Diarrea en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Diarrea en gatos: causas, síntomas y tratamiento

Una de las razones más comunes por las que los gatos son detectados por un DVM es la diarrea y las heces blandas. La diarrea puede ocurrir repentinamente o puede involucrar deposiciones crónicamente anormales. Hay muchas causas de diarrea y, en consecuencia, muchas formas de tratarla.

La diarrea puede ser dolorosa y puede indicar problemas subyacentes, como cáncer, enfermedad inflamatoria intestinal, parásitos intestinales o problemas con la dieta de tu gato. Afortunadamente, la mayoría de los casos de diarrea en gatos se pueden resolver con la ayuda de tu veterinario local.

¿Qué causa la diarrea en los gatos?

La diarrea es causada por un problema osmótico, un problema de motilidad gastrointestinal, un problema de permeabilidad o un problema de secreción. La diarrea osmótica ocurre cuando algo hace que el tracto intestinal absorba demasiada agua en las heces. La diarrea asociada con problemas de motilidad ocurre cuando los intestinos se contraen demasiado o muy poco.

Las úlceras gastrointestinales o el síndrome del intestino permeable pueden causar problemas de permeabilidad intestinal que provocan diarrea. La diarrea secretora ocurre cuando el tracto gastrointestinal está expuesto a toxinas de infecciones bacterianas. A veces, un gato tiene más de una causa de diarrea al mismo tiempo.

Las causas comunes de diarrea, de todos los tipos, pueden incluir:

  • Indiscreción dietética (el gato comió algo que le provocó diarrea, como basura o comida en mal estado)
  • Darle un nuevo alimento a tu gato
  • Sensibilidad a los ingredientes (las sensibilidades a los ingredientes más comunes en los gatos incluyen pollo, ternera, huevos, lácteos y soja)
  • Enfermedad inflamatoria intestinal (ibd)
  • Estrés
  • Cáncer gastrointestinal, como linfoma
  • Enfermedades metabólicas y hormonales, como enfermedad de Addison, hipertiroidismo en gatos mayores, enfermedad hepática, enfermedad renal y enfermedad pancreática.
  • Obstrucción del tracto intestinal con comida o un cuerpo extraño
  • Infecciones virales
  • Infecciones bacterianas
  • Parásitos intestinales, como coccidios, giardia o lombrices intestinales
  • Infecciones por hongos, causadas por comer alimentos viejos que están contaminados por esporas de hongos.
  • Drogas o toxinas

La diarrea en los gatos puede ser aguda (¡Dios mío, sucedió de repente!), Crónica (ha estado sucediendo por un tiempo) o intermitente (comienza y se detiene). La diarrea se clasifica además en diarrea del intestino grueso o del intestino delgado.

La diarrea del intestino grueso, que se observa en gatos con colitis, implica esfuerzo para defecar y pequeñas cantidades de diarrea que pueden tener moco o sangre. La diarrea del intestino delgado implica grandes cantidades de heces, sin esfuerzo, puede ser alquitranada y puede hacer que un gato pierda peso. Tanto la diarrea del intestino delgado como la del intestino grueso pueden causar pérdida de apetito.

¿Cómo afecta la diarrea a la salud de un gato?

gato sentado junto a una caja de arena y mirando hacia arriba

La diarrea puede hacer que un gato se sienta mal y también puede causar problemas graves en el cuerpo.

Además de hacer que un gato se sienta miserable y asqueroso, la diarrea causa muchos problemas en muchos sistemas del cuerpo además del sistema digestivo. La diarrea severa causa deshidratación y desequilibrios de electrolitos que pueden afectar negativamente el sistema cardiovascular, el sistema endocrino, el sistema musculoesquelético y el metabolismo general de un gato.

Además, los gatos con diarrea crónica pueden experimentar una gran pérdida de peso y problemas con la caja de arena, como defecar fuera de la caja de arena. Esto pone a los gatos en riesgo de perder su hogar o incluso su vida debido a la eutanasia en casos graves.

¿Cómo se diagnostica la causa de la diarrea?

Los gatos con diarrea sin resolver o con sangre requieren un examen físico completo, un historial oral del propietario y pruebas de laboratorio de una muestra fecal para determinar la causa de la diarrea.

El tipo de pruebas ordenadas depende de la causa de la diarrea que sospeche el veterinario y puede incluir una flotación fecal, otras pruebas fecales y análisis de sangre y orina. Otras pruebas pueden incluir radiografías, ecografía abdominal, pruebas de pancreatitis, cultivos fecales y biopsia de los intestinos si se sospecha de enfermedad inflamatoria intestinal o cáncer.

