Cómo hacer que los gatos y los niños se lleven bien

Cómo hacer que los gatos y los niños se lleven bien


Ya es hora de que decidas enriquecer tus vidas agregando un nuevo miembro felino a tu familia. Considere los siguientes pasos para asegurarse de que usted, sus hijos y su gato tengan una relación saludable:

Opta por el gato adecuado

Las familias deben optar por un gato de al menos 4 meses que sea muy sociable. Abstenerse de gatos aprensivos y aquellos a los que no les gusta que los cuiden. Además, manténgase alejado de los gatos que tienden a ser hostiles a las personas.

Obtenga una introducción adecuada

Si bien es natural que un gato se estrese durante los primeros días en su nuevo hogar, puede ser demasiado emocionante para cualquier niño. Por lo tanto, es esencial mantener un equilibrio entre la emoción de su hijo por estar con el gato y la necesidad del gatito de adaptarse y pasar tiempo solo. Dele a su mascota felina un lugar tranquilo y silencioso en su hogar. Sin embargo, esto no debe estar en la habitación del niño si sus hijos tienen menos de 10 años. Deje que el gato se adapte gradualmente al nuevo entorno.

Áreas seguras

Los gatos deben poder ir a donde quieran, ya sea encima de un árbol o sobre una pequeña puerta. Por lo tanto, los niños deben aprender a respetar estos lugares para asegurarle a un gato que no lo sacarán a rastras. Cuando tenga un niño pequeño, asegúrese de que no tenga acceso a estos espacios. Cuando sus hijos sean mayores, puede hacerles entender por qué deben seguir esas reglas.

Eduque a sus hijos

Es muy ventajoso enseñarles a sus hijos sobre el comportamiento de los gatos. Infórmeles sobre su lenguaje corporal habitual para saber si el gato está feliz o necesita tiempo a solas. Hay una serie de excelentes libros, folletos y videos sobre estos temas.

Que te diviertas

Los niños de todas las edades pueden participar en el cuidado de los gatos, incluida la alimentación, el aseo y la limpieza

caja de arena, jugar con juguetes interactivos como pescar, entre otros. Tanto el niño como el gato se sentirán bien con este tipo de interacciones positivas.

Observe la seguridad

Cuando un gato es perseguido o manipulado incorrectamente cuando intenta escapar, podría arañar a su hijo accidentalmente o a la defensiva. Por lo tanto, es importante enseñarle a manejar y cortar las uñas del gato de forma regular.

No molestar

Sus hijos deben aprender a respetar el territorio de los gatos donde y cuando coman, beban o duerman también y a evitar molestar a un gato que se acerca o usa la caja de arena.

Enseñe con el ejemplo

Muestre a sus hijos la forma en que maneja al gato con respeto y enséñeles por qué es necesario hacerlo y no involucre al gatito en juegos bruscos.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.