Sangre en la orina del gato (hematuria): causas, síntomas y tratamiento

Sangre en la orina del gato (hematuria): causas, síntomas y tratamiento
  • Categoría de la entrada:ENFERMEDADES
  • Tiempo de lectura:14 minutos de lectura
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios


Si tu gato ha comenzado a orinar sangre (oficialmente llamado «hematuria»), es probable que estés preocupado. Debes saber qué significa orinar con sangre, cómo tratar los problemas urinarios en los gatos y cuándo contactar al veterinario para que puedas cuidar mejor a tu gato.

Causas de sangre en la orina del gato

El sistema urinario de tu gato comienza en los riñones. La orina producida aquí se mueve a través de los uréteres y se almacena en la vejiga hasta que se elimina a través de la uretra hacia la bandeja.

Las cosas pueden salir mal con cualquier parte de este sistema para causar sangre en la orina de su gato. Los problemas más comunes ocurren en el tracto urinario inferior (vejiga y uretra) y forman un espectro de condiciones llamadas ‘Enfermedad del tracto urinario inferior felino’ o ‘FLUTD’.

Los riñones y los uréteres

Los riñones y los uréteres son una causa rara de hematuria felina. Los riñones que sufren de insuficiencia pueden sangrar, especialmente cuando el gato también tiene presión arterial alta. Los gatos también pueden sufrir tumores en los riñones y los uréteres. En comparación con la hematuria de la vejiga o la uretra, el sangrado de los riñones y los uréteres es raro.

La vejiga

La mayoría de las causas posibles de sangre en la orina de tu gato ocurren en la vejiga y pueden incluir tumores de vejiga, infecciones de la vejiga y cálculos en la vejiga. Sin embargo, la causa más común de sangre procedente de la vejiga es la cistitis idiopática felina o ‘FIC’.

La cistitis idiopática felina solo se puede diagnosticar verdaderamente cuando se han descartado todas las demás causas de cistitis, pero a menudo se presume en gatos jóvenes y sanos porque es muy común.

Todavía no sabemos completamente por qué sucede esto, pero sabemos algunas cosas: parece estar relacionado con el estrés y es más frecuente en gatos de interior, con sobrepeso y con dieta seca. En la FIC, las células de la pared de la vejiga a menudo son defectuosas y tienen muy pocos glicosaminoglicanos para funcionar correctamente. Y el estrés hace que los nervios de la vejiga se estimulen para liberar neurotransmisores que aumentan la inflamación.

Las infecciones de la vejiga ocurren en los gatos, pero con mucha menos frecuencia. La orina felina normal no es un buen lugar para que prosperen las bacterias, por lo que una infección a menudo tiene una causa subyacente, como diabetes o enfermedad renal, donde la orina se altera para el beneficio de las bacterias.

Causas de sangre en la orina del gato
 
La sangre en la orina de los gatos suele deberse a problemas en el tracto urinario inferior (de la vejiga a la uretra), pero también puede originarse en los riñones y los uréteres.

También se pueden formar piedras y cristales en la vejiga de tu gato.

Si bien los cristales pasan sin daño, las piedras pueden causar una gran irritación e inflamación y allanar el camino para infecciones más graves. La causa de los cálculos en la vejiga no se comprende por completo, pero una combinación de factores dietéticos (como las dietas ricas en minerales), el estilo de vida sedentario, la obesidad y la concentración de orina pueden provocar la afección.

La uretra

La uretra es el conducto que conecta la vejiga de tu gato con el mundo exterior, por lo que cualquier problema con la vejiga a menudo también afecta a la uretra.

Los problemas más comunes con la uretra son la inflamación causada por la CIF o el movimiento de cálculos en la vejiga o «urolitos». Las infecciones también son posibles, pero al igual que con la infección de la vejiga, la infección de la uretra es rara.

La uretra también puede estar bloqueada por una piedra (y/o un «tapón» de moco en el gato macho), lo que detiene por completo el flujo de orina. Esta es una emergencia y es probable que tu gato se sienta muy incómodo, se esfuerce, llore y visite la bandeja, pero no producirá nada. Un gato ‘bloqueado’ puede llegar a ser fatal en cuestión de horas, por lo que si observas estos signos, debes visitar al veterinario más cercano lo antes posible.

¿Qué hacer si tu gato tiene sangre en la orina?

Si notas que tu gato tiene sangre en la orina, es hora de hablar con tu veterinario. Si es posible, debes obtener una muestra de orina para analizarla.

Esto se puede hacer usando una arena especial para gatos no absorbente. Como alternativa, si tu gato ha hecho pis en la bañera o en el suelo de baldosas, puedes succionarlo con una pipeta o una jeringa. Si no puede obtener una muestra, no te preocupes, tu veterinario puede obtener una para ti.

