TODO SOBRE LOS BRITISH SHORTHAIR

TODO SOBRE LOS BRITISH SHORTHAIR

El gato British Shorthair o gato Británico de Pelo Corto es famoso y reconocido mundialmente por ser la misma raza del gato que aparece en el cuento de Alicia en el país de las maravillas. Originario de Inglaterra, esta raza de gato ha maravillado a miles de ingleses durante años por ser una de las razas más favoritas y más apreciadas debido a su característico físico y su interesante carácter.

Gatos British shorthair crema y azul

ORÍGENES

Los gatos British shorthair, ya mencionado anteriormente, son originarios de Inglaterra a finales del siglo XIX y, seguramente, es la raza de gato inglesa más antigua, pues tienen sus antepasados en los gatos domésticos de Roma. Este linaje era muy apreciado primero por su fortaleza física y su destreza para cazar, pero pronto fue reconocido y valorado, también, su comportamiento tan tranquilo, su resistencia y su lealtad al hombre. Desde el siglo XIX, la cría de gatos de raza comienza a despertar interés, celebrándose reuniones, exposiciones y juntando todos los conocimientos que se tenían en aquella  época para instaurar diferentes estándares, según las razas. Estos empezaron a convertirse en una de las razas favoritas debido al auge de las primeras ferias felinas de la época y fueron destacando cada vez más. Sin embargo, los problemas vinieron a partir de la segunda guerra mundial, pues la raza casi llegó a extinguirse en los años 1950. Gracias a los esfuerzos de varios dueños de criaderos de British Shorthair, se logró revitalizar la raza en los años 1970.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

El british shorthair es un gato compacto, macizo, elegante y equilibrado, con un porte sólido y majestuoso. Posee un cuerpo afelpado, de talla mediana y grande, un pecho amplio y patas cortas y robustas de tamaño mediano. La cola es gruesa en la base y se afina en la punta. La cabeza es redonda, mostrando cierta anchura entre ambas orejas. Las mejillas son redondas, grandes y abiertas. Las hembras, levemente menos rudas que los machos, los cuales tienen una barbilla más grande. Estos detalles se aprecian cuando el gato ha alcanzado la madurez sexual y el desarrollo completo, a partir de los 3 a 5 años de vida. El pelaje de los british shorthair es más denso y sedoso que el de un gato común de pelo corto y posee una textura muy compacta, es corto, esponjoso y firme al tacto, de aspecto reluciente. Esta raza no posee doble capa.

El gato adulto puede llegar a pesar entre 4 y 8 kilogramos de peso.

VARIEDADES

Los colores de esta raza de gato son:

BLANCO

Blanco puro, con matizes amarillos. Los ojos de este color pueden ser zafiro intenso, azul, oro o cobre y la nariz y las almohadillas son de color rosado. 

Gato British shorthair blanco

NEGRO

Negro completo, desde la raíz, sin presencia de color blanco. Los ojos de este pueden ser dorados o cobres y la nariz y almohadillas son de color negro, también. 

Gato british shorthair negro

AZUL

Es el color más característico y conocido de esta raza. Puede ser azul (gris) claro o una tonalidad de azul intermedia, sin marcas o manchas de otros colores. Los ojos pueden ser dorados o cobre. 

gato British shorthair azul

ROJO

Son de un color rojo (anaranjado) profundo, sin manchas de color blanco. Los ojos pueden ser de color dorado o cobre. 

Gato British shorthair rojo

CREMA

Presentan tonalidades claras de color beige y los ojos son dorados o cobre. 

Gato British shorthair crema

LILA

El Lila tiene el pelaje de color gris rosado. Como otros gatos British de pelo corto, este es de naturaleza dulce y agradable.

Gato British shorthair lila

AHUMADO

Son las distintas tonalidades de gris

Gato British shorthair ahumado

CINNAMON & FAWN

El color Cinnamon es parecido al color chocolate (marrón intenso) y el color Fawn al crema (beige).

El abanico de colores se amplía mucho más si a estos, el cinnamon y fawn, les añadimos el blanco, pues tendremos los bicolores y tricolores, o incluso blancos enteros. Hay que tener en cuenta que los tricolores únicamente pueden ser hembras. 

SPOTTED

En el Spotted plateado las marcas negras están sobre un fondo de pelo de un tono plateado muy pálido. En el Spotted azul, las manchas son de un azul grisáceo sobre un fondo ligeramente más claro.

Gato British shorthair spotted

TABBY

Se presenta en una amplia gama de colores, las marcas deben ser densas y muy definidas; las patas barradas, con pulseras. La cola es anillada también de forma equilibrada y debe tener varios collares en el cuello y en el pecho.

Gato British shorthair tabby

TABBY AZUL

El color de fondo, labios y mentón son de un color marfil azulado pálido, y las marcas azules son muy intensas, favoreciendo el contraste con el color de fondo.

Gato British shorthair tabby azul

TABBY ROJO

El color de la base es rojo (naranja) donde se incluyen labios y mentón. Las marcas son de un color intenso y lustroso rojo, que se distingue bastante del color de fondo. El color de los ojos es dorado, naranja o cobre.

