Cómo dar medicamentos a un gato (líquidos o sólidos): 6 trucos fáciles

Cómo dar medicamentos a un gato (líquidos o sólidos): 6 trucos fáciles

Hoy recibí un correo electrónico de un padre de mascotas preocupado, Lizzie, que tiene dos gatitos de 5 meses que necesitan tomar medicamentos orales para la desparasitación durante la próxima semana.

Como estoy seguro de que todos poswia adivinar, incluso si no hubierais leído el título de esta publicación: los gatos no quieren tomar la medicación. Todo esto lleva a una batalla de ingenio, donde el humano busca la mejor opción.

El rechazo del medicamento puede deberse a que el medicamento sabe terrible, o podría deberse al hecho de que el medicamento se administra con una jeringa y que la experiencia completa de la jeringa probablemente no sea la experiencia más cómoda para los gatitos.

De cualquier manera, déjame mostrarte el correo electrónico de Lizzie antes de que entremos en algunos trucos para hacer que darle la pastilla sea más fácil para sus gatitos:

Soy un nuevo dueño de gato para dos gatitos muy dulces de 5 meses, hermana y hermano. Aunque ambos son increíblemente cariñosos, ODIAN recibir sus medicamentos orales a través de una jeringa (sulfadimetoxina para algunos gusanos … la señora que los rescató me lo dió y me queda una semana más).

O desprecian su sabor, o simplemente soy terrible administrándolo. Después de una especie de batalla, me rendí, pero ambos gatitos siguieron enojados conmigo durante las siguientes  dos horas. ¡Es tan triste!

¿Algún consejo para hacer esto de manera efectiva? ¿Puedo poner el medicamento oral en su comida? ¿Agua?

Ahora, Lizzie, definitivamente estás en el camino correcto cuando se trata de pensar en formas alternativas de hacer que tus gatitos tomen ese medicamento sin tener que usar una jeringa.

Hay algunos problemas con las dos opciones que ha enumerado, que analizaré primero. Uno de los dos es viable si lo haces de una manera específica, pero entraré en eso en detalle.

Inmediatamente después de discutir qué técnicas querrás evitar usar para que un gatito tome medicamentos, hablaré sobre un montón de trucos que puedes usar para que tus gatos, con suerte, se traguen ese medicamento sin el uso de una jeringa.

¡Con suerte, al menos uno de estos funcionará, sin dolor, y no estareis más horas esperando que los gatitos dejen de estar enojados contigo!

Técnicas para administrar medicamentos que debes evitar

1. No mezcles medicamentos en el agua del gato

Poner medicamentos en el agua del gato es una muy mala idea. Es la opción que tiene menos probabilidades de hacer que tus gatos ingieran medicamentos y, lamentablemente, también podría hacer que tus gatos se deshidraten.

Los gatos son muy malos para beber agua. En realidad, muchos gatos necesitan que los animen a beber tanto como deberían.

Por lo tanto, cualquier cambio en el sabor del agua, como en la forma de un medicamento repugnante que entra en su suministro de agua, tiene una buena probabilidad de hacer que su gato odie beber hasta el punto en que deje de beber por completo, causando problemas peores.

No solo eso, sino que los gatos generalmente no beben mucha agua a la vez, por lo que es poco probable que si tu gato toma medicamentos mezclados con agua, obtenga la dosis correcta antes de terminar de beber.

Pero la siguiente sugerencia que tiene es un sólido que podría funcionar, bajo condiciones específicas. Entremos en esos.

2. No mezcles medicamentos con la comida habitual de tu gato

El problema de mezclar medicamentos en la comida de tu gato realmente se reduce a la forma en que lo haces.

Si está colocando el medicamento en la comida habitual de un gato y esperas que se coma todo, incluido el medicamento, es posible que tu gato se niegue a comer la comida por completo (si puede oler el medicamento o probarlo y no le gusta el olor o el sabor).

Obviamente, esto no es bueno, ya que no quieres que ningún gato haga una huelga de comida.

Una huelga de comida es un juego que tu gato puede ganar. Los gatos suelen ser quisquillosos con la comida y, por lo general, no se ajustan a sus deseos y finalmente “se rinden y comen” cuando tienen hambre.

Dado que, para empezar, son tan quisquillosos con la comida, alterar el sabor de su comida habitual con medicamentos significa que puede desperdiciar toda la comida.

¿Otra mala alternativa? Tu gato podría terminar comiendo parte del alimento / medicamento, pero no ingiriendo todo el lote y, por lo tanto, no obteniendo todos los medicamentos que necesita.

Después de un bocado o dos, tu gato podría alejarse de la comida insatisfecho con el sabor, y nunca sabrá cuánta medicina consumió realmente.

O, si el medicamento no se mezcla de manera uniforme, nunca se sabe, tu gato podría comer alrededor del medicamento por completo. Los gatos son inteligentes.

A no ser que…

El truco para hacer que la combinación de alimentos y medicamentos funcione es enmascarar el medicamento en un bocado, en lugar de una comida completa.

Cómo lidiar con esto si estás tratando de usar la comida habitual de tu gato: retira la comida durante unas horas (si abre el alimento), espera hasta que tu gato esté bien y tenga hambre, luego juega con tu gato un poco hasta que él o ella esté cansado.

Finalmente, entrega solo una mordida de comida, mezclada con el medicamento. Y asegúrate de que tu gatito se lo coma todo. Si todo falla, vuelve a hacerlo otra vez. Si tu gato se niega a comer, prueba una de las soluciones alternativas que tengo.