Trata de tener una cita dentro de las próximas 24 horas, ya que muchas condiciones que causan sangre en la orina de los gatos son dolorosas.

Tu veterinario querrá examinar a tu gato y sentir su vejiga. Si esta es la primera vez que tu gato tiene este problema, tú y tu veterinario deberéis discutir si investigar más a fondo o probar el tratamiento para la CIF. Si esto es apropiado dependerá de la edad, el sexo y otros síntomas de tu gato.

Es probable que otras investigaciones incluyan análisis de orina, ecografías, análisis de sangre e incluso radiografías.

Tratamiento para la enfermedad del tracto urinario

Tratamiento para la sangre en la orina del gato
 
El tratamiento de la sangre en la orina de tu gato debe abordar la causa subyacente de la hematuria. Para gatos con bloqueo uretral, el tratamiento es urgente e implica cateterismo.

El tratamiento exacto al que se someterá tu gato dependerá de sus síntomas y del diagnóstico final. Para la causa más común, la cistitis, no existe un tratamiento específico. En cambio, los síntomas se controlan con antiinflamatorios.

Hay suplementos a base de hierbas disponibles que pueden ayudar al revestimiento de la vejiga, pero la mayoría de ellos tienen poca evidencia clínica que respalde su uso. Dado que la FIC está asociada con el estrés, los suplementos calmantes también pueden ser útiles.

Por supuesto, si tu gato sufre otro tipo de enfermedad del tracto urinario, el tratamiento puede ser diferente. Los gatos con infecciones, por ejemplo, necesitarán antibióticos y tratamiento para la causa subyacente. Los gatos con cálculos urinarios pueden necesitar una dieta especial para ayudar a reducir los cristales en la orina, y es posible que estos cálculos deban extirparse quirúrgicamente.

Los gatos con la uretra bloqueada necesitarán ser «desbloqueados» con urgencia, pasando un catéter urinario bajo anestesia general. Y los gatos con tumores de vejiga pueden recibir quimioterapia o cirugía como una opción, aunque si esto es apropiado para tu gato es una decisión que debéis tomar tú y el veterinario juntos.

En todos los casos, aumentar la ingesta de agua de tu gato es una parte importante del tratamiento. Puedes hacer esto cambiando a tu gato a comida húmeda, agregando agua a la comida seca de tu gato y animándolo a beber usando una variedad de tazones y fuentes repartidos por la casa.

Leer más: Cuánto tiempo puede pasar un gato sin orinar

Hay nueva evidencia que sugiere que los «suplementos de agua» también pueden aumentar la hidratación en los gatos, por lo que es algo a tener en cuenta en el futuro.

Conclusión

La enfermedad del tracto urinario es muy común en los gatos. Aunque todas las partes del sistema urinario pueden verse afectadas, la causa más frecuente de sangre en la orina es la cistitis idiopática o CIF. Los gatos con FIC son propensos a ataques recurrentes y pueden ser dolorosos. Conocer las señales y saber cuándo llevar a tu gato al veterinario es clave para combatir esta dolorosa condición.

Preguntas frecuentes

¿Qué significa sangre en la orina de mi gato?

La sangre en la orina de tu gato podría indicar una infección, inflamación, cálculos en la vejiga, un tumor en la vejiga o alguna otra forma de enfermedad del tracto urinario. Debe ser investigado por un veterinario para averiguar qué es lo que está mal.

¿Un gato que orina con sangre es una emergencia?

Un gato que orina con sangre es urgente, pero no una emergencia, siempre y cuando se mantenga bien solo. Puede ser peligroso si no se trata y es probable que sea doloroso, por lo que debes ver al veterinario dentro de las 24 horas. Sin embargo, si tu gato deja de orinar y comienza a esforzarse en cualquier momento, esto debe verse como una emergencia.

¿Cómo se trata una infección del tracto urinario en un gato?

Las infecciones del tracto urinario deben tratarse con antibióticos recetados por tu veterinario. Sin embargo, es importante recordar que muchos problemas que parecen una infección urinaria pueden no serlo, ya que las infecciones del tracto urinario son raras en los gatos. Por lo tanto, solo se deben administrar antibióticos si la orina de tu gato tiene una cantidad significativa de bacterias.

¿La infección urinaria de un gato es una emergencia?

La UCI no es una emergencia en gatos. Sin embargo, debe verse dentro de las 24 horas, ya que es probable que sea incómodo. Si tu gato deja de orinar y comienza a esforzarse y a maullar, especialmente si es macho, entonces es una emergencia y debes llamar a la clínica veterinaria abierta más cercana para que te aconsejen.

 

Deja un comentario