¿Pueden los gatos comer patatas? ¿Son saludables y seguras?

¿Pueden los gatos comer patatas?  ¿Son saludables y seguras?

Como padre de una mascota, siempre debe asegurarse de que lo que está alimentando a su gato sea seguro y saludable. Los gatos tienen estómagos muy sensibles y muchos tipos de alimentos son peligrosos para ellos.

Las papas son uno de los alimentos básicos más comunes en una cocina, ya sea en una cocina doméstica o comercial. Están llenos de carbohidratos y nutrientes y, por supuesto, también son deliciosos.

Pero, ¿pueden los gatos comer patatas? ¿Qué sucede cuando le das a tu gato patatas fritas o puré de patatas? ¿O qué tal las batatas?

Vamos a averiguar.

¿Puedes darle patatas a tu gato?

La respuesta es sí; puedes alimentar a tu gato con patatas. Si está comiendo papas fritas, papas fritas o puré de papas, es perfectamente aceptable dárselas a su gato. Pero, al igual que cualquier otro alimento rico en carbohidratos, no significa que deba dárselo a su gato.

Las papas no son tóxicas para los gatos, y si tu gatito ha lamido las sobras de tu puré de papas en el fregadero de la cocina, no debes entrar en pánico. Las patatas no suponen ningún peligro para la salud de los gatos, siempre que estén cocidas y en pequeñas cantidades.

¿Los gatos necesitan comer patatas?

Los gatos no necesitan comer patatas, ya que es un alimento rico en carbohidratos. Los gatos son carnívoros obligados y obtienen sus nutrientes de la carne. Los gatos necesitan proteínas y ácidos grasos, que no pueden obtener al comer patatas.

Cuando un gato come patatas, solo sirve como un sabroso manjar y no ofrece nada en cuanto a nutrición. Al igual que el pan, las patatas son calorías vacías y, cuando se consumen en grandes cantidades, pueden provocar una deficiencia de proteínas en los gatos.

Un gato de diez libras necesitaría alrededor de 200 calorías por día, y si consume grandes cantidades de papas, esto no deja mucho espacio para las proteínas y grasas que su gato necesita.

Las papas están bien para dar como obsequio o guarnición. Aún así, nunca deben usarse como una alternativa a la carne o la comida comercial para gatos, que están llenos de vitaminas y minerales que brindan a los gatos sus necesidades nutricionales completas.

La respuesta es no. Analicemos los diferentes tipos de alimentos que están hechos de patatas, así como patatas crudas y batatas.

1. Patata cruda

Las patatas crudas nunca deben darse a los gatos. Esto se debe a que la papa cruda contiene glicoalcaloide solanina, un compuesto activo en la papa cruda que la protege a medida que crece. La solanina es venenosa para humanos y felinos.

La papa cruda también es dura, lo que podría convertirse en un peligro de asfixia para los gatos. Cuando se ingiere, la papa dura también puede convertirse en un bloqueo digestivo dentro del estómago del gato, lo que puede causar problemas gastrointestinales, como indigestión, vómitos, gases e incluso diarrea.

2. Batatas

Si bien las batatas no contienen solanina, los gatos no las toleran bien. No pueden digerir las batatas en el estómago, lo que significa que podría provocar síntomas de malestar estomacal, como vómitos, diarrea, hinchazón y gases excesivos.

3. Papas cocidas

Los gatos pueden comer patatas hervidas porque el proceso de cocción elimina la solanina. Puede alimentar a su gato con puré de papas cocido mezclándolo con su comida húmeda para gatos o como guarnición de su comida seca para gatos.

4. Papas fritas

Los gatos pueden comer papas fritas siempre que no tengan mucha sal, especias o hierbas. Las papas fritas simples con un poco de sal están bien.

5. Papas fritas

Los gatos pueden comer patatas fritas, pero ¿deberían hacerlo? Las patatas fritas no son tóxicas, pero su alto contenido de sal puede ser riesgoso para los gatos que padecen enfermedades cardíacas, renales o hepáticas e hipertensión.

Cómo alimentar a tu gato con patatas

El proceso de cocción es fundamental cuando quieres darle patatas a tu gato. El calor elimina la solanina y también asegura que tu amigo felino los digiera fácilmente.

Es importante tener en cuenta que no debe agregar especias, hierbas y otros ingredientes a su puré de papa cocido. Recuerda que el ajo y la cebolla son muy tóxicos para los gatos. Algunas hierbas y especias también pueden ser peligrosas para su gato.

Cuando los gatos comen puré de papas, debe ser lo más sencillo posible, sin ingredientes agregados. Puede agregar el puré de papas encima de la comida húmeda de su gato o mezclarlo bien. O también puedes ponerlo en un bol.

La línea de fondo

Sí, los gatos pueden comer patatas, siempre que estén bien cocidas y no tengan ingredientes añadidos. Las papas crudas son increíblemente venenosas, no solo para los gatos sino también para los humanos. Si tiene gatos curiosos, debe mantener sus papas crudas dentro de áreas difíciles de alcanzar o en recipientes sellados.

Darle un premio ocasional a tu gato está bien en pequeñas cantidades siempre que conozcas los riesgos. Lo más importante que debe hacer como padre responsable de un gato es saber qué tipos de alimentos son seguros para sus gatos y cuáles son altamente tóxicos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.