Puedo ver que esto funciona fenomenalmente bien, y es lo que recomendaría hacer en la mayoría de los casos.

3. No uses leche o queso para que tu gato ingiera medicamentos

Algunos gatos adoran el sabor de la leche y / o el queso, y aunque los gatos son intolerantes a la lactosa, algunos gatos pueden consumir bastante antes de sentir los efectos.

Aunque no deberías dar a los gatos leche o queso para enmascarar la medicina, porque, como señaló la Dra. Tawnia Shaw, en una entrevista con PetMD: “algunas medicinas no funcionan bien si se toman con alimentos ricos en calcio. La doxiciclina, un antibiótico, por ejemplo, se une al calcio y luego no se absorbe”.

¿Es posible que su medicamento en particular esté bien si se toma con leche o queso? Sí, pero no creo que valga la pena correr el riesgo.

Hay otros bocaditos (algunos hechos para gatos, algunos “alimentos para humanos”) que son opciones mucho mejores si realmente necesitas probar algo además de la comida principal de tu gato.

Cómo administrar fácilmente medicamentos líquidos o sólidos a un gato con bocaditos

1. Usa paté de gatito para que los gatos ingieran medicamentos

Ahora, ya tienes gatitos, por lo que es probable que los estés alimentando con paté de gatito para empezar, pero si no lo haces y estás usando croquetas, prueba un poquito de paté de gatito con el medicamento en su interior.

Para aquellos que lean y tengan gatos adultos: les animo a que prueben coger paté de gatito para usar como bocadito para enmascarar el sabor de la medicina.

El paté de gatito está especialmente formulado para ser sabroso para los gatos, y en mi experiencia, todos mis gatos adultos van absolutamente locos por el.

Es mucho más difícil hacer que un gato coma medicamentos mezclados con comida para gatos cuando a tu gato no le gusta esa comida, y los patés de gatito generalmente son irresistibles.

2. Golosinas para que los gatos coman medicamentos

Ah, bolsitas de golosinas. Esos productos sabrosos que parecen croquetas que puedes abrir, meter una pastilla, sellar, luego dárselos a tu mascota y ver cómo tanto tú como tu gatito recibís un premio al mismo tiempo.

No puedo imaginar algo más ideal para los gatos que toman medicamentos con regularidad.

3. Uso de comida húmeda para que los gatos coman medicamentos

Puedes usar comida húmeda regularmente para que los gatos ingieran medicamentos. Una vez más, asegúrate de dar una cantidad muy pequeña con el medicamento, para que todo se reduzca en unos pocos lamidos.

Si tienes un gato que ya come comida húmeda, y no está comiendo la comida si contiene medicamentos, necesitarás obtener un alimento húmedo a base de salmón, ya que tal vez el olor y el sabor fuertes ayuden tapar el olor y el sabor de la medicina.

4. Vaselina como refrigerio para que los gatos ingieran medicamentos

Está bien, esto puede ser extraño, pero lo voy a enumerar de todos modos. Utilizo vaselina para prevenir las bolas de pelo, y algunos de mis gatos se vuelven locos por esas cosas.

No uso mucho, una gota para unos trozos de croquetas una vez al mes o una vez a la semana si los gatos tosen mucho, y todo se hace mucho más fácil de esta manera.

Sé que si tuviera que hacerlo, podría usar vaselina para enmascarar la medicina debido a lo mucho que les gusta a mis gatos.

Sin embargo, no haría un buen trabajo enmascarando los malos sabores, así que creo que hay otras alternativas mejores. Especialmente si no sabes si a tu gato le gusta la vaselina.

5. Usar mantequilla de maní para que los gatos coman medicamentos

Algunas personas tienen gatos que le encanta la mantequilla de maní y lo comen como bocadito siempre que tienen la oportunidad.

Si sabes que esto también funciona para tu mascota, y sabes que tu mascota no es alérgica al maní (sí, los gatos pueden tener alergia al maní, aunque es raro), esta es una excelente opción para enmascarar el sabor de la medicina para que tu gato lo ingiera.

¡No des demasiado! No querrás que tu gato coma en exceso este refrigerio o que lo coma en lugar de su comida principal.

6. Usa otro refrigerio favorito para que los gatos coman medicamentos

Siempre que no tengas productos lácteos y sepas que lo que hay en el menú está bien para que lo coma un gato, como pollo cocido, por ejemplo, puedes darle un poco de eso mezclado con medicamento para ver si tu gato se come el medicación por su cuenta felizmente.

Definitivamente me mantendría alejado de los bocaditos líquidos y optaría por pastitas o alternativas más sólidas, porque a veces los gatos pueden ser inconstantes al beber. Pero tú conoces mejor a tu gato, por lo que sabrás lo que probablemente devoraría felizmente.

Solo asegúrate de que no entre en conflicto con el medicamento y asegúrate de que todo lo que le ofreces lo pueda comer fácilmente en unos pocos lamidos, para que no pase que no ingiera todo el medicamento como debería.

¿Qué piensas sobre cómo administrar medicamentos a los gatos?

¿Alguna vez has tenido que dar medicamentos a los gatos? ¿Cómo lo hiciste? ¿Lo harías de manera diferente en el futuro?

¿Tienes algún consejo para Lizzie o para alguien más que esté en el mismo caso, o uno similar?

¿Tienes alguna historia que compartir sobre gatos que aceptan o se niegan a tomar medicamentos? ¿Tiene alguna solución que no esté comentada aquí?

¡Me encantaría leer tus experiencias sobre el tema en los comentarios a continuación!

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.