ingieren. Incluso pequeñas cantidades de ajo en polvo pueden provocar la destrucción de los glóbulos rojos de un gato, una afección mortal conocida como anemia hemolítica.

¿Pueden los gatos comer judías verdes?

Los ejotes no son técnicamente frijoles, pero lo dejaremos pasar. Las judías verdes cocidas o al vapor son una buena opción para los gatos que están realmente interesados ​​en comer verduras (¡la mayoría no lo está!). Ciertas verduras contienen los nutrientes, la fibra y el agua agregados que cualquier gato podría tomar, especialmente para los problemas digestivos. Pero no le des a tu gato platos como la cazuela de judías verdes, que generalmente contienen ingredientes de cebolla y hongos.

Foto de Mae Mu en Unsplash

Nunca dejes que tu gato coma granos de cacao o café

Una vez más, estamos jugando rápido y suelto con el término “granos”: tanto los granos de cacao como los granos de café son en realidad semillas. Independientemente, nunca debes permitir que tu gato coma granos de cacao o granos de café, crudos, cocidos o de otra manera.

Tanto los granos de café como los de cacao contienen cafeína, mientras que los granos de cacao o “cacao” también contienen teobromina. La cafeína y la teobromina son compuestos químicos que se encuentran en el grupo químico de la metilxantina. Estos compuestos pueden causar problemas médicos importantes en perros y gatos, por lo que ni los perros ni los gatos deben comer chocolate. La teobromina, en particular, afecta negativamente a tus mascotas de múltiples maneras: actúa como estimulante, lo que aumenta la frecuencia cardíaca; actúa como diurético, provocando una mayor pérdida de líquidos corporales; causa malestar gastrointestinal; y trastorna el sistema nervioso.

Si te preocupa que tu gato haya comido cacao o granos de café, estate atento a los siguientes síntomas relacionados con la sobredosis de cafeína o teobromina:

  • Vómitos
  • Diarrea
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Aumento de las respuestas reflejas
  • Rigidez muscular
  • Respiración rápida
  • Aumento de la frecuencia cardíaca
  • Presión arterial baja
  • Convulsiones
  • Signos avanzados (insuficiencia cardíaca, debilidad y coma)

Si sospechas que tu mascota puede estar sufriendo una sobredosis, ve a una clínica veterinaria de emergencia de inmediato. No puedes inducir el vómito en gatos en casa de manera segura, así que asegúrate de involucrar a un profesional lo antes posible.

Entonces, ¿pueden los gatos comer frijoles? Con todo, es mejor celebrar el Día Nacional de los Frijoles sin los miembros peludos de tu familia. Si bien la mayoría de los gatos no experimentarán problemas por comer frijoles, existen fuentes de proteína mucho más apropiadas para ellos. Obtén más información sobre los alimentos para humanos que son y no son seguros para los gatos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.