¿Por qué los gatos son las mejores mascotas?

¿Por qué los gatos son las mejores mascotas?
  • Categoría de la entrada:GENERAL
  • Tiempo de lectura:6 minutos de lectura
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios

Hay más gatos que perros en Estados Unidos, según Asociación Estadounidense de Productos para Mascotas: 94 millones de gatos y 90 millones de perros. Los gatos gobiernan por muchas razones, incluida la facilidad de cuidado. ¿Tienes un gato? Hay muchas cosas con las que no tienes que lidiar. Aquí hay 12 ejemplos:

Ideal para teleadictos

Por supuesto, a los perros les encanta acurrucarse en el sofá, pero también necesitan tiempo al aire libre con correa. Es cierto que pasear al gato con correa es una opción que cada vez disfrutan más algunos gatos y puede resultar enriquecedora, pero no es una necesidad diaria. En cambio, con un gato, se trata de cerrar los ojos, descansar en tu asiento favorito mientras el gatito «hace pan» y ronronea en tu regazo.

Recogidas fáciles cuando van al baño

Si eres un padre de perro responsable, las bolsas de plástico deben ir contigo a donde sea que lleves a tu cachorro. No existe tal problema para los dueños de gatos, ya que solo hay que recoger en la caja de arena.

¡Lluvia o nieve – no te preocupes!

En las ciudades del norte, un abrigo de invierno para el perro puede ser imprescindible y después de ponerse las botas, ahora viene la lucha por ponerse los botines del perro (y hay cuatro patas con las que lidiar). Si tienes suerte, el cachorro hace su trabajo rápidamente mientras cae la nieve y sopla el viento. Luego está la lluvia. Incluso con una capa, tendrás que lidiar con un perro apestoso y mojado. Los dueños de perros se enfrentan a más inclemencias del tiempo que los carteros.

Demasiado limpio como para babear

“¿Qué es este trapo que llevas?” El orgulloso padre de un mastín responde: «Para recoger la baba». Algunas razas de perros pueden producir suficiente baba para ahogar a un gatito. La sola idea de ver sacudir la cabeza con baba volando por todo el lugar …. eeegs!

Congelador sin ratones

Se ha dicho que una dieta ideal para un gato de interior es una «rata en lata». Cuidado con lo que pides. ¿Qué pasaría si realmente tuvieras que lidiar con eso? Bienvenido al mundo de algunos reptiles domésticos como la boa constrictor y varios lagartos grandes que devoran un ratón de un solo bocado.

Olvídate de cansarte jugando

Los gatos necesitan jugar, pero con la excepción de los gatitos y tal vez algunos abisinios y bobtails japoneses, en realidad no tienen la resistencia canina. Puedes contraer el codo de tenista jugando sin parar durante 30 minutos con un labrador. Los gatos se darán por vencidos mucho antes de la media hora.

Sin malos olores

Los gatos son, por supuesto, meticulosamente limpios y se bañan ellos mismos cuando es necesario. ¿Alguna vez has olido un hurón europeo? En realidad, no es que los hurones estén sucios. Los hurones llevan su olor con ellos. Después de todo, estos animales son parientes de la mofeta. Los hurones son mascotas tremendamente divertidas, pero es posible que necesites una pinza de la ropa para tu nariz. No hay tal problema con los gatos.

Se mantienen limpios

Seamos realistas (es la verdad): algunos perros, especialmente los grandes, pueden tener cierto olor. Y a muchos perros les encanta revolcarse en la cosa más apestosa que pueden encontrar, desde un animal muerto hasta estiércol. Ningún gato jamás pensaría en revolcarse felizmente en algo tan repugnante.

Aman a tu prójimo

Los vecinos nunca se quejan de que los gatos ladren o graznen, eso es porque no lo hacen. A lo sumo, es poco probable que la persona al otro lado de la pared en un apartamento o piso escuche a un gato como lo haría con un perro o un loro. No es que los gatos no tengan mucho que decir, simplemente son menos chillones.

¡Aullidos… No!

Algunos perros pueden aullar sin motivo aparente, tal vez a la luna o más probablemente a los sonidos de los automóviles, los camiones de bomberos y los coches de policía. Los gatos no aúllan a nada.

Van por su propio camino

Los perros de pastoreo son absolutamente brillantes, pero a menudo sus habilidades innatas de pastoreo pueden ser molestas para vivir, como los perros pastores de Shetland, los Border Collies o los pastores australianos que muerden a los niños que corren, mientras trabajan para mantener a todas las obejas en fila. A los gatos no les importa, y no hay necesidad de morderle la cola a nadie.

Nunca serán reclutados

Hasta ahora, el ejército estadounidense no ha puesto a los gatos a trabajar. No hay gatos que olfateen bombas ni gatos que protejan bases militares. El ejército estadounidense no empleó gatos para detectar minas terrestres. Sin duda, los gatos pueden hacer eso, solo que no estoy seguro de que puedan seguir las órdenes militares. Sin embargo, los gatos exigen que sigamos sus órdenes. Cuando los gatos pueden dar órdenes, pueden ser reclutados, pero como comandante.

 

Deja un comentario