¿Por qué mi gato vomita un líquido transparente?

¿Por qué mi gato vomita un líquido transparente?
  • Categoría de la entrada:ENFERMEDADES
  • Tiempo de lectura:8 minutos de lectura
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Si tu gato ha vomitado líquido, es posible que te preguntes si es normal o no. El vómito de un gatito puede ser normal en muchos casos, como toser una bola de pelo o vomitar un líquido transparente después de beber mucha agua.

Sin embargo, también hay casos especiales en los que los vómitos pueden ser un signo de un problema médico latente.

Si te preguntas por qué tu gato vomita cualquier tipo de vómito, aquí hay una guía simple para saber si es normal o si es hora de llamar al veterinario.

¿Por qué mi gato vomita un líquido transparente?

Si tu gato vomita un líquido transparente, podría ser una señal de que bebió demasiada agua o bebió demasiado rápido. El vómito líquido claro suele ser líquido del tracto digestivo del gato, con mayor frecuencia jugos gástricos. Este jugo suele ser una mezcla de líquido estomacal y moco del esófago.

Sin embargo, también existen otras causas de vómitos en los gatos, y algunas pueden no ser tan simples como que tu gato beba demasiada agua o comida para gatos.

Posibles causas de los vómitos de tu gato

Si bien las posibles causas de los vómitos de un gato pueden ser simples y obvias, otras posibles razones pueden requerir un trabajo de investigación para ti y tu veterinario.

Aquí hay algunas otras posibles razones por las que tu gato podría estar vomitando:

1. Bolas de pelo

Las bolas de pelo son una de las razones más comunes por las que tu gato puede estar vomitando. A los gatos les encanta lamer su pelaje, y cuando lo hacen, sus lenguas ásperas arrancan el pelaje de su cuerpo y terminan tragándoselo. Cuando se acumulan grandes volúmenes de pelo en el estómago, hay que eliminarlo del cuerpo porque no se puede digerir.

Cuando empiecen a formarse bolas de pelo en el estómago de tu gato, es probable que vomite.

Consejo: la implementación de bebederos en la dieta de tu gato puede ayudar a reducir la deshidratación, que es una gran causa de problemas digestivos y de salud en los gatos, como bolas de pelo y cálculos renales.

2. Cuerpo extraño u obstrucciones

Si tu gato ha tragado un cuerpo extraño, como una pequeña parte de un juguete, una cuerda o cualquier otro objeto diminuto, la tendencia natural del estómago es eliminarlo.

Cualquier bloqueo u obstrucción dentro del tracto gastrointestinal de tu gato hará que tu gatito intente expulsarlo de forma natural. Pero cuando tu gato no tiene éxito, puede expulsar el vómito en lugar del objeto extraño.

Cuando el gato no puede sacarlo del estómago, debe llevarlo a la sala de emergencias y, en algunos casos, la cirugía de emergencia debe ser realizada por un veterinario.

3. Malestar estomacal

Algunos problemas de gastroenteritis pueden hacer que tu gato comience a vomitar. Tu gato puede estar sufriendo de indigestión, puede haber ingerido toxinas como veneno para ratas o puede estar sufriendo efectos secundarios de los medicamentos, o incluso un cambio en la dieta, lo que le ha provocado malestar estomacal.

Leer: Son eficaces y seguros los aceites para pulgas en gatos

4. Alergias alimentarias

Si recientemente has agregado nuevos alimentos a la dieta de tu gato, tu gato puede estar sufriendo de alergias alimentarias que han causado inflamación en el tracto digestivo y, por lo tanto, han provocado vómitos en tu gato.

Las alergias también pueden causar enfermedad inflamatoria intestinal, que también provoca vómitos en los gatos.

5. Enfermedades

Algunas enfermedades pueden hacer que tu gato vomite. Si tu gato ya ha sido diagnosticado, los vómitos pueden ser una señal de que la enfermedad está progresando y debes llevarlo al veterinario de inmediato.

Si tu gato vomita más de lo habitual, esto podría ser una señal de que puede tener una enfermedad subyacente que desconoces. Algunas enfermedades como la pancreatitis, la enfermedad renal y el hipertiroidismo, entre otras, pueden hacer que tu gato vomite más de lo habitual.