Gato British shorthair rojo

TABBY MACKEREL ROJO

Las marcas que presenta son densas, muy definidas y tienen el aspecto de finas líneas. Las patas y cola estan uniformemente rayadas con brazaletes estrechos. Hay varios collares estrechos alrededor del cuello. La cabeza también está rayada, presenta una «M» en la frente y líneas que parten desde los ojos hacia atrás. Las líneas se unen a lo largo de la columna, formando una mancha oscura, se forman trazos finos que caen por los laterales desde la columna.

Gato British shorthair mackarel rojo

PLATEADO

El color es un pálido plateado claro, incluyendo labios y mentón, y las marcas son de un color negro muy denso. Presentan los ojos de color verde o avellana.

Gato British shorthair plateado

TIPPED

Es una variedad muy reciente que surgió al introducir el Chinchilla en el programa de cría del gato Británico. El resultado es un felino de pelo corto de tipo Británico pero con el pelaje moteado y brillante típico del Chinchilla. El color es plateado y está restringido a las puntas del pelo, mientras que la capa interior es muy pálida pareciéndose al color blanco puro.

Gato British shorthair tipped

CAREY

Presentan marcas negras y rojas, tanto oscuras como claras, que se sitúan de manera equilibrada por encima de la cabeza, cuerpo, patas y cola. Los colores son brillantes, libres de difuminados, motas y manchas atigradas, y sin manchas blancas. Tienen los ojos de color dorado, naranja o cobre.

Gato British shorthair carey

CARÁCTER

Uno de los aspectos por los que tanta gente se decanta por esta raza es su carácter a demás de su peculiar físico. Es un gato tranquilo, dulce, mimoso, juguetón aún en edades adultas y muy cariñoso. No es un gato independiente, es feliz estando en compañía de sus dueños a los que adora y sigue a todas partes, recibiéndolos al llegar a casa y buscando siempre el contacto o la cercanía. Es también un buen amigo de los niños y de otros animales con los que juega ya que no es agresivo ni territorial, comparándolo con otras razas. Se adaptan fácilmente a la vida tanto en un pequeño apartamento o piso como a la vida en el campo. En definitiva, el British es un gato tranquilo aunque juguetón, dulce sin llegar a ser muy empalagoso y sobre todo es una adorable mascota. Por todo lo mencionado, por su carita mofletuda y su cuerpo rechoncho, el British se le puede considerar el compañero perfecto para convivir en nuestra casa.

CUIDADOS

Los cuidados del British son muy sencillos, similares a los que necesita cualquier otra raza de pelo corto. Para mantener su pelaje cuidado será suficiente con un cepillado 1-2 veces por semana para eliminar el pelo sobrante, hacerlo con más frecuencia en las épocas de muda que tienen lugar en primavera y suponen una gran pérdida de pelo y subpelo y así evitaremos que lo ingiera al lamerse. Se puede utilizar un peine de púas metálicas para gatos. Si nuestro gato no sale al exterior de nuestra vivienda, no es necesario bañarlo muy a menudo, pero cuando lo hagamos habrá que usar productos específicos para gatos. Se aconseja revisar y limpiar los ojos y las orejas de nuestro minino cuando observemos exceso de lágrima o legañas en los ojos (lagrimeo), o cera en las orejas. Basta con una gasa o similar (evitar el algodón para los ojos) y algún producto indicado para ello.

Su cajón de arena deberá situarse en un lugar accesible para él, separado de su comida y ventilado. Es importante la calidad de su comida, pues más sano crecerá y por tanto, más tiempo regalará su amor y compañía. Debe tener a su disposición agua fresca y limpia todos los días.

Cabe recordar que está prohibida la amputación de las uñas, el llamado «declawing», una atroz mutilación. Con unas tijeritas especiales se le puede cortar las uñas de las patas delanteras, y también traseras hacer, y así hacer un mantenimiento, teniendo mucho cuidado. Si es la primera vez, es mejor que lo enseñe un veterinario. También se mantienen perfectamente proporcionándole un rascador, encontrándose un sinfín de modelos en el mercado.

ENFERMEDADES

Las enfermedades más comunes del gato british shorthair son las que se muestran a continuación.

  • Enfermedad Poliquística Renal (PKD). Trastorno en el que se forman quistes con líquido en los riñones que van aumentando de tamaño gradualmente, llegando a provocar un fallo renal.
  • Cardiomiopatía Hipertrófica Felina (HCM). Anomalía del miocardio que se caracteriza por una tumefacción del músculo del ventrículo izquierdo sin una causa aparente, provocando en algunos casos anomalías cardíacas.

Al ser enfermedades hereditarias, no suelen estar presentes en los ejemplares de British Shorthair, ya que los criadores se encargan de elegir a sus procreadores selectivamente, evitando este tipo de enfermedades y consiguiendo de este modo unos cachorros sanos.

Otras enfermedades que puede padecer el British Shorthair, como la obesidad, pues los problemas en el tracto digestivo a causa de las bolas de pelo, y la aparición de parásitos externos debido a su pelaje tan denso, pueden evitarse ofreciendo una alimentación adecuada a las necesidades de esta raza, proporcionando comida malta y realizando los cuidados de higiene adecuados, como el cepillado.

La salud del gato British Shorthair puede verse asegurada si se siguen las pautas que el veterinario ofrecerá para sus cuidados, tanto en la alimentación como en la higiene, así como llevando al días las vacunaciones y las desparasitaciones necesarias, tanto internas como externas. Siguiendo estos consejos, el British Shorthair se mantendrá alejado de las enfermedades propias de los felinos, creciendo de una manera sana y feliz.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.