¿Cómo se trata la diarrea?

gato sentado en el regazo de la persona y mirando una pastilla

Una vez que hayas identificado que tu gato tiene diarrea, el tratamiento adecuado puede ayudar a detener tanto la diarrea como su causa subyacente.

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Si tu gato defeca afuera, ¡es posible que ni siquiera notes que tu gato tuvo diarrea!

De lo contrario, el tratamiento de la diarrea depende de varios factores, incluida la causa de la diarrea y la gravedad de la diarrea. Los gatos con diarrea leve pueden tratarse con solo alimentarlos con alimentos restringidos en grasas y de fácil digestión, ya sea pollo y arroz caseros o una dieta terapéutica hasta que se observen heces normales.

Si esto no resuelve el problema en un día, tu veterinario puede recetarle probióticos que se pueden mezclar con la comida y los medicamentos antidiarreicos de tu gato.

De lo contrario, la diarrea se maneja deteniendo la diarrea y abordando la causa subyacente. Si tu veterinario sospecha que la diarrea de tu gato se debe a parásitos intestinales, te recetará un desparasitante. Si tu gato tiene diarrea debido a la EII, tu veterinario te hablará sobre los esteroides y el manejo dietético.

Si tu gato tiene una infección bacteriana, se te recetarán antibióticos. Si tu veterinario sospecha que la diarrea se debe a intolerancias alimentarias o alergia a los alimentos, es probable que te pida que cambies a tu gato a una dieta hipoalergénica o una dieta de proteínas novedosas para una prueba alimentaria, y así sucesivamente.

Si tu gato está muy deshidratado, tiene diarrea hemorrágica o está muy enfermo, es posible que debas hospitalizarlo para tratar la diarrea. Si esto ocurre, es probable que a tu gato se le coloque un catéter intravenoso, reciba líquidos y medicamentos por vía intravenosa, y el personal del hospital lo controlará continuamente.

¿Cómo puedo prevenir la diarrea en mi gato?

La mejor manera de asegurarse de que tu gato no desarrolle diarrea es limitar el acceso de tu gato a la basura o alimentos que no sean su dieta habitual, y tratar de no cambiar la comida de tu gato. En su lugar, trata de ser constante y alimenta a tu gato con una marca de comida para gatos de alta calidad.

Desparasita y vacuna adecuadamente a tu gatito, y lleva a tus gatos adultos y muestras fecales frescas al veterinario anualmente para que las examinen y verifiquen el bienestar general y los parásitos intestinales.

La mayoría de los casos de diarrea en gatos se resuelven espontáneamente sin tratamiento; sin embargo, si tu gato tiene problemas intestinales, no dudes en ponerte en contacto con tu veterinario local; él está allí para ayudarlo.

Preguntas frecuentes

¿Qué le puedo dar a mi gato para la diarrea?

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Los gatos con diarrea leve pueden tratarse con solo alimentarlos con alimentos fáciles de digerir y con restricción de grasas, ya sea pollo y arroz caseros o una dieta terapéutica hasta que se observen heces normales.
Si esto no resuelve el problema en un día, tu veterinario puede recetarte probióticos que se pueden mezclar con la comida y los medicamentos antidiarreicos de tu gato.

¿Por qué mi gato de interior tiene diarrea?

Las razones más comunes por las que los gatos de interior tienen diarrea incluyen indiscreción dietética, es decir, el gato comió algo que le causó diarrea, como basura o comida en mal estado, darle a tu gato una nueva comida, sensibilidad a los ingredientes al pollo, ternera, huevos, lácteos o soja, inflamación intestinal enfermedad, estrés, condiciones metabólicas u hormonales, obstrucción del tracto intestinal con un cuerpo extraño, medicamentos o toxinas, o cáncer del tracto intestinal.

¿Qué remedio casero le puedo dar a mi gato para la diarrea?

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Los gatos con diarrea leve pueden tratarse con solo alimentarlos con alimentos fáciles de digerir y con restricción de grasas, como pollo y arroz caseros. También puedes darle a tu gato probióticos que se pueden comprar sin receta. Si esto no funciona o si tu gato está enfermo, comunícate con tu veterinario local.

¿Cuándo debería preocuparme por la diarrea de mi gato?

La mayoría de los gatos con diarrea aguda generalmente solo tienen un episodio de diarrea, están bien después y no requieren tratamiento. Las causas de preocupación incluyen diarrea crónica que no se resuelve con tratamiento, diarrea con sangre, lombrices en las heces, pérdida de peso, pérdida del apetito durante más de un día, o si tu gato está letárgico o parece deshidratado (ojos hundidos, boca seca, frecuencia cardíaca, disminución de la elasticidad de la piel).
 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.