6. Parásitos

Si tu gato ha ingerido un parásito, como una lombriz intestinal, es probable que esté vomitando la lombriz. Un simple procedimiento de desparasitación puede eliminar el parásito del cuerpo y evitar que vomite.

¿Cuándo deberías llamar al veterinario?

Estos son los casos en los que debes llamar al veterinario o llevar a tu gato a urgencias:

  • Cuando tu gato vomita más de una o dos veces por semana.
  • Cuando tu gato muestra otros signos de enfermedad, como pérdida de peso, letargo, salivación, diarrea, náuseas o pérdida del apetito.
  • Cuando tu gato ha estado vomitando durante varias semanas, incluso sin otros síntomas.
  • Cuando el vómito tiene otras tonalidades, como verde, marrón o rojo. Estos colores pueden indicar sangrado en el tracto gastrointestinal, ulceraciones y otros problemas digestivos.
  • Cuando a tu gato se le diagnostica una enfermedad, los vómitos son una señal de que su enfermedad está progresando.
  • Si sospechas que tu gato ha ingerido un objeto extraño.

Si tu gato tiene estos síntomas además de los vómitos, debes llevarlo al veterinario de inmediato.

Cómo tratan los veterinarios los vómitos en los gatos

Cuando llevas a tu gato al veterinario, es mejor saber si ha estado vomitando de forma aguda o crónica.

Aguda es cuando el vómito ocurre repentinamente y crónico es cuando tu gato vomita más de una vez a la semana.

Para los vómitos agudos, un veterinario puede administrar algunas pruebas no invasivas, como un hemograma completo o un análisis de sangre regular para examinar la salud de tu gato, un examen fecal, así como una radiografía abdominal para descartar un tumor.

Un veterinario puede requerir pruebas más invasivas para los vómitos crónicos, como un panel gastrointestinal, radiografías de tórax o una ecografía abdominal.

Es importante tener en cuenta que los remedios caseros no se recomiendan para gatos que están vomitando. Esto se debe a que el tratamiento debe basarse en la causa de los vómitos de tu gato. A veces puede ser difícil saber por qué, por lo que debes llevar a tu gato al veterinario si sospechas que algo anda mal y tu gato ha estado bebiendo demasiada agua.

Cómo evitar que tu gato vomite

A continuación, presentamos algunos consejos sencillos para evitar que tu gato vomite en el futuro:

  • Retira todos los juguetes, artículos pequeños, cuerdas y otros objetos que tu gato pueda masticar que estén en la casa.
  • Ten cuidado con la dieta de tu gato; asegúrate de no darle demasiados bocaditos o golosinas fuera de su dieta habitual.
  • Cuando le presentes a tu gato un nuevo alimento, asegúrate de hacerlo gradualmente.
  • Si tu gato vomita constantemente bolas de pelo, puedes pedirle a tu veterinario que te recete un remedio de venta libre para las bolas de pelo.
  • Si has adoptado a tu gato y no estás seguro de los problemas de salud subyacentes, una prueba de ADN de gato puede ser una buena idea para verificar el historial de salud de tu gato.
  • Si tu gato ha vomitado, no le des nada durante varias horas. Después de eso, aliméntelo lentamente con la dieta normal durante 24 horas.

Leer: Cómo mantener saludables a nuestros gatos

Conclusión

En la mayoría de los casos, un gato que vomita un líquido transparente no es un signo de preocupación, ya que esto podría deberse a que tu gato beba demasiada agua demasiado rápido.

Sin embargo, cuando el gato continúa vomitando o el líquido se vuelve de algún color, especialmente verde, marrón, rosa o rojo, esto podría ser un signo de un problema más grave. Cuando tu gato vomita repetidamente y hay síntomas asociados, es hora de llevarlo al veterinario.

Algunas cosas pueden evitar que tu gato vomite, como la medicina con bolas de pelo, una prueba de ADN del gato para determinar su historial de salud, quitar hilos y otros elementos pequeños de la casa e introducir una dieta especial.

Aunque el vómito líquido claro puede no ser motivo de preocupación, lleva a tu gatito al veterinario si no estás seguro de su salud.

 

Deja un comentario