A lo que debes estar atento cuando paseas a tu gato con correa

A lo que debes estar atento cuando paseas a tu gato con correa

Antes de nada indicar es que cuando aquí hablamos de correa nos referimos al arnés para gatos, no es lo mismo una correa para perros que un arnés para gatos. El sistema de sujeción es completamente distinto y nunca debemos utilizar correas para perros en gatos.

Cuando Reinhardt, el gato siberiano y aventurero, y su madre comenzaron a caminar con correa, no solo se le enganchó una correa y salieron.

Hayley Vendiola, una devota mamá de los gatos y compañera de aventuras de Reinhardt, dijo a CBC News que comenzó  a caminar con una correa siendo joven. En sus días de gatito, de hecho. Cuando Reinhardt era solo un joven peludito, Hayley comenzó a entrenar con arneses y correas en interiores, trasladándose al espacio seguro de un patio trasero, y luego a los parques más amplios. Una vez que ella y Reinhardt demostraron tener la suficiente práctica, llevaron sus aventuras a las tierras salvajes.

Para Reinhardt, los paseos son importantes. Recibe la estimulación adecuada, tiempo con su madre y mucha curiosidad por la naturaleza.

Hayley compartió: “Le encanta observar los pájaros, las ardillas…”.

@ siberian_reinhardt /Instagram

Las caminatas también ayudan a Reinhardt a escuchar el eco de sus ancestros felinos predecesores mientras camina por el aire libre, con Hayley explicando: “Él tiene la oportunidad de sacar esos instintos de caza, pero sin que tengamos que preocuparnos de que realmente mate cualquier cosa.”

Sin embargo, Hayley y Reinhardt no son los únicos dos paseantes que disfrutan de las vistas. Al caminar en lugares más poblados, la gente queda fascinada al ver al gatito esponjoso desfilar con su mamá. Reinhardt está acostumbrado a llamar la atención y Hayley sabe cómo mantenerlo a salvo en estas situaciones. Pero uno debe recordar … Hayley y Reinhardt han trabajado mucho y duro para sus paseos y aventuras.

@ siberian_reinhardt /Instagram

Si está interesado en enseñarle a su gato a caminar con arnés y correa, hay cuestiones que debe tener en cuenta.

Ambas caras de pasear a tu gato con correa

En el mundo de los gatos, los expertos felinos están divididos sobre el tema de los gatos que caminan con correas.

Tasha Bukovnik, presidenta de la Asociación de Rescate de Gatitos Huérfanos de Vancouver, siente que los gatos que caminan los exponen al peligro. Como le dijo a CBC News, ver a los gatos aventureros pasear en las redes sociales ha creado una tendencia que ha llevado a la angustia de muchos padres de gatos.

Tasha dijo: “Recibimos llamadas de forma regular para buscar gatos que se han perdido porque los han sacado, se han escapado de su jaula o se han escapado de su arnés”.

“La mayoría de las veces, nunca los volvemos a encontrar. O si lo hacemos, es en circunstancias realmente tristes”.

Otra opinion

La Dra. Claudia Richter, veterinaria y experta en comportamiento de gatos de la Columbia Británica, siente que un catio y otros recintos seguros son una mejor opción para que los gatos experimenten la naturaleza al aire libre. En cuanto a caminar con correa, le preocupa que los felinos escapen de sus arneses. Ella sabe, como muchos padres de gatos, que los gatos son escurridizos, especialmente cuando están asustados o sorprendidos. Pueden desaparecer muy rápido. Dicho esto, la Dra. Richter y su gata, Winnie, a menudo disfrutan de paseos tranquilos porque es bueno para el bienestar general de Winnie.

“Muchos de nuestros gatos están subestimulados y veo esto como una fuente de problemas de comportamiento, como orinar en la casa, trastornos de ansiedad, cosas así”, explicó el Dr. Richter.

Sin embargo, cuando comenzó, tuvo la idea de pasear a su gato junto con los perros, “lo que rápidamente se anuló por el hecho de que mi gato es muy lento”.

Ella está en lo correcto. Los gatos y los perros son especies diferentes y deben tratarse como tal. Es posible que su gato nunca ‘siga’ como el perro, y eso está bien. Entonces, ¿cómo explica el Dr. Richter pasear con un gatito?

“Es ella caminando y la seguimos con la correa … como una especie de oficial de seguridad”.

¿Deberías pasear a tu gato con correa?

Al final, la decisión se reduce a lo que es mejor para tu gato. Sin embargo, antes de comenzar a pasear a tu gato con una correa, considera todos los ángulos y recuerda:

  • Empieza cuando tu gatito sea joven, empieza despacio. No te limites a ponerle un arnés al gato y salir.
  • Deja que tu gato determine la velocidad. Empujarlo demasiado fuerte o demasiado rápido, puede hacer que el gato no quiera ser tu compañero de caminatas.
  • Nunca dejes a tu gato desatendido mientras camina.
  • Si un lugar está demasiado poblado, busca un área más tranquila y menos activa.
  • No entregues la correa a nadie que no tenga experiencia en caminar con gatos cuando estés en público.
  • Considera el entrenamiento con correa como para la salud de tu gato, no para las fotografías.
  • El entrenamiento con clicker es un método probado para enseñar a los gatos la belleza de caminar con correa; después de todo, ¡a los gatitos les gustan las golosinas!
  • Lo más importante es que si tu gato tiene miedo o se siente incómodo con la idea de una correa, no presiones el tema. Encuentra otras soluciones para proporcionar la estimulación y la actividad adecuadas para tu felino.

Familiarizar a tu gato con la marcha con correa es un proceso que progresa poco a poco. La paciencia es una virtud a la hora de entrenar gatos.

Para obtener más información sobre cómo entrenar a los felinos con correa, consulta pasear gatos.

H / T: www.cbc.ca

 

Esta entrada tiene un comentario

  1. Pingback: La guía definitiva para viajar en una autocaravana con gatos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.